pelayo_autobuses.jpg
pelayo_autobuses.jpg

El Portal de Transparencia deja al descubierto los sueldos que perciben parte de los trabajadores del transporte urbano, con jefes de servicio cuyas nóminas superan los 60.000 euros, y con un lavacoches y un administrativo, por encima de los 50.000 euros brutos al año.

La plantilla de los autobuses, desde mayo de 2014 bajo el paraguas de la empresa municipal Comujesa, volvió en abril pasado al convenio que tenían en 2011, instante antes de que arreciaran los recortes en el Ayuntamiento y tras un calvario de impagos. Como publicó lavozdelsur.es en exclusiva, Pelayo premiaba con la segunda subida de sueldo en un año a estos trabajadores públicos a menos de un mes del 24M pasado. La puesta en marcha del Portal de Transparencia por parte del gobierno local que preside la alcaldesa Mamen Sánchez ha revelado el coste global en retribuciones de estos empleados, que en algunos casos es superior o similar al de la propia regidora socialista y al de sus tenientes de alcalde y concejales.

Con los datos oficiales a los que ha accedido este medio, la tabla salarial del transporte urbano, servicio que rescató el gobierno anterior tras secuestra la concesión a Urbanos Amarillos -litigio que sigue abierto en los Juzgados-, es de lo más dispar. Si la exdiputada y ahora máxima responsable municipal percibirá desde enero próximo una retribución del Ayuntamiento de 59.500 euros brutos al año (es decir, incluyendo costes sociales e IRPF), hay tres jefes de servicio en los autobuses que cobran 69.616, 69.103 y 68.454 euros brutos. No son los únicos que se mueven en estas cantidades desorbitadas. Hay un jefe de tráfico que gana más de 64.000 euros brutos anuales, mientras que un inspector puede llegar a ingresar más de 60.000 euros. En total, cinco empleados que superan en sueldo a la propia alcaldesa. 

En la mayoría de las nóminas las retribuciones se acercan o superan los 40.000 euros brutos al año, remuneración que no perciben ni los concejales de la oposición en la corporación local, que ingresan 35.000 euros. Hay casos como los de un lavacoches que percibe 51.595 euros, con un salario líquido de 38.466 euros o un administrativo, por encima de los 52.000 euros. Sin duda, sueldos de otra época y que a duras penas lograría hoy un licenciado o un empleado con alta cualificación en la empresa privada. Como publicó este medio, el gobierno local del PP negoció con el comité en total secretismo y finalmente autorizó en abril pasado, entre otras cosas, un nuevo incremento del 3% en la nómina y una rebaja de la jornada laboral, pese a que lo prohíbe la Ley de Presupuestos de 2015. Un año antes ya había subido el sueldo en otro 3%, por lo que en ese momento la plantilla pasaba a recuperar las condiciones retributivas de 2011, antes de que la empresa concesionaria fuera secuestrada por el Ayuntamiento y los trabajadores se sometieran a recortes en la masa salarial que perciben. 

Llama la atención en la tabla salarial relativa a Comujesa las diferencias tan acusadas entre los empleados del transporte urbano y otros trabajadores que prestan servicio en este ente municipal instrumental. Por ejemplo, hay cuatro empleados en el teléfono de información 010 -que fue rescatado también que ganan 22.575, 20.421, 18.730 y 978 euros. En Comujesa también están integrados los trabajadores del servicio de calas, cuyos salarios se mueven entre los 25-26.000 euros de media, salvo algunos puestos que llegan a superar los 40.000 euros brutos al año. 

Aparte del nuevo incremento en sus nóminas, la plantilla de los autobuses recuperó todos los días de asuntos propios pagados y volvió a las 35 horas semanales, pese a que por ley todos los empleados del sector público han de cubrir 37,5 horas a la semana. En la práctica, aseguraron fuentes municipales a este medio, la plantilla de los autobuses, absorbida por Comujesa, volvió al convenio que tenían en 2011. Y es que con el secuestro en 2012 de la concesión los trabajadores, unos 150, aceptaron una rebaja del 6% del salario y un recorte, en conjunto, de un 20% de la masa salarial (pluses sociales incluidos). 

A todo esto, han asegurado fuentes jurídicas a este medio digital, la subida salarial está expresamente prohibida por la Ley de Presupuestos que impulsó el Gobierno de Mariano Rajoy, por lo que se estaría ante una nueva decisión posiblemente ilegal adoptada por parte del anterior gobierno municipal de Pelayo tras la subida del año pasado por estas fechas. El artículo 20 punto 2 de la Ley de Presupuestos para 2015 mantiene que las retribuciones del personal al servicio del sector público no podrán experimentar ningún incremento respecto a las vigentes a 31 de diciembre de 2014. Es decir, aunque se planteara una subida con carácter retroactivo a las condiciones de 2011, la Ley es clara y establece que solo importa el escenario del año justamente anterior. Lo mismo ocurriría con la reducción de horas. ¿Una nueva posible irregularidad en la gestión del PP de Jerez? 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído