javierfergo_ballet-flamenco_11.jpg
javierfergo_ballet-flamenco_11.jpg

El Festival de Jerez, el que probablemente sea el encuentro flamenco más prestigioso del mundo, cumplirá veinte años el próximo 2016 mientras comprueba cómo los apoyos institucionales siguen cayendo en picado edición tras edición. En 2015, los recursos destinados a la muestra de baile flamenco y danza española por parte del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música (Inaem), dependiente del Ministerio de Cultura, se han reducido un 40% frente al año anterior, pasando de 75.000 a 30.000 euros de aportación. Desde 2011, cuando accedió al Gobierno central el Partido Popular, las ayudas se han recortado en el 76% que media de los 130.000 concedidos aquel año a los escasos 30.000 de asignación para la edición que tuvo lugar entre febrero y marzo pasados. 

Los recortes en Cultura no son en absoluto una novedad, ni algo ajeno a la mayoría de festivales y certámenes del país. Es sangrante, no obstante, el tratamiento al Festival de Jerez, muy lejos del seguimiento mayoritario de aficionados, cursillistas, y profesionales del mundo del flamenco en general que han colocado a la muestra en una de las más emblemáticas y esperadas de cuantas celebran a nivel mundial. De hecho, estos días se perfila la programación de la próxima edición de 2016, muy especial para la organización, y no se dejan de recibir propuestas de decenas de destacados artistas que quieren formar parte de su cartel. El INAEM, por ejemplo, concedió 162.000 euros a la Bienal de Flamenco de Sevilla en 2012 pero redujo su aportación el pasado año hasta los 90.000 euros, que en dos anualidades viene a representar prácticamente lo que aporta a la muestra jerezana. 

En todo caso, el desprecio por parte del ente estatal al Festival de Jerez es flagrante. En la propia web del INAEM, en el apartado que recoge los festivales y circuitos de ámbito nacional a los que patrocina, ayuda o con los que colabora, ni siquiera figura el certamen flamenco jerezano en una relación de festivales subvencionados con dinero público como la Semana de la Música Religiosa de Cuenca, el Festival Internacional de Música de Santander, y el Festival Internacional del Cante de las Minas, en el que el Ministerio de Cultura está presente incluso como patrono de su fundación. Una larga aspiración que no han conseguido en todos estos años los organizadores del Festival jerezano. 

Como publicaba hace unos días el periodista Fran Pereira en el rotativo local Diario de Jerez, es curioso que festivales extranjeros y artistas reciban más fondos del INAEM que un certamen tan consolidado y reconocido como el jerezano. Ponía de ejemplo el Flamenco Festival de Londres, que recibe 40.000 euros con una función diaria durante 13 días. Lejos de un Festival de Jerez que dura 16 días y oferta un cartel con unas 40 propuestas. La "ridiculez", escribe Pereira, de los 30.000 euros concedidos al Festival se comprueba al confrontar la asignación con la cuantía de las subvenciones que recibirán algunas compañías de danza para sus giras: Belén Maya recibirá 25.000 euros por girar por España, mientras que el Nuevo Ballet Español percibirá 25.000 para su gira nacional y 20.000 euros de apoyo económico por sus bolos en el extranjeros. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído