dscf2901_0
dscf2901_0

El artista jerezano Sergio Moreno denuncia que dos piezas premiadas en el desaparecido concurso 'Expresión Joven' fueron arrojadas al vertedero por Juventud sin ni siquiera comunicárselo.

Una cosa es que haya obras de arte contemporáneo que den ganas de tirarlas a la basura y otra que una administración pública lo haga literalmente. Y para colmo, después de haberlas premiado en uno de sus concursos. Sergio Moreno es un artista jerezano multidisciplinar, con 32 años y licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla. Sus inquietudes artísticas no conocen campos ni fronteras. Le mete mano a todo: pintura, artes plásticas, música, poesía... Asiduo a concursos y certámenes, la calidad de sus trabajos ha sido valorada en más de una ocasión con primeros premios. En 2010, en la XV edición del malogrado certamen Expresión Joven, que organizaba la Delegación de Juventud del Ayuntamiento de Jerez, obtuvo el máximo galardón por La soledad es un vacío que todo lo llena. Su inquietante medusa hecha por materiales originales le hizo merecedor no solo de un premio dotado con 1.000 euros, sino que su obra fue seleccionada para representar a España en la Bienal de Jovenes Creadores de Europa y el Mediterráneo, siendo expuesta en Tesalónica (Grecia) un año después.

En la siguiente edición de Expresión Joven, en 2011 -la última hasta la fecha-, presentó un nuevo trabajo, Invisible armadura de silencios, con el que logró el segundo premio, valorado en 500 euros. Una mole de tres metros de altura compuesta por unas vigas interiores para el armazón y unas 300 botellas de plástico translúcidas. Por increíble que parezca, ambas obras de arte contemporáneo están hoy en la basura. El Ayuntamiento las ha tirado. "Primero me mató, pero ahora directamente siento vergüenza y rabia de que hayan podido hacer algo así; un trabajo de calidad que el propio Ayuntamiento había valorado otorgándoles premios en los concursos que él mismo promovía". El joven creador se desplazó hace ya más de medio año a la Sala Paúl Espacio Joven, sede de la Delegación municipal de Juventud, para recoger estas dos piezas con el objetivo de trasladarlas a una exposición en el Zoco de Artesanos, pero se encontró con la desagradable sorpresa de que ambas había sido puestas en la basura sin niquiera consultarle. "Me dijeron que no sabían cómo localizarme". Una burda e increíble excusa, teniendo en cuenta que todos sus datos debían estar en la delegación al haber sido varias veces galardonado.

Las obras premiadas en este certamen pasaban a ser propiedad del Ayuntamiento pero el artista podía hacer uso de ellas con fines no lucrativos, como era el caso. La sorpresa, seguida rápidamente de una indignación lógica y brutal, llegó cuando empleados municipales le aseguraron que se habían desecho de ambas obras debido supuestamente al deterioro de las mismas. "Imagínate el tiempo, los meses de trabajo, el esfuerzo y la ilusión que se pone en algo así para que te digan directamente que esas obras están en la basura. Todo ese esfuerzo para esto. Una creación para un artista es como un hijo, me alteré muchísimo porque es lamentable y vergonzoso". 

Nadie le ofreció demasiadas explicaciones. Una estaba en el exterior y supuestamente se destrozó en un concierto de rock al no trasladarla. De la medusa, "me dijeron que estaba en unas cajas pero luego que directamente había ido a la basura". Ningún político le ha pedido disculpas, ni siquiera la entonces responsable de la delegación, la dirigente del PP jerezano Lidia Menacho. "Es curioso que un año antes me dijeran que no podía exponer en la Sala Paúl por no sé qué rollo de austeridad cultural y el mismo día en que me dicen que mis obras estaban en la basura me encuentro con todo el espacio repleto de imágenes de santos y pasos de Semana Santa. Parece ser que esa era la única imagen de Jerez que querían trasladar".

A Moreno no se le ha pasado el cabreo. Al revés. "Ya no solo quiero denunciar públicamente esto por mí, sino por todos los ganadores del concurso en ediciones anteriores que cualquiera sabe dónde están sus obras". A la indignación de la surrealista noticia, el creativo suma el hecho de ni tan siquiera haber saldado a estas alturas la deuda que el Ayuntamiento mantiene por los diferentes premios que ha ido obteniendo. "Me han llegado a deber 3.500 euros en premios, ya que llevaba desde 2008 ganando concursos, y he tenido que ir cobrando el dinero a base de compensarlo por impuestos municipales". Lo que irrita al artista es que cada recibo que ha ido compensando, pequeñas cantidades, le suponía abonar una tasa de 15 euros por este procedimiento. "Si a lo mejor compensaba 60 euros por un sellito, el Ayuntamiento se quedaba 15 euros, con lo cual he ido perdiendo dinero de los premios que había obtenido". "Normalmente mi idea era reinvertir los premios en nuevas obras pero te van asfixiando y al final decides que es mejor no hacer nada porque al final no puedes mantenerte", lamenta. 

En 2008, en el XIII Expresión Joven, la obra del jerezano titulada Jaula de ideas también cosechó el primer premio. La pieza, formada por tres enormes cabezas, también fue seleccionada para representar a España en la Bienal de Jovenes Creadores de Europa y el Mediterráneo, siendo expuesta en 2009 en la National Gallery of Macedonia, ubicada en la capital Skopje. Afortunadamente, esta ha corrido mejor suerte y una limpiadora de las dependencias municipales ayudó a Moreno para que pudiera rescatarla de las cajas en las que se encontraba arrumbada. Todo un despropósito del que por ahora no se han depurado responsabilidades.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído