Un director portuense se monta su primera película en una casa palacio: “Los cortos se me quedaron cortos”

El guionista José Manuel Rebollo cuenta a lavozdelsur.es los entresijos de Sola, una obra espeluznante “con varias capas” que llega después de años estrenando cortometrajes

José Manuel Rebollo está terminando su primer largometraje, rodado íntegramente en su ciudad natal.
José Manuel Rebollo está terminando su primer largometraje, rodado íntegramente en su ciudad natal. MANU GARCÍA

Dicen que la fórmula mágica para lograr metas se compone de ganas y esfuerzo. Lo demás, es dejarse llevar por la ilusión. Al director de cine José Manuel Rebollo, de 30 años, se le metió en la cabeza rodar una película, y no ha parado hasta conseguirlo. A punto de terminar su ópera prima a la que llama Sola, el guionista portuense asegura que lleva empeñado en contar historias con planos desde que era un niño.

“Con 7 años me metía en mi cuarto a jugar con los muñecos, cogía un reloj, calculaba una hora, y montaba mis películas. Tenía un par de ellas que siempre las recreaba”, cuenta con una sonrisa en la cara. Su pasión por el audiovisual crecía con él. “Yo quiero hacer esto de mayor”, repetía sin cesar cada vez que se topaba con alguna obra.

Cuando entró en el Bachillerato de Artes en el I.E.S Juan Lara, en su ciudad natal, tuvo la oportunidad de realizar su primer cortometraje, un trabajo “totalmente amateur” que presentó junto a unos compañeros de clase. “Surgió el primer certamen sobre cortos y dije, esta es la mía”, dice sentado frente a una de las palmeras del parque Calderón.

El portuense durante la entrevista con lavozdelsur.es
El portuense durante la entrevista.  MANU GARCÍA

La jugada no le salió nada mal. Su creación acabó llevándose dos premios en el concurso, reconocimiento que le dio un chute de energía positiva. José Manuel apuntaba maneras y en cuanto pudo se escapó a Madrid para profundizar en el séptimo arte.

"De pequeño me metía en mi cuarto a jugar con los muñecos y montaba mis películas"

En 2014 empezó a practicar entre cámaras, micrófonos y escaletas como estudiante del Instituto del Cine de la capital. “Aprendí a trabajar en equipo y la jerarquía. Nada más llegar, conocí a gente y dije, quiero rodar algo más profesional”. Con las ideas muy claras, el portuense, imparable, dio a luz a Laura (2015), una historia sobre una chica inestable emocionalmente que acabó brillando en el Festival internacional de cortos online Notodofilmfest. El primer corto de su currículum quedó entre los 100 finalistas de los 900 que se presentaron.

Ya había asomado la cabeza en el oficio del que ahora vive. Desde entonces, el amante de Roman Polansky, Woody Allen o David Lynch, no ha dejado de crear. A Laura le siguió En un momento (2018), Historia de una flor (2019) y No me acuerdo de ti (2020), cuatro piezas audiovisuales de escasos minutos, únicas estrenadas de las cerca de 14 que ha llegado a grabar. Todas ellas enmarcadas en el género drama y algún que otro experimento metafórico.

José Manuel explica su nuevo proyecto.
José Manuel explica su nuevo proyecto. MANU GARCÍA

Rodar este formato le encanta, no pone ninguna pega, pero el portuense aspiraba a más. Al final, “los cortos se me quedaron cortos” y, como “siempre he querido hacer una película” no dudó en lanzarse a un nuevo proyecto con el que “me siento lleno de verdad. Me he sentido realizado”.

Con su objetivo cumplido, José Manuel valora cada minuto que un largometraje le permite aprovechar, a diferencia que el corto. “En la película, que dura una hora y media, he tenido un tiempo para contar dilatadamente los temas que me gustan”, dice sin perder su talante risueño.

"Escribí el guion en tres semanas"

Sola ha nacido, y sigue fraguándose, en pandemia. La idea surgió del guion de un corto que ya había escrito en 2019. El cineasta rescató una historia protagonizada por una hija que cuenta algo muy personal a su madre y, a partir de ella, se puso manos a la obra. “Llegó el confinamiento y se me ocurrió rodar una película en mi casa. Yo haría de hijo y mi madre, de madre. Escribí el guion en tres semanas y, cuando ya lo tenía todo adaptado para grabarlo, vi que me gustaba demasiado como para hacer algo tan casero”, comenta el director considerado a si mismo como “muy tranquilo”.

Un momento de la charla en el parque Calderón.
Un momento de la charla en el parque Calderón. MANU GARCÍA

Él transmite esa calma que a muchos le faltan. Una valiosa arma que ha utilizado para sumergirse en el rodaje en marzo de este año, con todo lo que ello conlleva. 10 días en los que culminaron los ensayos previos realizados durante los cuatro meses anteriores.

Para hacer realidad su propuesta audiovisual, José Manuel confió en el público y organizó un crowfounding que fue todo un éxito en los 40 días de difusión por las redes sociales. Según afirma, la financiación de su primera aventura de más de 10 minutos recae en “ahorros personales, ayuda de familiares y la campaña”.

"La casa palacio es un personaje más"

La película, de terror -género que nunca había tratado-encierra “varias capas que vas quitando y te vas encontrando con drama o subgéneros del terror”. Para desarrollarla, eligió una localización “muy antigua” que juega un papel fundamental junto a Asensio Salas, las portuenses Mabel Carrión y María Andrómeda, y otros rostros de la provincia gaditana. El lugar idóneo era una casa palacio ubicada en la calle Larga de El Puerto.

Entre vetustas paredes, Marta se aísla del mundo tras recibir una mala noticia. En su guarida, empiezan a suceder cosas extrañas y a notar la presencia “de seres que ya no están entre nosotros”. Con esta presentación dice que el inmueble del siglo XVIII -que se “decoró bastante” para la ocasión-“es un personaje más”.

El director espera poder estrenar su ópera prima a principios de 2022.
El director espera poder estrenar su ópera prima a principios de 2022.  MANU GARCÍA

La obra, íntegramente rodada en El Puerto, con escenas en el hospital y en la playa, se ha adaptado a la pandemia y, con todas las medidas de seguridad, ha emergido pese a todo. “Yo quería rodarla y fui de cabeza, fui un poco kamikaze. Me considero aventurero”, confiesa José Manuel durante la conversación con lavozdelsur.es.

En estos tiempos, podía pasar de todo. Pero, afortunadamente, todo ha ido de perlas. Según explica, “el dinero que teníamos es el que había, si sucedía algo y se tenía que aplazar, habríamos perdido pasta”.

Aún no está terminada, se encuentra en el proceso de corrección de sonido y de color y queda componer la banda sonora. “Yo creo que a principios de 2022 podremos enviarla a festivales y demás”, añade. Un sueño que no ha hecho más que empezar.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído