Rosario Troncoso presenta su antología poética ‘Eternidad Provisional’ que recoge algunos de sus mejores poemas sobre la intimidad de las vidas cotidianas y el mundo exterior.

“[….] Tanta sed y la sal/ Nuestro mundo abarcable entre los dedos/ Los días de Puerto real entonces tenían veinte años”.

En su Puerto Real, al que llegó con quince años, Rosario Troncoso es querida. Es profeta en la tierra que siente suya, en la que ocupa alguno de sus poemas que se recogen en su antología Eternidad provisional, una selección de Paco González Fuentes, de diez años de obra poética  desde su primer poemario Huir de los domingos (2005) hasta el último Transparente (2015).

Versos que cierran una etapa y dan comienzo a otra. Y por eso, sus amigos, sus fieles escuderos, quisieron sorprenderla con la lectura de algunos de sus poemas en un acto en el que la sensibilidad y la fuerza se dieron la mano. Un poco como con la poesía de Troncoso: la de la valiente que sabe mirarse por dentro, desnudarse el alma y dejar para la eternidad todos sus miedos, alegrías, desvelos y certezas. En este perfecto maridaje de ternura y garra, otro arte ancestral se unió para completar esta presentación poética: el cante flamenco de Loli Lacalle y la guitarra de Miguel Ramos.

El escenario elegido es otro de esos sitios que llenan de magia cualquier evento. Rodeados de pinceles, cuadros y creatividad, La Garabata acogió la presentación de Eternidad Provisional casi sin que Rosario tuviera constancia de ello, a pesar de ser la protagonista. Sus gran amigo Joaquín  Gómez organizó este encuentro poético en el que se dio lectura a alguno de los poemas de la obra de Rosario. Así que pasadas las ocho de la tarde, Joaquín, junto Francisco José Márquez, Lucía Ariza (una de las responsables de La Garabata) y Sergio Moreno fueron verbalizando cada una de las estrofas de una escritora que hace “apología de la intimidad” en sus versos, como dijo de su obra Moreno, que leyó entre otros, La costumbre.

“De las entrañas del amor ya no sé nada/ Hace tiempo que olvidé el modo en que abrasa su existencia/ El primero de sus besos cristalizó las glándulas de la tristeza/ Una suerte de estabilidad desequilibró mi caos interno, y el vértigo esquemático del orden acabó por aplastarme entera: pechos, caderas y labios/ La temida e impoluta losa feliz cayó sobre mi asombro y secó el humedal donde siempre germinaron ideas y poemas/ Temo ahora que desde fuera nadie oiga mis gritos”

Su ahijado literario, Francisco José Márquez, autor de Pequeños trazos, no quiso dejar pasar la oportunidad para leer una de las creaciones más bellas y ejemplificadoras de la poesía de Rosario: intimidad, cotidianidad, ternura y pasión. Todas las que caben en un Post-it:

“Te dejo aquí las llaves de mi vida y pan con chocolate/ No llegues tarde, me asusta tu ausencia. Caliéntame un poco de leche, amor/ Prepárame la cama. Recuérdame y trae fresas/ En la nevera hay algún beso de ayer. Volveré pronto. Enciende todas las luces”.

Tampoco lo hicieron Lucía Ariza y Joaquín Gómez, el precursor de esta encerrona en la que unió la mejor poesía de la escritora y con la voz “antigua y flamenca” de la cantaora Loli que emocionó con su versión de La nana del caballo grande, de Camarón.

A flor de piel, Rosario también quiso contar-cantar sus poemas, demostrando una vez más que es experta en retratar con versos el preciso momento de la cotidianidad más mundana y a la vez más profunda, la adrenalina del amor y el desgarro que provoca no tenerlo. Pero también, la realidad social, como su Cenicienta: “Vuelve a casa descalza. No soporta los tacones, ni el peso de la calle, ni huye ya de los depredadores/ [….] Esta ciudad absurda engulle a chicas descalzas, a veces…”. Recordó sus fines de semana en el campo en El árbol de la infancia y emocionó al público con sus poemas a su hija y a su madre, Dulce torbellino bajo la piel y A mi madre.

El vino puso fin a un sencillo acto a una poeta, profesora, articulista, editora, directora, mujer y madre que desde hace diez años canta a la vida “con restos de azúcar, entre sílaba y sílaba”. Ahora comienza una nueva etapa.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído