Luis García Montero en el Espacio Literario Fernando Quiñones

El poeta, profesor y director del Instituto Cervantes presenta su último poemario 'No puedes ser así' en Cádiz

Luis García Montero en el Espacio Literario Fernando Quiñones.
Luis García Montero en el Espacio Literario Fernando Quiñones.

“Estás aquí, has recibido el fuego. Quizá todo consiste en mantener

la llama sin quemar y sin quemarte. No puedes ser así. Tampoco puedes ser de otra manera”.

Luis García Montero

Más de un centenar de lectores asistieron a la lectura compartida y musicada por Nandi Migueles, Paco Luque y Fernando Lobo de los poemarios de Juan José Téllez y Luis García Montero en el Espacio Literario Fernando Quiñones de la Puerta de la Caleta de Cádiz, el pasado sábado 21 de agosto, superando todas las expectativas previstas.

Los autores fueron presentados por la escritora Blanca Flores, presidenta de la Asociación Amigos de Quiñones, antes de que cada uno leyese los poemas de sus nuevos libros. Sobre García Montero, Flores repasó la trayectoria vital y poética recordando cuando se celebraron los congresos en torno a Rafael Alberti y a la Generación del 27 en Cádiz, su faceta de Catedrático de Universidad y la repercusión de su obra como máximo exponente de la Poesía de la Experiencia, haciendo especial hincapié en sus vínculos con esta provincia, a través de su amistad con los autores gaditanos, entre los que se encuentran Felipe Benítez Reyes, Eduardo Mendicutti, Caballero Bonald, Jesús Fernández Palacios, Juan Ramón Ripoll, Juan José Téllez y el mismo Fernando Quiñones.

Luis García Montero nació en Granada, ha publicado libros como Habitaciones separadas, Completamente viernes, Almudena, Vista cansada o Balada en la muerte de la poesía, e interesantísimos ensayos y profundos estudios sobre Literatura Contemporánea. Catedrático de Literatura española en la Universidad de Granada, poeta, narrador, ensayista, ha recibido, entre otros, el Premio Nacional de Poesía, el Premio de la Crítica, el Premio Poetas del Mundo Latino o el Premio Carlo Betocchi, es Hijo Predilecto de Andalucía y actualmente dirige el Instituto Cervantes.

De Luis García Montero se han escrito muchísimas cosas: que es un arquitecto de las emociones, un poeta necesario, un profesor sencillo, un ciudadano implicado en mil causas sociales, el marido de la novelista Almudena Grandes, el discípulo de Alberti o de Ángel González, el maestro de las nuevas voces poéticas que llegan a la poesía española, el amigo de personalidades como Joaquín Sabina, Miguel Ríos, Joan Manuel Serrat o Benjamín Prado, el hijo de Elisa y Luis, de quién heredó la pasión por la lectura. Este abanico de contextos nos lleva a admitir que no existe un solo Luis García Montero. En wikipedia, en dialnet, en imágenes, vídeos de las redes sociales y hasta en la película Aunque tú no los sepas, podemos nutrirnos de la obra y vida de este autor que ahora presenta su subtitulado poemario Breve Historia del Mundo”, llamado No puedes ser así.

Juan Gelman, Luis García Montero y Ángel González se encargaron de inagurar la colección Palabra de Honor de la Editorial Visor, allá por el año 2008. De la mano de su también amigo editor, Chus Visor, en esta cuidada colección de tapa dura con solapas y preciosamente editado, (cada volumen es una joya para cualquier bibliófilo); en esta editorial, ha publicado García Montero sus cinco últimos poemarios: Vista cansada, Un invierno propio, Balada en la muerte de la poesía, A puerta cerrada y No puedes ser así

Blanca Flores reseñó que No puede ser así, subtitulado Breve historia del mundo, es un poemario distinto a los anteriores. “García Montero, nos tiene acostumbrados, buena costumbre; a cambiar de registro en cada una de sus producciones literarias. Imagino que no es cuestión de marketing sino para no cansar al lector. No se puede estar siempre diciendo lo mismo y de la misma manera, que es también uno de los principios creativos de nuestro autor”. El poemario se divide en tres partes: I. Sin vocación de triste. II. El quinto cuarteto. III. No puedes ser así, un total de 63 poemas, en un volumen de ciento cuarenta páginas.

Los títulos nos adelantan fechas, personajes y circunstancias que pudieron servirle de inspiración. Pretérito y presente, metáfora y experiencias... En realidad late el ser humano en la trastienda de sus versos, hazañas, compromisos y enseñanzas detrás de Magallanes, Galileo, Darwin, Kavafis, Olympe de Gouges o Mary W. Shelley. “El poeta se mantiene constante en su declarado objetivo de decir, de explicar como magistral docente, las experiencias de otra forma, desde otra nueva perspectiva. Si en Un invierno propio nos ofreció el dominio del aforismo, en No puedes ser así, es el dominio de la Historia lo que le lleva a combinar el pasado con el presente para abordar sus temas de siempre, más necesarios ahora que nunca y tan humanos como nosotros mismos: la amistad, las lecturas, la sucesión de acontecimientos, las habitaciones de hotel – algo frecuente en un Phileas Fogg del siglo XXI”.

De nada sirven las fechas y los episodios históricos recordados si no somos capaces de escuchar en ellos a los seres humanos, los que finalmente terminan latiendo en sus poemas. En este poemario, los hechos históricos y sus fechas, 1492, 1789, 1917, le sirven como base a sus reflexiones sobre la vida y la muerte, el amor y el odio, las soledades e ilusiones colectivas, que definen nuestra intimidad. Fechas revolucionarias como contrapunto de las miserias de este siglo XXI, la precariedad laboral o la presencia de lo virtual. Según Flores, este poeta de la nueva sentimentalidad, se descubre como un romántico ilustrado frente al posmodernismo y provocando en los lectores un retrogusto de optimismo al que estaban desacostumbrados.

Sin embargo, en No puedes ser así, el poeta, que manifestó que si el Congreso de la Lengua Española 2025 se celebrase en Cádiz, se "sentiría como en casa”, permanece fiel a la senda del compromiso social, también permanece leal a la defensa de la justicia y de los derechos humanos. “Nos encontramos ante el poemario más juanrramoniano de nuestro albertiano y machadiano García Montero, concluyó la presidenta de Amigos de Quiñones” argumentando que García Montero deja abierta la puerta a la esperanza. “¿Fue 1789 el mejor año para hablar del amor? ¿Fue 2020 el año del retorno a la razón y el sentimiento?”.

Querido Juan Ramón: ...
En fin, la gente va/ de su confinamiento a sus asuntos/ con mascarillas por la calle,/ todo bien definido,/ pero todo muy raro. Si la Modernidad había unido las novedades al progreso, nos sorprenden ahora las noticias/ de un regreso a la peste medieval...
Y no es debilidad el sentimiento, sino un deseo de retener razones/ que sepan apreciar/ el ocaso, los pájaros cantando,/ y el secreto que dicen los árboles de mí/ cuando escribo sin máscara/ y defiendo mi orgullo/ y reconquisto bajo las estrellas/ mi voluntad poética,/ mi voluntad de oír el agua/ que me limpia los ojos,/ en un verano altivo.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído