Abertis descarta prorrogar el peaje de la autopista que une Sevilla y Cádiz

peaje.jpg
peaje.jpg

El presidente de la empresa concesionaria, Salvador Alemany, reconoce que "el efecto social de un alargamiento no sería nada deseable" e insta al Gobierno a definir su modelo de carreteras de alta capacidad.

Abertis, la concesionaria de varias autopistas de peaje en España, entre ellas la AP-4 entre Sevilla y Cádiz, no contempla que el Gobierno central le renueve automáticamente el alargamiento de las concesiones que, actualmente, están próximas a cumplir su plazo, según indicó el presidente de la compañía, Salvador Alemany.

"El efecto social de un alargamiento no sería nada deseable, ningún político lo querría afrontar y las concesionarias tampoco estamos por soluciones impopulares", indicó en una rueda de prensa anterior a la junta de accionistas del grupo, primer operador de autopistas del país.

Entre 2018 y 2021 concluirán los plazos de concesión para los que se adjudicaron las primeras autopistas que se construyeron en España. En el caso de la AP-4 el contrato para su construcción fijó una concesión hasta 1993 pero, tras varias prórrogas, no concluirá hasta el próximo 31 de diciembre de 2019. Igual que esta vía rápida andaluza se encuentran la AP-1 (Burgos-Armiñón), la AP-7 (Tarragona-Alicante), así como otros tramos de la AP-7 (La Jonquera-Barcelona) y la AP-2 (Zaragoza-Mediterráneo), siendo Itínere la titular de la primera vía y Abertis, del resto.

Alemany aprovechó también su comparecencia para instar al Gobierno a que aproveche este próximo vencimiento de las vías de pago más antiguas y el actual conflicto de las autopistas quebradas para definir su modelo de carreteras de alta capacidad.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído