Cádiz-Osasuna, el legado de Michael Robinson: "Ambos equipos le hicieron sentir a mi padre que su sangre era española"

Aimee, la hija del carismático presentador, recuerda las pasiones del añorado 'Robin'. "Cádiz fue la ciudad que adoptó a mi padre y él intentó agradecer todo ese cariño aportando en el Cádiz"

Mural en recuerdo del inolvidable Michael Robinson.   AITOR VIEDMA
Mural en recuerdo del inolvidable Michael Robinson. AITOR VIEDMA

"Creo que es justo decir que la vida de mi padre hubiera sido diferente si no hubiera sido por Cádiz y Osasuna, que le dieron la oportunidad". Quien realiza esta afirmación es Aimee Robinson, la hija menor de aquel británico de Cádiz, Michael Robinson, que siempre será bien recordado por las gradas del Carranza y El Sadar.

Como bien señala Aimee a lavozdelsur.es, "las relaciones de mi padre con ambos clubes son muy distintas. Una fue en el campo y la otra fue desde la grada". En Pamplona, Robinson puso su corazón futbolístico y en Cádiz se dejó el alma futbolera. 

Aimee Robinson, con una camiseta que Osasuna ha dedicado a su padre.
Aimee Robinson, con una camiseta que Osasuna ha dedicado a su padre.
Este domingo (19.30 horas), con el Nuevo Mirandilla como escenario, Cádiz y Osasuna se verán las caras en busca de la primera victoria de la temporada tras los dos empates iniciales sumados por ambos equipos. Los de Álvaro Cervera han empatado a uno frente a Mallorca y Betis, mientras que el cuadro rojillo todavía no sabe lo que es anotar un gol, ni recibir, tras un doble empate a cero. 
Los dos equipos marcaron al genuino comunicador, que colgó sus botas en la tierra el 28 de abril del año pasado tras un partido interminable contra el cáncer. Pero su espíritu, esa sonrisa que nunca cambió y el legado del Good, better, best siguen estando muy presentes en el mundo del fútbol.

Su recuerdo nunca caminará solo

El pasado 9 de agosto, Liverpool y Osasuna rindieron un homenaje de lo más especial al gaditano nacido en Leicester. Anfield, el campo en el que galopó durante dos temporadas (83-84 y 84-85) entonó un emocionante You'll Never Walk Alone al que siguió una entrañable ovación en recuerdo del carismático presentador y exfutbolista.

Desde el conjunto red llegaría al Queens Park Rangers Football Club, su último equipo en Inglaterra antes de recalar en Osasuna, donde puso fin a su carrera como jugador. 

Michael Robinson, en sus tiempos como jugador de Osasuna.
Michael Robinson, en sus tiempos como jugador de Osasuna.

"Osasuna —cuenta su hija— le abrió las puertas a España, lo que fue el comienzo de un viaje espectacular en una nueva cultura, y Cádiz fue la ciudad que le adoptó y ahí intentó agradecer ese cariño aportando donde pensó que mejor lo podría hacer, en el club de fútbol del Cádiz". 

"Osasuna le abrió las puertas a España, lo que fue el comienzo de un viaje espectacular en una nueva cultura"

En el Cádiz le hubiera encantado jugar. En la Tacita de Plata se encontraba como uno más de sus habitantes. Le inspiraban las letras del Carnaval y se dejaba llevar por la gracia gaditana. Enamorado del estilo de vida de la gente del sur, cada vez que sus obligaciones profesionales se lo permitían, Michael buscaba su reencuentro con la Gades de sus amores. 

Los capitanes de Cádiz y Osasuna homenajearon a Robinson.
Los capitanes de Cádiz y Osasuna homenajearon a Robinson.
Y al Cádiz, ese club del que llegó a ser consejero tras el ofrecimiento de Antonio Muñoz, la entidad que con orgullo llevaba por bandera allá donde iba, juró amor eterno. Y es que, como rezaba la letra de la comparsa Los Americanos de Juan Carlos Aragón, "hay amores que nacen en primavera, hay amores que estallan en carnavales, hay amores malditos pero inmorales, y malditos amores que ojalá no hubieran. Y amores que se mueren y resucitan". 

Y Robin, parafraseando nuevamente a ese otro maestro inmortal que es Aragón, todo lo que tenía no lo cambiaba "ni por otro amor ni por un continente, no lo cambio porque en este mundo no hay nada más puro que pueda encontrar" que el amor incondicional a dos equipos como Cádiz y Osasuna. "La palabra favorita de mi padre era oportunidad. Las oportunidades fueron muy diferentes, pero ambos equipos le abrieron la puerta y le hicieron sentir que su sangre era española". 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído