Vox urge a que los temporeros magrebíes que no pueden volver a su país salven la cosecha nacional

Plantea la expulsión inmediata si no aceptan trabajar en las condiciones que se les ofrezcan ante la falta de mano de obra

Una cosechadora de zanahoria, en una imagen de archivo. FOTO: MANU GARCÍA.
Una cosechadora de zanahoria, en una imagen de archivo. FOTO: MANU GARCÍA.

Vox reclama ahora que las temporeras marroquíes que no pueden salir de España salven las cosechas. El campo español está sufriendo la labor fundamental de los inmigrantes que cruzan la frontera para trabajar algunos meses del año. Son contrataciones en origen que ahora no se pueden dar por el cierre del país.

La solución del partido ultraderechista es que sean esas mujeres que ahora mismo no tienen trabajo ni pueden salir de España las que acudan a cerrar cada una de las temporadas que sean posibles. Y la alternativa a ello, para Vox, es la "deportación inmediata" si no aceptan trabajar.

En una propuesta elevada al Congreso, la formación de Abascal ha asumido ahora el importante papel de los temporeros procedentes de otros países, especialmente del Norte de África. Varias ONG llevan años reclamando mejores condiciones laborales para todos ellos. En múltiples ocasiones se han mostrado los lugares en los que viven tras jornadas de 12 horas por debajo o apenas llegando al salario mínimo interprofesional. Se les da cama, sí, pero en pabellones en condiciones infrahumanas.

Es por eso que la alternativa a estos empleos indignos es la mano de obra española. Sin embargo, deberían ser los empresarios los que cambiaran las condiciones, toda vez que sería más difícil incumplir en las necesidades básicas para los españoles que para los extranjeros, que en muchas ocasiones llegan sin papeles de residencia y trabajo y no pueden por ello denunciar las condiciones en las que malvivien.

Además, la mano de obra española debe cubrir los desplazamientos desde otras partes del territorio. De esa forma, existirá un incentivo para el trabajo más allá de la fórmula de lo comido por lo servido.

Las campañas de temporada son abundantes en las dos grandes despensas andaluzas, Huelva y Almería, además de en territorios de Castilla. En otras labores, como la de la Campiña jerezana, sigue siendo mayoritaria la mano de obra nacional. Además, los trabajos relacionados con el campo que no son la recogida concreta suelen ser también de trabajadores nacionales, como el transporte, la supervisión o la transformación.

Así, la alternativa de Vox no es una cuestión humanitaria, como demuestra el hecho de que plantee la deportación si no aceptan trabajar para los empleadores agrarios, independientemente de en qué condiciones lo hagan.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído