El periodista Alfonso Torres presenta en San Fernando la edición andaluza de 'El Salto' un proyecto comunicativo impulsado por el periódico Diagonal y 20 medios más.

Hacer presentaciones de periodismo comprometido en estos días del corta y pega, de titulares que para nada tienen que ver con la información que ofrecen o, peor aún, informaciones que ni siquiera lo son y rozan otra cosa, parece casi una locura. Pero no una utopía. Es posible y los periodistas de El Salto lo están haciendo por todo el territorio nacional. Hasta San Fernando se desplazó el linense Alfonso Torres para presentar y explicar una nueva publicación periodística que viene a sumarse a periódicos que entienden el oficio como una responsabilidad social en un actividad organizada por el Ateneo Republicano y Memorialista de La Isla en la la Librería Al-Andalus.

Impulsado por el periódico quincenal de actualidad crítica Diagonal, este proyecto comunicativo nace en 2017 fruto de la integración de Diagonal con varias decenas de medios independientes, como Píkara Magazine o El Salmón Contrarriente. Paralelamente, El Salto ha ido conformando una red de nodos territoriales con ediciones en Andalucía, Aragón, Galicia, Madrid, Navarra, Comunidad Valenciana y La Rioja, con las particularidades de cada región, empezando por las lingüísticas. De esta manera, la edición gallega es O Salto Galiza, la navarra Hordago (El Salto Nafarroa) y la valenciana El Salto País Valencià.

En todas ellas el objetivo común es ofrecer una información al servicio de la transformación social, tal como explicó Torres en la Librería Al-Andalus, de San Fernando, que acogió esta presentación. Para ello es fundamental el trato de las historias. “Nos encanta zambullirnos en hemerotecas, darle consistencia a los relatos y, por supuesto, salirnos de la agenda que marcan los políticos y siguen los periódicos”.

Para ello, las sinergias son la clave y el origen. “Nosotros nos hemos salido de la lógica de la competencia” y, además de establecer alianzas y no rivalidades con otros medios, El Salto busca una financiación a través de socios que les permita esa libertad de poder contar lo que quiere e interese a la gente. Socios que toman decisiones y que alcanzan ya los 7.000 según explicó Torres, con figuras por ejemplo como la del socio colectivo, que sirven además de termómetro del propio trabajo. El Salto pone como tope el 20% de publicidad institucional para que esa fuente de financiación sea accesoria y no estructural.

“No es fácil y estamos todavía en construcción pero es un proyecto apasionante” explicaba este periodista que se detenía en uno de los últimos reportajes que había elaborado la edición andaluza de El Salto sobre la falta de infraestructuras ferroviarias en la comunidad, especialmente, en el Campo de Gibraltar. Una realidad ignorada por los grandes y los medios locales y en el que ellos se detuvieron en profundidad. “El periodismo a golpe de titular sirve de muy poco” frente a un periodismo que pretender ser herramienta para que la gente “comprenda mejor su realidad”. “Yo siempre digo a la gente que no se crea todo lo que lea, ni siquiera El Salto: los lectores tienen que cuestionárselo todo aunque es cierto que ni todos los periodistas ni todos los medios somos iguales”.

El Salto sigue además una lógica descentralizadora apostando por las historias autóctonas que quedan fuera del relato oficial, teniendo en cuenta eso sí que “hay muchas historias comunes” que hay que buscar para que “la lógica diaria no te coma”. Desde el nodo andaluz, se pretende dar una visión de “todas esas andalucías que existen”.

Con una recién estrenada web que permite una actualización más diaria y ligera de la información, El Salto apuesta por el papel donde la información es tratada con profundidad y  detalle. La decisión del papel es también social. “Nosotros no podemos llegar a todo el mundo por internet. El Salto también tiene que estar en librerías, en papelerías, hasta en pescaderías diría yo. No nos quedamos en el público urbanita de izquierdas”. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído