'Sherry & Brandy 2.0', 100 hilos de Twitter para 'enredarte' con los vinos de Jerez

Con la excusa de esta red social, el periodista Carlos Piedras publica un libro que introduce a los 'millennials' en la historia, las curiosidades y las tendencias del jerez y el brandy

Portada del libro.
Portada del libro.

Carlos Piedras presenta el lunes el libro Sherry & Brandy 2.0 en la Bodega San Ginés, Consejo Regulador de Vinos de Jerez, Avenida Alcalde Álvaro Domecq 2, a las 19:30 horas. Carlos Piedras ha escrito “un libro diferente”, nos dice en el prólogo. Propone al lector un juego. A través de cien diálogos en Twitter, nos muestra todas las dimensiones de nuestros vinos.

Para acercar el vino y el brandy de Jerez a los jóvenes millenials es necesario saber moverse en su medio natural, es decir, las redes sociales. No solo se trata de actualizar la estética, la forma, sino también el contenido. Hemos hablado con este periodista madrileño afincado desde hace décadas en Jerez, y cofundador y columnista de lavozdelsur.es, para que nos explique en qué consiste esta obra.

¿Cómo surgió la idea de este libro?

Hablé con los responsables de los dos Consejos Reguladores, con César Saldaña por parte del vino y con Evaristo Babé por parte del brandy, y se planteó la posibilidad de colaborar en algún proyecto. Así que me dijeron que les mandara una idea. Después de intercambiar varias opiniones, surgió el proyecto de realizar un libro dirigido a un público millennial. El objetivo era dar a conocer el vino y el brandy de Jerez a un público menor de 40 años.

Y ha elegido el formato de Twitter, ¿por qué?

Fue una idea mía. Una vez que se me lanzó el reto de escribir algo para gente muy joven, nos propusimos bajar a la arena y elaborar un libro con las reglas de ese tipo de público, con su propio lenguaje, en el formato de Twitter. Tenemos la creencia de que esa gente joven no lee, sin embargo no es así: los jóvenes están todo el día leyendo mensajes en la pantalla, en Whatsapp, Facebook… Que si ya voy, que si llego tarde…  Les pareció una buena idea, original, y nos pusimos a trabajar. El libro iba a consistir en un conjunto de tuits. El proyecto fue madurando y decidimos que esos tuits se organizaran en hilos.

Son 100 hilos de Twitter sobre historia, tendencias y curiosidades del jerez. ¿Son hilos independientes? ¿Se puede empezar a leer por cualquiera de ellos?

Es verdad que el libro se puede empezar por cualquier hilo, pero también es cierto que se empieza por el principio… El libro comienza con Estrabón. En la época de Cristo, hace 2.000 años, este geógrafo e historiador decía que hace 1.000 años ya se hacía vino en lo que hoy conocemos como Marco de Jerez.

¿Qué estructura tiene el libro?

Son 100 hilos de Twitter. Todos los inicia la misma persona: JRZ. No sabemos si es una mujer, un hombre, un periodista, una bodeguera… No tenemos ni idea de quién es JRZ. Solo sabemos que, entre los muchos proyectos de vida que puede tener, se ha propuesto lanzar 100 tuits sobre el vino, el brandy y el vinagre de Jerez. En ellos se fija en aspectos históricos, en la elaboración, la actualidad, en curiosidades… En el libro primero hay un tronco en el que se cuenta lo que es imprescindible saber. Y luego aparecen tuits en los que se relaciona el vino y el brandy de jerez con temas actuales. Se trata de buscar aspectos de nuestros vinos que conecten con la modernidad. A veces usamos la palabra cool y todo…

Portada del libro.

Y cada hilo es una conversación sobre un tema…

 JRZ lanza un mensaje, siempre ateniéndose a la norma de los 280 caracteres, y luego aparecen más personajes. El lector va comprobando quién es más listo, más torpe, más despistado… Todos ellos reafirman o completan lo que dice JRZ. Nadie niega lo que sostiene. Más bien se hace un poco de contrapunto o se añaden matices. En 280 caracteres es muy difícil abarcar un tema tan importante y complejo como este del vino y el brandy de Jerez.

Con tantas curiosidades y anécdotas, el trabajo de documentación habrá sido duro. ¿Cómo fue el proceso?

Ha sido difícil, pero a la vez divertido. Para mí ha sido lo más entretenido del trabajo. Escribía los tuits en Word, con los 280 caracteres, y se los pasaba al editor, Alberto Solís, que los maquetaba con Photoshop. Tiene mucho más trabajo de lo que pueda parecer a simple vista. Alberto me dio total libertad para ir elaborando cada hilo. Podía realizarlos de manera aleatoria. No era necesario seguir un orden. Como en el periodismo, se trata de ir completando el planillo. Así que empecé por lo que me parecía más divertido, hablar de gente como Malcom MacLaren o Patti Smith… Todos los personajes que desfilan por el libro tienen algún nexo con el vino o el brandy de Jerez. Hay al principio 20 o 30 hilos en los que contamos su historia, la elaboración y sus tipos, quizás la parte más ardua y con la que he sentido que tenía más responsabilidad, porque en el resto puedes dar el enfoque que quieras, pero en ese bloque, más sistemático, hay que ser muy riguroso.

Y ese límite de los 280 caracteres… ¿Es difícil sintetizar tanto?

De alguna manera, ha sido un reto. No me ha parecido especialmente frustrante. Cuando me he visto muy obligado, en tres o cuatro ocasiones, he escrito un hilo y ese mismo personaje ha seguido con otros 280 caracteres…También he podido utilizar los personajes “más listos” para que le den la razón y completen lo que ha dicho. Además de JRZ, aparecen otros seis personajes: unos muy listos, dos no tanto y uno en el medio…

¿Qué hilo cree que va a sorprender más al lector?

Hay uno (de los primeros que redacté, los más libres y creativos) en el que me atrevo a decir que Cervantes y Shakespeare han sido dos grandes influencers del vino de Jerez. Como digo en el libro, tal como está la vida, ¿a quién no le gustaría tener a dos influencers de esta categoría…?

¿Y qué hilo le ha sorprendido a usted? Cuando investigaba, ¿qué ha encontrado que no se esperara?

Por ejemplo, Malcom MacLaren, manager de los Sex Pistols y de los New York Dolls, trabajó en una tienda de Sandeman en Londres. En el hilo nos imaginamos a Malcom, con 16 años, en Picadilly Circus vestido de The Don, con la capa y sombrero negros del icono de Sandeman… Es uno de los hilos más divertidos. No tenía ni idea. Investigando, en inglés, en francés, han ido apareciendo varias anécdotas que son relativamente nuevas.

Uno de los hilos de Twitter que abre el libro.

También hay hilos que tratan de problemas sociales actuales…

Sí, hemos intentado acercar el vino de Jerez, por ejemplo, al feminismo. ¿La manzanilla es un vino feminista? No lo sé. Hablando en términos comerciales, no hay ningún gran vino en el mundo que se pida en femenino. Puedes pedir una uva, una malvasía, pero como vino, solo se pide una manzanilla. Se acabaron los tiempos en los que “manzanilla rima con Sevilla y con mantilla”. Ahora mismo la manzanilla con lo que quizás rima es con el #metoo. También se dice en un hilo que los vinos que se hacen en rama son aptos para veganos. Ahí hay una veta enorme… Otro hilo trata de la reducción de la huella hídrica en las bodegas del Marco de Jerez. Y hablo de cosas más cercanas, como el parque natural de Los Alcornocales, que siempre ha suministrado el corcho a las bodegas. Es un parque con una gestión medioambiental exquisita. Incluso se habla de las mascotas, en las bodegas se alumbra el perro bodeguero, que mantenía a raya a los ratones… Son temas, en fin, que nos permiten ofrecer una imagen muy actual del vino de Jerez.

No podía faltar el tema de los maridajes, tan importante para modificar y ampliar los hábitos de consumo en las nuevas generaciones.

Desde hace 15 años, más o menos, los códigos de promoción que maneja el Consejo Regulador han cambiado. Sin renunciar a que el vino de Jerez y la manzanilla son vinos estupendos de aperitivo, se han consolidado en la mesa. Se proponen maridajes con todos los tipos, desde la Manzanilla hasta el Pedro Ximénez, con pescado, carnes y postres. Y hay que destacar los cócteles con el brandy, que ofrece muchas posibilidades, tanto en los clásicos como en las nuevas creaciones.

Por último, hay que resaltar el apartado gráfico del libro. Concluye con un reportaje fotográfico. Aquí se introduce otro formato de red social.

Para completar ese maridaje entre el vino de Jerez y las redes sociales, hemos introducido al final un reportaje en formato Instagram de Vanesa Lobo. Un trabajo excelente, con unas fotografías muy originales y de gran calidad, “chispeante”.

 ¿Dónde se puede encontrar el libro?

En principio, este libro va a ser utilizado como objeto de promoción del Consejo del Vino y del Brandy, para instituciones, cocineros, periodistas especializados, un regalo debidamente aliñado con una botella de vino o de brandy, como debe ser. La idea es comercializarlo también en todas las librerías de Jerez.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído