Mairena, Lebrija, Utrera y Jerez: flamenco entre hermanas

articulo._manolito_de_angustias_sobrino_de_bambino_al_cante
articulo._manolito_de_angustias_sobrino_de_bambino_al_cante

Familias flamencas de estas localidades se reúnen en una intensa noche de flamenco sin la bulería como protagonista.

Bajo la denominación de 'Las casas cantaoras de Mairena, Lebrija, Utrera y Jerez', la segunda noche de la XLIX Fiesta de la Bulería encuentra la esencia más pura del cante, el toque y el baile de mano de varias familias señeras de estas poblaciones hermanas.  La jornada comienza con una asistencia similar a la acaecida en la noche anterior. A pesar del abundante número de sillas recogidas, vuelven a respirarse ganas de fiesta.

'La casa de los Mairenas' subió al escenario honrando a Manuel, Curro y Antonio Mairena, maireneros internacionales de la familia Cruz García, perteneciente a un antiguo linaje fragüero de Mairena del Alcor. David Montes, encargado de presentar la gala, hizo mención de la importancia de esta familia y de los Malena de Lebrija, a los que dio paso con la reproducción de un vídeo que nos acerca a esta pintoresca localidad sevillana. Montes, que recordó que “estamos en plenas Fiestas de la Vendimia” y que “los vinos, que no caldos porque el jerez no se merece ese apelativo” constituyen un nexo de unión en el flamenco, especialmente en pueblos hermanos como Lebrija, donde el cante emanó del duro trabajo en el campo y la viña. El espectáculo 'Lebrija a compás' de la familia Malena ofrece un cante propio del sufrimiento de los trabajadores de las gañanías.Por su parte y tras el breve receso, 'De Utrera somos' se presentó como un cuadro compuesto por miembros de varias familias flamencas de esta localidad, entre las que destacan los Jiménez, los Cuchara y los Peña. Los utreranos motivaron a los asistentes, especialmente con la actuación de Manolito de Angustias –sobrino de Bambino- que homenajeó con su cante a toda una dinastía flamenca de Utrera. Él mismo provocó la ovación de todos los asistentes al asegurar que “es un verdadero placer estar en una fiesta tan importante como esta” ya que “esto es Jerez y ustedes cantáis mejor que yo”. El broche de oro a esta segunda noche de flamenco lo puso la familia Agujetas de Jerez, con Antonio, Dolores y Tomás al cante. Los Agujetas se llevaron una fuerte ovación de todo el público con su cante visceral y desgarrador. Antonio, que no dejó pasar la oportunidad de recordar a su padre –fallecido a finales del año pasado-, cantó “como me lo decía mi padre”, dejando en la atmósfera de la Alameda Vieja letras de coplillas populares para la reflexión y el recuerdo: “quítate el sombrero, que un entierro va a pasar. Es de un pobre obrero que muere por trabajar pa darle al rico el dinero”. Sin embargo, debido a la falta de tiempo, no se celebró el fin de fiesta que muchos de los asistentes esperaban. La bulería no fue protagonista en una noche marcada por el cante más jondo.

Este sábado 3 de septiembre, dedicado a Lola Flores, tendrá lugar la última noche de esta cita flamenca. Se espera una gran expectación para recibir los espectáculos del cuadro flamenco 'Arte añejo', a David Lagos y Melchora Ortega y el baile de Mercedes Ruiz. La esperada aparición de Jesús Méndez, con Diego del Morao a la guitarra, cerrará la XLIX Fiesta de la Bulería.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído