Cádiz, inundada por fuertes lluvias que coinciden con la pleamar

Una persona contempla las consecuencias de Emma en 2018. FOTO: JUAN CARLOS TORO
Una persona contempla las consecuencias de Emma en 2018. FOTO: JUAN CARLOS TORO

El temporal 'Emma' ha causado daños materiales en diferentes puntos de la ciudad, con anegaciones, caída de árboles y desprendimientos. 

La gran borrasca Emma ha seguido provocando daños materiales e inundaciones en la ciudad en esta pasada madrugada, sobre todo a partir de las 2:30 horas. Coincidiendo con la pleamar comenzó a llover y el viento empezó a arreciar, por lo que la marea subió invadiendo las calzadas e inundando zonas como la comprendida entre la calle Brasil y la Glorieta Ingeniero La Cierva. Los dos carriles y el acerado quedaron totalmente inundados, según informa la Policía Local. Dos patrulleros se establecieron en ambos tramos para garantizar la seguridad, alertar y ayudar en caso de inundaciones a establecimientos o garajes. En el Hotel Playa Victoria, el agua había entrado por una puerta lateral a pesar de tener colocados mantas, sabanas e incluso almohadas. Se llegó a inundar, unos 4 centímetros aproximadamente  de altura de agua, salones, escaleras y otras zonas. Esta zona de la ciudad seguía inundada pasadas las cinco de la mañana.

Igualmente, la totalidad de los accesos a módulos de playa, Caleta, Isecotel, módulo central, y los situados frente a la calle Neptuno y la calle Sirenas presentan agua acumulada en sus accesos. El de Cortadura presentaba una gran balsa de agua en todo su frontal. La Delegación de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Cádiz ya está estudiando los daños causados en las playas y en sus instalaciones, y probablemente la semana próxima, tras el paso de la borrasca, tendrá la valoración definitiva y así poder acometer las actuaciones y reparaciones necesarias. De igual manera, se requiere al Gobierno que actúe con celeridad, no como con las murallas que se han visto afectadas con el temporal, y aprueben con urgencia ayudas para el litoral de Cádiz y, en concreto, para esta ciudad.

Asimismo, se inundó el tramo comprendido entre la plaza de Filipinas y la plaza de la Hispanidad, ocupando el agua del mar los dos carriles de circulación. Aquí dos patrulleros impidieron el acceso de vehículos. Esta zona quedó abierta al tráfico a las 4.30 horas. La calle Nuevo Mundo también se vio afectada por el temporal, quedando inundada por el agua que rebosó desde la zona de la muralla que en la jornada de ayer desapareció por el temporal. Al carecer de muro, al agua llegó a la calzada con más facilidad. A las 5.00 horas, la calzada quedó sin agua, si bien continúa el corte por la presencia de barro. Las zonas bajas de la ciudad, como La Caleta, la calle Cristóbal Colón, Nueva, la plaza de Madrid y La Laguna no se han visto afectadas esta madrugada debido a la escasa lluvia. Sí, en cambio, se han visto afectados los chiringuitos situados en la playa Victoria, Potito y Potito Beach  y Malibú. Los ubicados en Santa María del Mar, Tuna Beach y Pikacho,  se vieron afectados en menor medida.

A todo ello hay que sumar la caída de un pino de grandes dimensiones en el paseo Carlos III, frente al hotel Atlántico, ocupando un carril de circulación. Esta incidencia ocurrió a las 4:45 horas, y aparentemente no sufrieron daños los cuatros turismos estacionados justo debajo de éste. Se requirió la presencia de los Bomberos y de la grúa para desplazar aquellos vehículos cuyos propietarios no se pudo localizar. Esta madrugada también se ha intervenido en varias zonas de la ciudad con motivo del apagado del alumbrado público y de contenedores de basura desplazados por el viento. También se ha inundado parte del paseo superior de las Puertas de Tierra, por lo que se ha decidido cerrar al público hasta nuevo aviso. Asimismo, durante la jornada de hoy permanecerán cerrados los parques de la ciudad.

Además, añadir las numerosas intervenciones que se realizaron al mediodía y en la tarde de ayer por las inclemencias meteorológicas, por caídas de toldos y de cascotes, tapas de alcantarillado levantadas, vallas sueltas y caídas, desprendimiento de losas de fachadas, farolas y palmeras en riesgo de caerse, un espejo de señales descolgado en la calle Veedor, una chimenea metálica colgada a punto de desprenderse de una azotea en la calle San Pedro, un pozo de aguas abierto en la calle San Félix, etcétera.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído