Hace años, Manuel Soto 'El Bo' y Fernando de la Morena sacaban el compás en los pupitres del antiguo colegio Carmen Benítez, en la calle Carpinteros. Y hoy lo siguen haciendo en ese mismo patio, entre lunares, macetas, ruedas de carretas de gitanos y bajo la figura de Luis de la Pica. Es 28 de febrero de 2019. El Festival de Jerez coincide con el Día de Andalucía; y hace un calor intenso para ser invierno. Los bares se llenan, en el campo huele a barbacoa y en la playa ponen hasta sombrillas. Pero en el Jerez olvidado, el que va desde Porvera y Arroyo hasta Santiago, apenas hay tránsito.

La antigua escuela donde se criaron los gitanos del señero barrio, hoy asociación cultural Luis de la Pica, siempre está abierta. El patio interior, con arcos, está lleno de mesas y sillas vacías. Al fondo, una barra; y a su izquierda, varias personas se arrancan a cantar el himno de Andalucía por bulerías con tan solo una guitarra y unas palmas. Es un sitio con duende, ese que tanto buscan los cursillistas que por febrero inundan las calles de Jerez. Pero en este caso, solo unas 30 personas disfrutan del espacio y del arte genuino que allí se respira.

Un instante de convivencia flamenca en la Peña Luis de la Pica. FOTO: MANU GARCÍA.

"Aquí es donde está el flamenco de verdad, sin aditivos", comparte Ana Palma, natural de Barcelona y fotógrafa del Festival de Jerez desde 2008. "Esto es Jerez, sentirte en familia... Yo llego aquí y es como si estuviera en mi casa", continúa. Fue justo hace 11 años, cuando Ana aterrizó en la cuna del flamenco, cuando un grupo de amigos decidió crear la entidad en el viejo colegio deSantiago, sitio que hoy se ha convertido en "la Galia, el último vestigio del flamenco natural", dice la fotógrafa jerezana Claudia Ruiz.

"Aquí canta el que le apetece. No existe el tema pasta, artista o profesional. Aquí venimos a convivir todos. Aquí somos todos iguales", expresa Pedro Garrido 'El Niño de la Fragua', al tiempo en que pide una copita de amontillado Tío Diego. "¡Gracias prima!", le sonríe a Rocío Jiménez, quien junto a su marido Juan Castro y algunos amigos –ataviados con delantales de lunares—, llevan la peña adelante. "Esto es mucho trabajo para el rendimiento que da. No da perras... Esto no lo hago por lo que yo gano, sino por expandir la cultura del flamenco", confiesa el camarero jerezano Noé Moreno, hijo de la cantaora Juana la del Pipa. ¿Qué es la cultura del flamenco? "La cultura del flamenco es la convivencia, el día a dia de nosotros", responde.

Este 28 de febrero, la peña sirve una sopa de tomate a modo de degustación; luego, una carta variada de tapas y guisos andaluces: papa con choco, carrillá con patatas, habichuelas con arroz, paella, salpicón de marisco, papas aliñás... "Los platos de potaje de Rocío son...", incide Ana Palma con los ojos en blanco. Y entre platos y jereces, unas palmas, el ronroneo de una guitarra y unas pataítas. En la peña Luis de la Pica no existen programas de espectáculos flamencos. Se nutre a través de la espontaneidad, del age y la picardía de a ver quién es el que mejor canta. Así pasan las tardes y las largas noches algunos cantaores habituales como Fernando de la Morena, 'El Bo', Navajita Plateá, Diego Carrasco, Maloko, Tomasito, Ané Carrasco, José Pañero 'El Pañero de Algeciras', Antonio 'El Marsellés'...

Entonces... ¿por qué está esto tan vacío? Quizá el enclave, el abandono del barrio de Santiago por parte de los propios jerezanos y del programa del Festival. Quizá la falta de publicidad, o ¿el poco interés por vivir esta tradición con solera? No. La peña flamenca Luis de la Pica engancha. Tiene algo que te hace repetir. Es por ello que muchos no entienden la falta de afluencia. Entre ellos, Noé dice que "se está perdiendo la cultura del flamenco porque Jerez no promueve esto". "Esto es un patio de resistencia flamenca", enlaza Jordi, otro de los que están tras la barra. Alegría, arte, risas y buena comida. Este colectivo, de 43 socios (de ellos más extranjeros que autóctonos), lo tiene todo para llenar sus mesas y no lo consigue. ¿Por qué? Los que lo viven no se lo explican.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído