17 años, especialista en el Renacimiento y ganador de un concurso europeo sobre historia

Bruno Escobar se hizo con el primer premio del 'Eustory, History Network for Young Europeans', en su undécima edición. FOTO: MANU GARCÍA.
Bruno Escobar se hizo con el primer premio del 'Eustory, History Network for Young Europeans', en su undécima edición. FOTO: MANU GARCÍA.

Bruno Escobar (Jerez, 2001) es un alumno revelación. El pasado mes de octubre ganó el primer premio del concurso europeo Eustory, un certamen que se define como "una aventura preuniversitaria" para "aprender investigando" en la que han participado más de 200 estudiantes de Secundaria y Bachillerato de 25 países distintos. Alumno de segundo de Bachillerato del I.E.S. Santa Isabel de Hungría, fue motivado por su profesora Sonia para presentar al concurso europeo —galardón que ni él mismo conocía—, un trabajo titulado La arquitectura civil y la intelectualidad cultural del primer Renacimiento en Jerez de la Frontera. Un premio dotado con 2.500 euros al esfuerzo y dedicación de un investigador jerezano de tan solo 17 años.

"Es sobre una primera generación de humanistas que desarrolla y enseña a una segunda generación, con figuras muy importantes como Francisco Pacheco, que es uno de los humanistas más importantes de España en este siglo", cuenta. Recalca que "son gente que se forma en Jerez pero de la que no conocemos nada de sus maestros". Nada, hasta que él mismo se encargó de hacerlo. "Esa formación que tuvieron ellos pudo estar en Jerez, algo que documento mediante información de archivo bastante abundante y con la de los palacios que estos nobles construyeron, como el palacio de Campo Real, el palacio de Riquelme, el palacio de Ponce de León o y un palacio que es muy poco conocido, la casa de Francisco de Siles, que está justo delante de San Marcos".

Bruno Escobar posa para lavozdelsur.es delante de San Francisco. FOTO: MANU GARCÍA.

Sin embargo, Bruno no vendrá a hablar de todo ello en el ciclo Jerez de muerte, una visión de la muerte en la historia y el arte de la ciudadsino concretamente del entierro de Juan de Suazo y e las lápidas de este y su mujer, Florentina Ponce de León, escondidas en un rincón de la Iglesia de San Francisco, donde "pasan desapercibidas por sus visitantes". "Las lápidas están en la nave principal, llegas al fondo, delante del retablo y a mano derecha: escondidas detrás de un retablo, allí hay dos lápidas pegadas al suelo", cuenta a lavozdelsur.es. "La gente no suele darse cuenta pero son verdaderamente importantes porque son obras renacentistas que datan de la década de 1490 y en estos años no había ninguna tumba renacentista", añade. La hipótesis de este joven investigador es que son las primeras tumbas renacentistas que hay en Andalucía.

"A la gente le va a llamar la atención que las voy a poner en relación con otras obras que están realizadas en Italia porque estas dos tumbas fueron realizadas allí y se traen para que sirvan de sepulcro al matrimonio de Juan de Suazo y Florentina Ponce de León", sostiene. Además, Bruno Escobar analizará cómo fue el entierro de Juan de Suazo a partir de los pocos documentos que se conservan.

Lápida de Juan de Suazo en San Francisco. Foto: J.M. Moreno Arana.

Pero, ¿quiénes eran Juan de Suazo y Florentina Ponce de León? "Juan de Suazo no es un noble pero sí que es un señor jurisdiccional en un territorio que se llama la puente de Suazo, el germen del actual San Fernando, una población que nace en torno a un puente que aún se conserva y el castillo de San Romualdo", cuenta. "Él hereda esto y ejerce como señor de ahí. Está involucrado en diferentes conflictos bélicos, siendo parte muy importante de la guerra que hay en Jerez a finales del siglo XV tomando partido en el bando de Ponce de León, y su hermana, Florentina, es quien se casa con él". Juan de Suazo "se convierte en un patricio urbano, en un noble que en vez de tener los dominios en una zona de campo se traslada a la ciudad y ejerce en el cabildo municipal de la ciudad su papel como señor". Sobre el entierro de Juan de Suazo, sin embargo, solo se conserva un inventario. "Sabemos que participó un hombre negro portando una bandera y que se contrató un señor para que pintara unos escudos en las tumbas", narra Bruno Escobar.

No obstante, su trabajo transciende más allá del premio conseguido en el Eurostory y de la ponencia de este miércoles. En verano pasa las mañanas investigando "intensivamente" en el archivo municipal, y en época lectiva, lo hace las tardes que puede y abre.  "Tengo publicado un artículo sobre el monasterio de la Merced, mi instituto, durante el siglo XVI, XVII y XVIII, y luego próximamente voy a publicar un artículo sobre la muerte de Carlos V y su recepción en Jerez, sobre lo que el Ayuntamiento se gasta", confiesa. El trabajo pone en tela de juicio lo que los historiadores han dicho sobre Carlos V en Jerez y según el investigador demuestra que "una vez muerto el Cabildo tiene otros intereses como la ropa que los capitulares van a llevar en las procesiones". Un punto de partida que Bruno quiere utilizar para otras investigaciones sobre este tema como las relacionadas con  Felipe II al que también "se le hacen unas grandes exequias funerarias en Jerez".

Bruno reconoce que le gustaría estudiar la carrera de Historia del Arte en Sevilla aunque "todavía es pronto para hablar de eso". FOTO: MANU GARCÍA.

"Tenemos un archivo que es fantástico, la documentación que hay es excepcional. Pero no solo se basa en sacar información y publicarla, hay que darle un poco a la cabeza y pensar que significa por ejemplo que Francisco Ponce de León, que financia su propio palacio, mande a tallar un retrato suyo", reconoce. "¿Qué nos dice eso? ¿Qué cambio en la ideología hay que provoca que se talle un retrato muy realista en la fachada de un palacio? Es algo de promoción y de propaganda, heredado de la tradición clásica", explica emocionado.

Sobre la ciudad de Jerez y su historia, de la que se declara un ferviente apasionado, cree que todavía hay mucho donde rascar. "Es una ciudad muy rica y que tiene mucha historia. Además tiene algo muy importante, que sus fondos documentales son más manejables que por ejemplo los de una ciudad como Sevilla. En Jerez se abren obras que están al mismo nivel artístico que muchas obras de Sevilla y al haber menos es mucho más fácil, es una gran ventaja". Es esa admiración por el patrimonio histórico-artístico la que le motiva a estudiar el próximo curso el grado de Historia del Arte, probablemente en Sevilla, aunque confiesa que es demasiado pronto para hablar de ello, todavía le queda por finalizar segundo de Bachillerato.

Bruno Escobar en un momento del encuentro con lavozdelsur.es. FOTO: MANU GARCÍA.

"Yo ya había empezado en el archivo yendo dos años cada vez que puedo a ver qué sale. Pero esto es así, uno no sabe lo que se va a encontrar allí y mediante publicaciones que ya existían y la información que ha salido del archivo he podido recomponer el rompecabezas que es saber lo que pensaban a partir de lo que hacían, eso es en lo que se fundamenta mi trabajo", reconoce sobre el Eurostory. Sobre su dedicación y conocimientos, es claro. "Mis padres han tenido mucho que ver pero mi formación es autodidacta". Una joven promesa que a buen seguro contribuirá a ampliar el conocimiento de histórico de una ciudad sobre la que todavía queda mucho en el olvido.

Sobre el autor:

Sebastián Chilla

Jerez, 1992. Graduado en Historia por la Universidad de Sevilla. Máster de Profesorado en la Universidad de Granada. Periodista. Cuento historias y junto letras en lavozdelsur.es desde 2015. 

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído