bodega_granero_situada_en_la_plaza_belen.jpg
bodega_granero_situada_en_la_plaza_belen.jpg

Una de las pocos ejemplos en Jerez está en la propia plaza Belén.

El otro día paseando por la plaza Belén me acordé de la magnífica tesis doctoral del arquitecto José Manuel Aladro Prieto, La construcción de la ciudad bodega: Arquitectura del vino y transformación urbana en Jerez de la Frontera en el Siglo XIX. En este ambicioso trabajo de investigación sobre las bodegas jerezanas se explican las diferentes tipologías de bodegas de nuestra ciudad junto a un recorrido histórico, económico y social del vino de Jerez y de su transformación urbana.

Este trabajo se puede consultar fácilmente en los fondos digitales de la Universidad de Sevilla. En uno de sus epígrafes, concretamente en la que se ocupa de los orígenes de las construcciones bodegueras en Jerez, el autor explica de una forma sintética y didáctica el debate historiográfico sobre este tema y luego expone varios tipos de construcciones bodegueras originales, las bodegas modernas (ahí se habla de la bodega granero),  y las decimonónicas, culminando el desarrollo con la bodega catedral.

La bodega granero es, en palabras de Aladro Prieto, "una edificación de almacenaje de dos plantas que alojan en la planta inferior la bodega de vino y en la superior el almacén de grano". En la Carta Arqueológica (cita el autor a Rosalía González) se expone que es el tipo de bodega más característico de Jerez en la Edad Moderna, si bien Aladro Prieto difiere en varias consideraciones sobre la Carta Arqueológica. Este tipo de bodega es característico de ciudades agrícolas pero el autor añade que en Jerez tienen una doble funcionalidad: como almacenaje para alimentar a las bestias que tiran de las propias botas de vino. Y concluye que en Jerez apenas se han conservado, a diferencia de en Sanlúcar de Barrameda, tal vez por el desarrollo industrial de la ciudad en el XIX y la probable transformación de estos edificios en complejos residenciales difícilmente identificables hoy.

Una de las pocos ejemplos de bodega granero que queda en la ciudad está en la propia plaza Belén, al ladito del solar donde los desastrosos gobiernos de esta ciudad han enterrado más de 15 millones de euros. Aladro Prieto la data en el siglo XVIII y enumera otras bodegas graneros de la ciudad: calle Carne 2, Plaza de las Cocheras 3 y calle Escuelas 8. Pero este modelo, señala, a diferencia de otra clase de tipología bodeguera, no es exclusivo ni de Jerez ni del Marco sino que se puede encontrar a lo largo de la provincia (en cortijos) y también de Andalucía (el autor hace una analogía con los pósitos y cillas, con la misma disposición funcional y formal).

Sobre el autor:

Sebastián Chilla.

Sebastián Chilla

Jerez, 1992. Graduado en Historia por la Universidad de Sevilla. Máster de Profesorado en la Universidad de Granada. Periodista. Cuento historias y junto letras en lavozdelsur.es desde 2015. 

… saber más sobre el autor



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído