Ángel Muñoz baila a Albéniz con "nuevos caminos de conexión entre distintas músicas"

Un momento de la rueda de prensa en el Consejo Regulador del Vino de Jerez. FOTO: Javier Fergo (FESTIVAL DE JEREZ)
Un momento de la rueda de prensa en el Consejo Regulador del Vino de Jerez. FOTO: Javier Fergo (FESTIVAL DE JEREZ)

Ángel Muñoz estrena Iberias, un relato libre de música y baile sobre la conocida obra de Isaac AlbénizIberia— que, desde que se escuchara por primera vez en París en 1909, se convirtió en un referente para todos los nuevos compositores franceses. Y en este relato libre —que podrá verse este viernes día 6 y el sábado día 7 en Sala Compañía, dentro del ciclo Con Nombre Propio—, el bailaor cordobés mezcla referencias de lo popular, lo flamenco y lo clásico.

El XXIV Festival de Jerez aborda su recta final con la presencia este viernes 6 de marzo de la bailaora granadina Cristina Aguilera que presenta en Sala Paúl su espectáculo titulado De agua, plata y tierra, encuadrado dentro del ciclo Savia Nueva y Universal. Por otra parte, el cante del jerezano Alfonso Carpio Mijita se podrá escuchar sin amplificación acústica en el Palacio Villavicencio, donde cantará algunos de los temas de su nuevo disco El palacio de cristal.

En Iberias, Ángel Muñoz parte de las piezas de la obra Iberia de Isaac Albéniz pero, en su propuesta libre de ataduras, también se sirve de otras piezas de este compositor, así como de otras creaciones de autores que le sucedieron, como Granados o Mompou. Todo ello para dibujar sobre el escenario un espectáculo en el que se cruzan “las referencias de lo popular, lo flamenco y lo clásico”, indicó el bailaor cordobés.

Así las cosas, Ángel Muñoz pretende jugar con numerosos referentes musicales, distintos géneros que conforman “lo que podemos llamar música española”. En esta propuesta, además del piano para el que fue compuesta la partitura de Albéniz, el flamenco llega de la mano de las adaptaciones que en su día hiciera el guitarrista Juan Manuel Cañizares. Y a esta apertura musical hacia otras tendencias y estilos contribuye la aportación del saxofonista Juan M. Jiménez en la dirección musical. “Plantea caminos de conexión entre distintas músicas, facilitando la relación entre lo clásico y lo flamenco”, explicó Muñoz

A raíz de las colaboraciones con Cañizares, Ángel Muñoz se ha encontrado bailando y disfrutando cada vez más de obras de la música clásica española, de las que el guitarrista ha hecho transcripciones y adaptaciones con el atractivo de la pulsación del toque, que conecta tanto con los ritmos más populares como con el flamenco. Y, tras la gira de su tercera obra en solitario Claroscuro —que llegó a países como China, Finlandia, Francia y Alemania— decidió trabajar en sus propias creaciones con ese material clásico.

La música como punto de partida

“Mi punto de partida para bailar siempre es la música, es lo que desencadena mi baile, es mi motivo de inspiración”, confiesa el bailaor.  Y descubrió en las piezas de compositores como Albéniz “muchas conexiones con el flamenco con las que se puede jugar y crear”. Además, ha reconectado con la danza clásica española, que estudió de niño en el Conservatorio de Danza de Córdoba.  Los cantes por vidalita, nana, fandangos de Lucena, tientos, tangos y alegrías se hermanan con las partituras de Albéniz. Al repertorio se suma una pieza electrónica del colaborador habitual Daniel Muñoz Artomático que son evocaciones sobre la pieza que abre la suite ‘Iberia’ y hace de bisagra entre la parte clásica y la flamenca.

El baile y la coreografía es tarea de la que se ocupa Ángel Muñoz quien, además, asume la dirección artística junto a Daniel Muñoz. Además de tocar el saxo y ejercer de director musical, Juan M. Jiménez es el autor de los arreglos. En el elenco artístico también se incluyen Pepe Fernández (piano); Rafael Montilla ‘Chaparro’ y Luis Medina (guitarras); Nacho López (percusión); Ángeles Toledano (cante); Artomático (música electrónica); y Yolanda Osuna, como artista invitada al baile,

Por otra parte, la bailaora granadina Cristina Aguilera ha convertido tres elementos —agua, plata y tierra— en una trilogía que abarca tanto su vida como su baile. Y así lo quiere dejar patente en su espectáculo De agua, plata y tierra que presentará en Sala Paúl, dentro del ciclo ‘Savia Nueva y Universal’.

Para ella, el agua, como líquido que fluye, viene a representar la búsqueda, la libertad y lo expresará por cantiñas; el brillo de la plata lo relaciona con la firmeza para bailar por romance y taranto; y la solidez de la tierra está en consonancia con la seguridad que espera encontrar en bailando por petenera, seguiriya y rondeña. La obra quiere reflejar, además, la unión de tres elementos como la mente, el corazón y el cuerpo. Una unión que Cristina Aguilera considera necesaria para encontrar la verdad de su baile

Aguilera estará acompañada sobre el escenario de Sala Paúl por el cante de Antonio Campos, Miguel Lavi y Pepe de Pura, la guitarra de Juan Requena y la percusión de Javier Teruel.

De Jerez, entre el barrio de Santiago y San Miguel, procede el eco de Alfonso Carpio Mijita que, en el Palacio Villavicencio y sin amplificación acústica, cantará algunos de los temas de su nuevo disco, El palacio de cristal, un trabajo para el que ha contado con la colaboración de destacados guitarristas como Paco Cepero, Manuel Parrilla, Diego del Morao y José Gálvez, entre otros. Para su actuación en el ciclo Los conciertos de Palacio del XXIV Festival de Jerez, Alfonso Carpio Mijita contará con el acompañamiento de José de Pura a la guitarra.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído