Un cumpleaños feliz entre pitos: el 'Tiburón' del Cádiz mordió en el Villamarín

Álvaro Negredo celebró sus 36 años con un gol de penalti que dio un punto al Cádiz frente al Betis. El atacante recibió la felicitación del Sevilla. Pitado y contento. "Sumar fuera de casa siempre es importante"

Álvaro Negredo, cumpleaños y gol.   CADIZCF
Álvaro Negredo, cumpleaños y gol. CADIZCF

Álvaro Negrero, un viejo rockero del fútbol, se convirtió en el protagonista del primer derbi andaluz de la temporada. Llegaba al Benito Villamarín tras soplar las velas en el día de sus 36 cumpleaños  y con la felicitación del Sevilla bajo el brazo. Tal vez el club de Nervión buscaba una doble motivación ante el eterno rival para el que fuera jugador sevillista. Lo cierto es que la jornada fue completa para el de Vallecas

La fiesta de cumpleaños comenzó con regalos. El Betis, generoso atrás, entregó un presente al Cádiz en forma de penalti. Su defensa Víctor Ruiz falló en un despeje que fue aprovechado por el Choco Lozano para plantarse solo ante Rui Silva. Al portero portugués no le quedó más remedio que derribar al jugador cadista. Penalti. 

El cumpleañero Negredo se animó. Tenía ganas de celebración y fue el encargado de lanzar desde los once metros. Casi estuvo a punto de recibir un tartazo en toda la cara. El portero del Betis se paró el lanzamiento, pero se adelantó y el árbitro le dio al botón de replay. Ya el Tiburón no fallaría y mordió un punto para el Cádiz, que se adelantaba en el marcador en el minuto 11. Juanmi, que ya le dio una victoria al Betis el año pasado frente a los amarillos, empataba en el 22.

El marcador descansaría ya hasta el final. No así la afición verdiblanca, que volvió a rugir con su equipo tras casi 18 meses de ausencia por culpa de la pandemia. También se las tuvo con Negredo, al que pitó en numerosas ocasiones. El fútbol no tiene memoria para algunas cosas y la grada verdiblanca no perdonó el pasado sevillista del goleador amarillo. Un total de 249, con el conseguido ante el Betis, suma ya a lo largo de su dilatada carrera el experimentado ariete. 

El Cádiz no pudo acabar con su gafe en Heliópolis, donde nunca ha conseguido ganar en Primera. Los dos equipos se abonaron nuevamente al 1-1, resultado que consiguieron en la primera jornada. Y Negredo, pese a la pitada, se fue contento con el botín. "Todo lo que sea puntuar fuera de casa siempre es importante. Sabíamos que iba a ser un partido difícil. Al Betis le gusta tener la pelota y es una pena haber recibido el empate en un despiste nuestro, pero creo que ha sido justo".

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído