Finales del siglo XIX: el Ayuntamiento, gobernado entonces por los socialistas, ya tenía preparado un edicto para declararse cantón. El amago fue abortado por la comandancia militar.

Uno de los momentos más interesantes de la Primera República en Jerez fue el periodo cantonalista. Escasamente conocido, el cantonalismo surge como consecuencia lógica del programa de los federalistas “intransigentes” o socialistas de la Primera República, que buscaban establecer una estructura de estado federal sin esperar a la formulación constitucional.

Cantones como el de Sanlúcar estarán fuertemente influenciados por el incipiente obrerismo y por el internacionalismo, en cambio, otros como el de Cartagena —el más dilatado en el tiempo— parece controlado por la pequeña burguesía. El de Sevilla, por poner otro ejemplo, es resultado de una alianza circunstancial entre la burguesía federal y el obrerismo del momento.

El movimiento comienza cuando, el 12 de julio, se proclama el cantón de Cartagena, siete días después comienzan los cantones en Sevilla y Cádiz. En Cádiz surgirá un Comité de Salud Pública que, asumiendo la representación de toda la provincia, se dirigirá a todos los alcaldes gaditanos y les invitará a unirse al movimiento.

En el caso de Jerez, el Ayuntamiento, gobernado por los socialistas, ya tenía preparado un edicto para declararse cantón. El intento de convertir a Jerez en un cantón fue abortado por la comandancia militar, el día 20, y más concretamente por el militar Tomás Bouza con infantería y artilleros. A estos, para mantener el orden, se le unieron “vecinos honrados” del municipio que cooperaron con el ejército para mantener el orden en la localidad. Este hecho supuso el fin del gobierno de Jerez por parte de los “intransigentes”.

Tomás Bouza, después de realizar varias consultas, invitó al exdiputado republicano Modesto Castro a que se encargara de la alcaldía. Con esta tesitura, un grupo de republicanos moderados formaron una sesión extraordinaria en el Ayuntamiento en la que nombraron a Castro como nuevo alcalde, a Francisco González Álvarez como tercer teniente de alcalde y a Julio González Hontoria como síndico administrativo. Este nuevo alcalde intentó mantener el orden en la ciudad en todo momento y por ello ordenó el desarme de los “voluntarios de la Libertad”, que eran conocidos por su radicalidad. Igualmente, la posición geográfica de Jerez era muy delicada pues estaba entre los cantones de Cádiz y los de Sevilla. El mantenimiento del orden público será, por ello, el tema principal de las sesiones del Ayuntamiento de este período.

El día 21 de julio, por ejemplo, se creará una Comisión de armamento y defensa compuesta por concejales y los oficiales presentes en la ciudad para formar pelotones de “vecinos honrados” para asegurar la estabilidad.

El dominio militar de Jerez por las fuerzas gubernamentales era vital porque, entre otras cosas, imposibilitaba cualquier contacto y relación entre los cantones de Cádiz y Sevilla, paralizando así la expansión de la insurrección. Conscientes de su importancia, el Ayuntamiento apoyará a las fuerzas leales del ejército acantonadas en el arsenal de San Fernando, deteniendo así el avance de los gaditanos. Jerez, por otro lado, contribuyó a través de fondos de su Banco de Jerez para mantener los gastos de personal de las tropas del ejército debido a que no existían contactos directos con el Ministerio de Hacienda.

Jerez se convertirá, por lo tanto, en el baluarte contra las fuerzas cantonalistas y, por ello, aumentó su guarnición notablemente con la llegada de soldados y guardias civiles de la zona. Por otro lado, las milicias de voluntarios creadas en la ciudad para mantener el orden llegaban ya a más de tres mil hombres.

La tensión en la ciudad será permanente hasta que en las cercanías de El Puerto de Santa María, sea capturada una comitiva cantonalista mandada por un diputado “intransigente”, llamado Diego Carrasco, con 75 hombres, 8 caballos, 5 armas y una bandera. Según el periódico El Guadalete esta partida era “internacionalista y socialista” porque su bandera roja tenía los lemas: “Libertad, Justicia, Moralidad. Abajo la explotación del hombre por el hombre. El que quiera comer que trabaje”. Cada miembro del grupo portaba, además, corbatas con lemas tales como “Solidaridad, Internacionalidad, Historia, etcétera” El periódico, de tendencia moderada, mostraba su malestar debido a que no había palabra dedicada a principios republicanos o liberales.

Pasados estos peligros, el día 1 de agosto, el Ayuntamiento hizo a Tomas Bouza hijo adoptivo de la ciudad como agradecimiento a su comportamiento ya que su actuación fue trascendental a la hora de salvaguardar el orden y la estabilidad de la región durante los momentos de la insurrección, evitando de esta forma muchas muertes en la ciudad.

El día 2 de agosto se supo en Jerez que el cantón de San Fernando fue derrotado definitivamente y comenzó el cerco del cantón de Cádiz, que caería poco después. Jerez había contribuido considerablemente debido a que suministro tropas y vituallas a las tropas acantonadas en el arsenal de esta ciudad que se mantenían fieles al gobierno. El día 9 de agosto regresará a Jerez una columna militar dirigida por Tomás Bouza tras recorrer la región para “descantonalizarla”, poniendo fin a estas insurrecciones en nuestra zona.

La Primera República finalizaría poco después pues el 6 de septiembre dimitiría Salmerón y le sucedería Castelar —que gobernaría desde el 20 de septiembre al 2 de enero de 1874— con un proyecto de república conservadora que no demostró ser muy viable ya que, durante los primeros días de enero, el general Pavía daría un golpe de Estado que resultaría ser el fin de la Primera República.

Bibliografía:

Caro Cancela, Diego. Burguesía y Jornaleros: Jerez de la Frontera en el Sexenio Democrático (1868-1874). Caja de Ahorros de Jerez. 1990.

Fontana, Josep. Cambio económico y actitudes políticas en la España del siglo XIX. Barcelona. Ariel. 1973.

Tuñón de Lara, Manuel. El movimiento obrero en la historia de España. Madrid. Sarpe. 1985.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído