Vuelta al cole: ¿Qué hacen nuestros vecinos europeos?

Alumnos en un colegio, en una imagen de archivo.
Alumnos en un colegio, en una imagen de archivo.

La semana pasada, millones de alumnos volvieron a la escuela en Europa, tras medio año sin pisar un aula para algunos. Mascarilla obligatoria o no, semipresencial, escuelas ya cerradas… En este complejo contexto sanitario, los países europeos adoptan diferentes estrategias.

Francia cierra escuelas su primera semana de actividad

La mayoría de los alumnos comenzó el curso escolar el 1 de septiembre, con un protocolo menos estricto que en mayo. El distanciamiento social y la limitación de la “mezcla” de alumnos son ahora sólo recomendaciones, incluso en el comedor o en los internados, y no una obligación, como fue el caso durante el desconfinamiento.

Las mascarillas son obligatorias para todos los alumnos sólo a partir de los once años. Esta medida se justifica por las cifras muy bajas para los menores de 10 años. En una reciente nota epidemiológica, la organización de salud pública francesa afirma que “los datos de vigilancia muestran que los niños están menos afectados por el Covid-19 (menos del 1% de los pacientes hospitalizados y de las muertes)”.

Sin embargo, sólo tres días después del comienzo del curso escolar, 22 escuelas tuvieron que cerrar sus puertas debido a casos probados de Covid-19. El Ministro de Educación Nacional, Michel Blanquer, explica que “más de tres casos de Covid generalmente provocan el cierre de la escuela. Pero cada caso es particular”. Sin embargo, el ministro precisó que unas 20 escuelas están cerradas sobre un total de 60.000 centros.

A pesar de estos cierres, el ministro describió la primera semana del nuevo curso escolar como “bastante buena”. “Pese a los temores, todo el mundo ha vuelto, y estoy muy satisfecho por eso". La vuelta a la universidad también ha empezado para muchos centros en Francia. Algunos estudiantes vuelven a las aulas a tiempo completo con mascarillas, mientras que otros siguen una gran parte de sus cursos a distancia. Las universidades esperan un regreso "lo más normal posible".

Italia contrata más de 80.000 profesores 

La vuelta al colegio, prevista para el 14 de septiembre, promete ser difícil en Italia, el primer país europeo que cerró sus escuelas la primavera pasada. El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, y las regiones han publicado una serie de estrictas medidas sanitarias, entre otras: distanciamiento físico, compra de 2,5 millones de pupitres individuales y uso obligatorio de mascarillas cuando no se pueda respetar la distancia.

El Ministerio de Economía también planeó la contratación de 84.000 profesores para reducir el número de estudiantes en cada clase. Además, el Gobierno italiano considera la posibilidad de utilizar nuevos tipos de tests que permitan tener resultados en 30 minutos. El objetivo es no bloquear el sistema educativo.

El problema es que este método de detección es mucho menos fiable que los tests tradicionales. Estos tests rápidos ya se utilizan en otro contexto: para controlar las fronteras italianas. "En los aeropuertos romanos de Fiumicino y Ciampino, estos tests han permitido detectar 189 personas contaminadas en tres semanas", indica el diario romano La Repubblica.

Reino Unido: el uso de la mascarilla no generalizado

Los alumnos ingleses volvieron a la escuela la semana pasada, mientras que los escoceses e irlandeses ya han vuelto hace unas semanas. En Escocia, los alumnos no estaban obligados a usar mascarillas o a respetar las distancias físicas entre ellos.

En Inglaterra, después de decir que no era necesario, el Gobierno de Boris Johnson decidió que los profesores y los estudiantes deben usar la mascarilla cuando se desplazan (no en las aulas) en las escuelas a las áreas con alta transmisión del virus.

Esta medida intenta tranquilizar a los padres, ya que Boris Johnson hace de la vuelta al colegio una cuestión de honor. “El riesgo para su salud no proviene de Covid porque, estadísticamente hablando, sus posibilidades de sufrir esta enfermedad son muy, muy bajas. El mayor riesgo al que se enfrentan en este momento es no estar en la escuela” dijo el primer ministro. Los directores de escuela habían presionado para imponer el uso de la mascarilla, con el apoyo de los sindicatos de profesores.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído