javierfergo_pres-fest_07.jpg
javierfergo_pres-fest_07.jpg

Un ciclo extraordinario con 20 artistas de la talla de Rocío Molina, Rubén Olmo y Belén Maya actuando en 20 espacios singulares proyectará la imagen de la muestra por toda la ciudad.

Ha habido diversos flirteos estos años pero será en su 20 cumpleaños, con un grado ya adecuado de maduración interna, cuando el Festival de Jerez, la muestra de baile flamenco y danza española más prestigiosa del mundo, se lance decididamente a la calle. La necesidad de contagiar a la ciudad de lo que se cuece durante la muestra en los escenarios, principalmente en Villamarta, era una larga reivindicación que por fin va a ser atendida. 

Entre el próximo 19 de febrero y 5 de marzo de 2016, la organización del certamen, liderada por su directora Isamay Benavente, ha preparado un atrevido programa paralelo 'de calle' que se ajusta como un guante al intenso cartel conformado por medio centenar de espectáculos y un área formativa con 43 cursos y talleres. Jerez, Ciudad del Flamenco; Flamencook; Tapateando son los tres eventos que no solo conectarán el Festival con la ciudad que le vio nacer sino que además reforzarán la vertiente turística que, superada la consolidación de la muestra, se quiere ahora potenciar. 

En el primer caso se trata de un ciclo extraordinario donde “20 artistas actuarán en 20 espacios singulares de la ciudad para celebrar nuestros 20 festivales”, ha expuesto en rueda de prensa la alcaldesa, Mamen Sánchez, que ha estado acompañada de la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, y de la directora del certamen. Montajes de pequeño formato que tendrán como protagonistas, entre otros, a artistas de la talla de Rocío Molina, Belén Maya, Olga Pericet y Rubén Olmo -Premio Nacional de Danza 2015-.

El salto a la calle del Festival también se hará patente en la apuesta por la fusión del flamenco y la gastronomía. Lo jondo y la alta cocina se darán la mano en Flamencookun 'showcooking' que albergará el 20 de febrero la bodega de González Byass y que parte de un proyecto de la empresa Livingtown, que contará con tres chefs y se basa en un libro de próxima edición obra de los propios jefes de cocina, Daniel Diosdado y el periodista que firma este artículo. Del mismo modo, la apuesta por eventos ajenos a la programación oficial se complementa con la ruta Tapateando, que en colaboración con Horeca ofrecerá durante el fin de semana central de la muestra un recorrido gastronómico por bares y tabancos que ofrecerán tapas inspiradas en el flamenco y regadas con vinos de Jerez. "Son dos nuevas fórmulas con las que pretendemos atraer a un público más amplio y desarrollar nuestro potencial como industria turística vinculada a la cultura, a nuestras señas de identidad”, ha resaltado la regidora socialista.

En consonancia con esa idea de ‘ocupar’ más la ciudad, se suman cinco importantes exposiciones en esta vigésima edición: una quincena de murales en las calles gracias al proyecto Presencias, de Juan Carlos Toro; Objetivo flamenco, de Juan Salido; Ceci n'est pas flamenco, de Daniel M. Pantiga; 20 años dando el cante, de Miguel Ángel González; y la exposición de la compañía de bailes españoles de la Argentinita y Pilar López. 

La Junta aporta 75.000 euros, un 68% menos que antes de la crisis

La Junta de Andalucía, a través de la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, ha vuelto a expresar su apoyo "incondicional" al Festival de Jerez. En concreto, su aportación económica para la celebración del evento internacional asciende a 75.000 euros, según ha confirmado en rueda de prensa la responsable de esta cartera del Gobierno andaluz. Esta cantidad es idéntica a la que aportó en esta edición y un 68% inferior a la que venía aportando hasta 2009, ya con la crisis y las políticas de recortes y austeridad instaladas en todas las administraciones. Significativo es, a todo esto, la ausencia de representantes del Ministerio de Cultura y del Inaem, que supuestamente también apoyan la muestra con ayudas directas para la producción pero que año tras año ni tan siquiera acuden a su presentación.

La consejera de Cultura insiste en la pujanza del flamenco "motor de la industria cultural" en Andalucía

Ante organizadores, patrocinadores, artistas, periodistas y aficionados, Rosa Aguilar ha valorado la relevancia de "esta cita de prestigio y con unos cimientos sólidos construidos a lo largo de dos décadas que se convierte cada año en el mejor escaparate del flamenco en general y de su baile en particular". Igualmente, ha mostrado también su convencimiento de que "el flamenco debe ser uno de los principales motores de la industria cultural" en Andalucía; y ha recordado que "esta cita alimenta y se alimenta de todas las vertientes del flamenco: artística, cultural, formativa y también de generación de empleo y oportunidades".

Por su parte, Mamen Sánchez ha hecho especial hincapié en el proyecto "global" que representa el Festival, y desde esa amplitud de miras, el evento “viene a reforzar el carácter universal del flamenco, alienta su vitalidad innata y responde a una demanda cultural que ya no tiene fronteras”. A este respecto, recordó algunas de las cifras de la pasada edición: las más de 33.500 personas que participaron en las 163 actividades programadas, los 1.000 alumnos de los cursos y talleres y los 74 medios acreditados. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído