Adiós a un símbolo de Jerez: derriban las naves de Ramos-Catalina para levantar pisos

Una enorme bolsa de suelo con más de 20.000 metros, ya que incorpora también los terrenos de la antigua alcoholera, será desarrollada por Buenavista Grupo

Derribo de las antiguas naves de Ramos-Catalina en Jerez.

Fue un símbolo de la pujanza industrial en Jerez y ahora su derribo dará paso a una nueva zona residencial y al desarrollo de una bolsa de suelo muy codiciada junto al parque González Hontoria. Ha comenzado el derribo de las emblemáticas naves de Ramos-Catalina. Se borra así el rastro de una de las pocas empresas familiares jerezanas que duró casi dos siglos y que se encuentra en liquidación tras cerrar el negocio en 2015, tras el crack del ladrillo.

Sus naves en el entorno de Chapín y el González Hontoria eran objeto desde hace años de saqueo, vandalismo y foco de incendios. Ahora dan paso a un desarrollo urbanístico en un entorno privilegiado. Ya han comenzado los trabajos de derribo de este privilegiado espacio de Jerez, que darán solución a los continuos problemas de incendios, inseguridad e higiene que se han sufrido en los últimos años.

En pocos meses, se desarrollarán nuevos trazados viarios, amplias zonas verdes y una gran zona residencial en uno de los suelos más privilegiados de la ciudad.

SOLAR AVENIDA DE EUROPA
Solar en avenida de Europa junto a Ramos-Catalina.

Las antiguas naves de Ramos-Catalina, más el suelo contiguo que tiene fachada a la avenida de Europa (antigua alcoholera), formarán un núcleo residencial que, por ubicación, amplios espacios verdes y los servicios e infraestructuras existentes en la zona, se convertirán en todo un referente de gran proyección en Jerez.

Situado junto al parque González Hontoria y la avenida de Europa, consta de 20.366 metros cuadrados de suelo donde quedarán distribuidas varios conjuntos de viviendas en distintas alturas. Este desarrollo urbanístico coincide con el ARI-F-12- Avenida de la Feria del Plan General de Ordenación Urbana de Jerez de la Frontera.

El promotor Buenavista Grupo, propietario del suelo, es el encargado del desarrollo del mismo. Su gerente, Francisco Jesús González, explica que “este es un gran proyecto, donde se cuidarán todos los detalles constructivos, con la mejor calidad en las edificaciones, combinando diseño y eficiencia energética, dándole la máxima importancia a los espacios abiertos tanto interiores como exteriores, adaptándolos así a los estándares de vida actual”. Sin duda, un nuevo desarrollo de una zona clave para completar las islas de suelo en desuso del núcleo urbano consolidado.

Dos siglos de historia familiar y empresarial

Una vieja aserradora en lo que hoy es el edificio Los Ramos, entre Medina y Diego Fernández Herrera, fue el comienzo de un emporio maderero que duró casi dos siglos. La historia empezó con Luis Ramos-Catalina Urpía, fundador de una empresa familiar que ha sido de las más longevas de Jerez, y que se fue a pique en 2015, apenas unos años después del crack del ladrillo. 

Alimentada en sus comienzos por el calor de la industria bodeguera, ya en las últimas décadas era el boom de la construcción la que propulsaba el negocio familiar centenario. Sin embargo, la caída colosal del mercado inmobiliario dio al traste con la historia y los sueños de una familia siempre volcada en el negocio maderero. 

Sobre el autor:

P. S. M.

Periodista, licenciado en Comunicación por la Universidad de Sevilla, máster de Urbanismo en el IPE. Antes en Grupo Joly (2004-2012), Desde 2014 soy socio fundador y director de lavozdelsur.es. Miembro de número de la Cátedra de Flamencología; colaboro en Guía Repsol; y coordino la comunicación de la Asociación de Festivales Flamencos. Socio de la Federación Española de Periodistas (FAPE).

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído