El cineasta premiado en el Festival de Málaga que pastorea en una aldea de Galicia

Oliver Laxe, que ganó dos premios Goya por 'O que arde', ha sido galardonado en el Festival de Málaga

El Festival de Málaga ha dedicado el premio 'Málaga Talent' al cineasta gallego Oliver Laxe, que lo ha recogido este pasado domingo.   KOKE PÉREZ
El Festival de Málaga ha dedicado el premio 'Málaga Talent' al cineasta gallego Oliver Laxe, que lo ha recogido este pasado domingo. KOKE PÉREZ

El Festival de Málaga ha dedicado el premio Málaga Talent al cineasta gallego Oliver Laxe (París, 1982), ganador de prestigiosos premios internacionales por sus tres largometrajes. En el encuentro celebrado en la tarde del pasado domingo en el Salón Rossini del Teatro Cervantes, el director Juan Antonio Vigar ha definido este premio como una invitación a continuar con su creación, “con este reconocimiento, el Festival quiere decir, Oliver, qué bien lo estás haciendo pero cuánto nos queda por ver de ti”, ha manifestado el director del certamen.

Ganador del Gran Premio de la Semana de la Crítica en Cannes con su segunda película Mimosas (2016), Laxe se ha refugiado en los últimos años en una aldea de Galicia, donde está gestionando un proyecto cultural y contra el desploblamiento, faceta que considera “una parte más de su vida como cineasta” y que le hace sentirse muy acorde con el momento que está viviendo su generación. El reconocimiento que recibe en el Festival de Málaga le hace recordar de nuevo su trabajo como director de cine, según ha resaltado. Actualmente, Laxe está sumergido en la vida rural: pastorea, enseña y construye en el campo al mismo tiempo que finaliza el guión para su próximo largometraje que se rodará entre Marruecos y Mauritania.

“Tengo el guión listo para empezar a buscar financiación”, ha comentado el cineasta ganador de dos premios Goyas por su última película O que arde. También, ha apuntado que está trabajando en una serie de televisión que se rodará en Ancares, comarca gallega donde actualmente vive en una casa que perteneció a sus abuelos. Para Laxe el cine debe contar historias que conecten al espectador con lo esencial, que le ayuden a buscar su propia mirada. “La libertad del autor es lo que más aprecia el espectador”, ha subrayado al tiempo que se ha definido como un autor de imágenes y del paisaje, interesado en “saborear y rascar ciertas imágenes”.

Con una mirada intimista, los trabajos de Laxe poseen un “gran valor testimonial y social que cierra el círculo con su vínculo con lo natural”, según ha remarcado Vigar, quien también ha destacado su gran compromiso con la sencillez. “En tus películas se mantiene al niño que de pequeño iba a jugar al campo, a Ancares”, ha subrayado el director del festival. En este sentido, el realizador gallego considera que su cine intenta recoger la belleza y la fragilidad desde lo pequeño, “cuando observo naturaleza me siento pequeño”, ha insistido.

El autor del largometraje O que arde ha confesado que todas sus películas nacen en el valle y de los valores de su familia. “Yo he hecho mi obra con soberanía porque en el fondo no he cambiado”, expresó el joven director que reconoce que su carrera ha sido orgánica dando pasitos pequeños. Al recoger el premio, Laxe ha estado arropado en el escenario del Teatro Cervantes por Davide Salvado, Daniel Pardo, Ida y Benedicta Sánchez, ganadora del Goya a la Mejor Actriz Revelación. Oliver Laxe ha agradecido el reconocimiento que le otorga el Festival de Málaga, “a mí me encantan los premios. No es lo mismo ahora que hace diez años. La noción del éxito y del fracaso son muy diferentes. Aunque de alguna manera siempre he estado en los márgenes, viniendo del Festival de Málaga es muy bonito”.

El cineasta gallego ha cantado junto con sus amigos Pardo y Davide para demostrarsu gratitud y su felicidad por el premio recibido. “Cuando te sientes bien y feliz, lo que se hace es cantar”. Han interpretado una canción popular gallega que han ensayado en el coche durante el viaje desde Galicia hasta Málaga. Oliver Laxe  creció entre Francia, España y Marruecos. Sus dos primeros largometrajes fueron premiados en el Festival de Cannes. Todos vós sodes capitáns recibió el premio Fipresci en la Quinzaine des Réalisateurs en 2010 y Mimosas obtuvo el Gran Premio de la Semaine de la Critique en 2016 además del Premio Especial del Jurado en el Festival de Sevilla, entre otros.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído