"Las asociaciones de vecinos tienen que estar para pelearse con el equipo de gobierno, sea del partido que sea"

manuel_pres_fed_vecinal-3
manuel_pres_fed_vecinal-3

Manuel Salomón Sánchez, presidente de la Federación 5 de Abril, reconoce que el movimiento vecinal estaba "anquilosado" y califica de "inexistentes", con matices, las relaciones con el Ayuntamiento.

Manuel Salomón Sánchez, (Cádiz, 1980), abogado de profesión, es desde hace algo más de un año el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos 5 de Abril de Cádiz. Presidente a la vez de la Asociación de Vecinos de Loreto, con cinco días de diferencia con el nuevo gobierno local, Manuel hace un salto en el camino entre reunión y reunión para atender a lavozdelsur.es y hablar de los principales problemas del movimiento vecinal y a los que el propio movimiento se enfrenta. Cita de corrido las 21 asociaciones de vecinos que conforman 5 de abril y reflexiona, a veces en voz alta, de cuestiones espinosas. No hacerlo sería vivir de espaldas a la realidad.

El movimiento vecinal de Cádiz ha tenido históricamente mucha fuerza. ¿Coincide en que se ha relajado en estos últimos tiempos?

Sí, evidentemente. Y eso es lo que hay que recuperar: no la fuerza, porque somos uno de los colectivos que mayor fuerza podemos poner encima de la mesa, pero sí la reivindicación y eliminar esa imagen de que las asociaciones de vecinos somos un cortijo vallado cuando realmente la sede vecinal debería ser la pequeña casa del pueblo del barrio. Aquí, por ejemplo, en Loreto se ha cedido a la Asamblea 15 M, la Asociación de Jubilados y Pensionistas (Ajupecalo), la Plataforma de los Ascensores, el colectivo de Guardias Civiles, la asociación de mujeres; en Cádiz Centro, a la Asamblea de Ciclistas, o la Marea Blanca en Muñoz Arenillas, por poner ejemplos. Las asociaciones de vecinos tienen que estar para reivindicar y tienen que pelearse con el equipo de gobierno, sea de Podemos, sea del PP, del PSOE o de IU, del partido que sea, porque nuestros vecinos son de todos los partidos políticos y tú no puedes entrar en eso. Al igual que hay que exigirle a la Junta de Andalucía. 

La nueva junta directiva lleva algo más de un año en sus funciones. ¿Cuáles han sido los objetivos que se han marcado para este mandato?

Son muy claros: actualización del movimiento vecinal a la realidad social de hoy; la defensa y representación de las distintas asociaciones de vecinos federadas, la formación y actualización de conocimientos de los distintos miembros de juntas directivas de las asociaciones federadas y el resurgir de la juventud y de las mujeres en el movimiento vecinal. La Federación tiene una junta directiva y tres sectoriales, que son mayores, mujeres y jóvenes. Jóvenes es algo que siempre ha estado en estatutos pero que no se ha llevado a la práctica y era uno de los objetivos. Hemos empezado paso a paso, primero con mayores y mujeres pero una de la metas es acercar el movimiento vecinal a los jóvenes siendo conscientes de que determinadas entidades se han quedado desfasadas en cuanto a la realidad social. No más ni menos que determinados sindicatos o partidos políticos que también se han quedado desfasados.

También quitar esa mala imagen de que las asociaciones de vecinos están exclusivamente para actos lúdicos y festivos. Hay otra serie de funciones que se están haciendo como por ejemplo, los actos conmemorativos del 70 aniversario de la explosión de 1947: entiendo que era algo importante para la ciudad y para los vecinos y hemos podido participar en la organización junto al Instituto Español de Reducción de Riesgos Catastróficos. No somos de darle publicidad pero ya que me pregunta, la Federación ha venido asumiendo el pago de alquileres que ya no pueden ser abonados por el Ayuntamiento y mucho trabajo con Asuntos Sociales que no solemos contar.

¿No tiene la sensación de que las asociaciones de vecinos han sido muy laxas con el anterior equipo de gobierno?

Creo que hay un cambio en la forma de actuar, tanto en la Asociación de Vecinos de Loreto como en la Federación desde que hay una nueva junta directiva. Yo milito en el PSOE, pero tengo en la junta directiva personas de Ganar Cádiz, de Podemos, del PP y cuando viene un vecino aquí evidentemente no se le pide un carnet de político. Es más, desde la Asociación de Vecinos de Loreto se atiende a vecinos, no se pregunta si son socios. Pero es cierto —y por eso que me decidí a presentar la candidatura a la Federación— que el movimiento vecinal se estaba anquilosando, que se estaba separando de la sociedad y esa es una imagen que había que cambiar. Evidentemente no entiendo cómo a un equipo de Gobierno de un Partido Popular no se le haya —entrecomillada la expresión— dado la caña que se debería de haber dado, no entiendo esa relajación de reivindicaciones. No entiendo por qué desde el año 1996 hay un reglamento que está parado cuando lo único que hay es que ponerlo en trámite.

"No entiendo cómo no se le ha dado más caña, entre comillas, a un gobierno del PP o que desde el año 1996 el Reglamento esté parado"

Y con el nuevo equipo de Gobierno, ¿cómo calificaría las relaciones?

A veces inexistentes, con lo cual ni buenas ni malas. Es decir, cuando tú tienes un problema grave en el barrio y llamas a un concejal y no te coge el teléfono, llegas un poco a la desesperación. Esta afirmación generalizada tiene excepciones: por ejemplo, Martín Vila, con el que es muy fácil hablar o transmitirle y te atiende. Me consta que va por las asociaciones de vecinos y atiende a los presidentes. O David Navarro, que es una personas que te soluciona los problemas. Pero ¿cómo calificaría usted la situación de preguntar por el estado de la tramitación del reglamento de participación ciudadana y no nos den noticias? ¿Cómo calificaría usted que en el caso de la Asociación de Vecinos de Loreto esté soportando el pago de la nómina del trabajador de las instalaciones deportivas a pesar de existir un convenio, firmado con el anterior equipo de gobierno y prorrogado por el Pleno? Yo no sé cómo hacerlo. Así que en determinadas asuntos no hay relación, aunque al honor de la verdad he de decir que gracias a las gestiones de Martín Vila y David Navarro los comerciantes de Loreto pudieron poner una barra en el carrusel de coros, por ejemplo. O gracias a Ana Fernández y Manuel González Bauza, pudimos sacar la cabalgata de Halloween.

En estos dos años de Gobierno, se han sucedido ya dos concejales de Participación Ciudadana. ¿No hubo sintonía con Adrián Martínez de Pinillos? ¿Y ahora con María Romay?

En el caso de Martínez de Pinillos, desde la Asociación de Vecinos de Loreto le solicitamos hasta en siete ocasiones una reunión para darle traslado de la distinta problemática del barrio y nos fueron canceladas más del 50%. Solo nos hemos visto una vez aquí en Loreto. Luego hemos tenido reuniones con María Romay, con David Navarro o con Martín Vila y el entendimiento ha sido totalmente distinto.

¿Se sienten 'maltratados' o desplazados por otros colectivos?

Habría que definir "maltratado" y si eso implica una comparación con otros colectivos, para nada. Me es indiferente que a un colectivo se le apoye o se le subvencione, al contrario, creo que eso es lo que se tiene que hacer con todos, no solo con los afines. Todos estamos desarrollando una labor más o menos interesante y apropiada y en la misma medida debemos ser atendidos. A mí no me parece mal, por ejemplo, que a Amigas al Sur se le dé dinero a través de convenio. Si están haciendo un buen trabajo, lo que hay que hacer es ayudarlas y, de hecho, nosotros mismos le hemos remitido una familia y ha sido atendida. Si ellas necesitan un volumen de economía más alto y se le agota, entiendo que se les tiene que ayudar. Yo no me siento maltratado por eso, todo lo contrario, me parece loable lo que se puede hacer a favor de ese colectivo u otro. Pero sí me siento maltratado, entre comillas, si te pido una información y no me la das, si a Martínez de Pinillos le mando un fax en 2015 diciéndole que en la asociación de vecinos tenemos a personas condenadas con trabajos en beneficio a la comunidad o a personas que quieren acogerse al programa quitamultas para que nos informe y, dos años más tarde, todavía estamos esperando. Maltrato en el sentido estricto y jurídico de la palabra, no. Simplemente, hay veces que podemos obtener una respuesta rápida y otras veces no. En cuanto a la existencia de más colectivos, nosotros no nos sentimos desplazados de ninguna manera. Al contrario, nuestra intención ha sido siempre que el Reglamento de Participación Ciudadana, por ejemplo, fuese enriquecido por los colectivos.

"Cuando tú tienes un problema grave en el barrio y llamas a un concejal y no te coge el teléfono, llegas un poco a la desesperación"

¿Y con el alcalde?

Las relaciones se reducen a cuando nos vemos en un acto y nos damos la mano caballerosamente como pide la cortesía y la educación. Tuvimos hace mucho tiempo una reunión todos los presidentes en el salón de plenos pero como presidente de la Federación no he vuelto a tener ninguna relación con el alcalde. Sí es verdad que se le acaba de pedir por registro una reunión en relación al Museo del Carnaval. En todo caso, entiendo que el alcalde tiene que tener trabajo hasta la boca y lo lógico es que delegue. Es más, hay veces que no es necesario hablar con él, cuando tiene concejales y éstos a su vez, técnicos.

Cuestión capital es el Reglamento de Participación Ciudadana como bien ha dicho en un par de ocasiones. ¿Qué ha pasado para que no salga adelante?

El Reglamento de Participación Ciudadana nace como una propuesta de la Federación 5 de Abril porque estaba completamente anquilosado. Esa propuesta, que presentamos y luego fue aprobada por el Pleno, nace siendo consciente de que es un texto que debe ser mejorado y perfeccionado por otros colectivos. Para eso, el procedimiento administrativo común contempla la posibilidad de presentar alegaciones a lo que ha sido aprobado en la audiencia pública. Si a ese texto base o esqueleto se le presentan luego enmiendas, éstas son debatidas en el Pleno y se incluyen o no. Pero no puedo entrar a valorar ni entender el motivo del por qué en lugar de presentarse alegaciones individuales a ese texto, se han presentado alegaciones a la totalidad. Porque al fin y al cabo, se somete a la consideración de Pleno elegir entre este texto o este otro; mientras que si se hubiera seguido el camino de audiencia pública de este texto, que es el aprobado en el Pleno, le incluyes las alegaciones que hacen el resto de colectivos y lo que consigues es enriquecer el texto base y no enfrentar los dos. Yo personalmente no llego a entender esta forma de actuar y a nivel jurídico, ni por asomo. No sé cuál ha sido la motivación de presentar un texto alternativo y me parece una falta de respeto desechar el trabajo que se ha hecho durante más de un año.

¿Esperaban que con este equipo de gobierno surgieran estas discrepancias?

No. Todo lo contrario. Entendía que lo importante eran las personas, no los planteamientos de los partidos políticos. Entendía que íbamos a tener una colaboración. Es cierto que en determinadas situaciones sí nos responden y en otras, nos sentimos completamente desamparados.

Como representante de todos los vecinos de Cádiz, ¿cuáles son las principales preocupaciones de los gaditanos?

Me es muy difícil priorizar porque creo que todas tienen su importancia, pero creo que es necesario señalar la falta de limpieza, mantenimiento y conservación, la accesibilidad, el fomento del empleo y la transparencia en todas las administraciones.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído