Correos acumula en Jerez 20.000 cartas y 5.000 paquetes sin entregar por los recortes de personal

estado_asientos_centros_de_trabajo_de_correos_2
estado_asientos_centros_de_trabajo_de_correos_2

Los paros de tres días a finales de marzo han agravado el ya de por sí deficiente servicio, afirma CCOO, que anuncia una jornada de huelga a finales de abril.

Los trabajadores del servicio de Correos en Jerez y la provincia de Cádiz protagonizarán una huelga de 24 horas a finales del mes de abril, si bien aún no se ha concretado un día en concreto. Lo anuncia el sindicato Comisiones Obreras para reivindicar más plantilla, el cese de los recortes y la precarización laboral en Correos y amenaza con hacerlo extensivo a toda la comunidad andaluza si el director de zona "no rectifica en su política de recortes".

Como se recordará, la plantilla de carteros ya protagonizó en Jerez tres jornadas de paros parciales a finales de marzo para protestar por esta situación que en la ciudad se traduce en 80 carteros menos desde 2011, 15 en el último año, lo que ha agravado el ya de por sí mal funcionamiento generalizado del servicio, con barrios enteros sin poder ser atendidos. Es más, como consecuencia de esos tres días de paro se acumulan en las unidades de reparto jerezanas más de 20.000 cartas de correspondencia ordinaria y 5.000 certificados y paquetes. 

Las cifras que maneja el sindicato CCOO apuntan a que la destrucción de empleo en la provincia está muy por encima de la caída del tráfico postal y acusa a la Dirección de Correos de falsear los datos del volumen de correspondencia para, con ello, aplicar el mayor ajuste hasta ahora conocido pues, si bien es cierto que ha habido un descenso del correo ordinario por el influjo de las nuevas tecnologías, indican que, por el contrario, ha aumentado la paquetería entre un 100 y un 200 por ciento y el servicio de notificaciones y correo certificado cerca de un 500 por ciento.

En la misma línea, CCOO denuncia que Correos ha acompañado la destrucción de plantilla con un continuo goteo de restricción de derechos, reducción de la contratación de personal, recorridos kilométricos impracticables diariamente, desregulación, la nula cobertura de bajas y permisos y, además, el último intento, por parte de la Dirección, de convertir contratos de jornada completa en jornadas parciales, "de aplicar minijobs de manera masiva que conllevaría mini-derechos, mini-empleo, mini-salario (500 euros) y mini-servicio a los ciudadanos".

A todo ello el sindicato suma una denuncia a Correos por vulnerar la normativo de prevención de riesgos laborales, así como critica "la inacción" de la Inspección de Trabajo ya que, afirma, se le denunció este incumplimiento el 24 de noviembre de 2015 y ante su "pasividad" se le reiteró la misma denuncia el 2 de marzo del presente año.

La denuncia se basa en el deterioro de las sillas del personal, tanto de oficina como de las unidades de reparto, pero especialmente de éstos últimos, ya que los tornillos sobresalen del propio asiento, lo que resulta molesto y doloroso para los trabajadores que se pasan largas horas sentados en ellas, y además, explica CCOO "conlleva utilizar posturas ergonómicas incorrectas e incómodas, y por tanto no aptas para prevenir la salud en el trabajo diario". Esto ha provocado que trabajadores hayan tenido incluso que acudir a su puesto de trabajo con sillas de playa.

Por otra parte, añade el sindicato, en la mayoría de las Unidades de reparto carecen del número suficiente de mesas para el desarrollo de las funciones de clasificación, anotación y embarriado de la correspondencia, además de no haber las suficientes luminarias, necesarias para el desarrollo de las funciones del cartero (buena parte de su jornada es de lectura).

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído