El valor de la amistad en los momentos más duros del abuelo de Marta del Castillo: "Era mi amigo y ahora es mi familia"

En cada acto, una serie de amigos del abuelo de Marta del Castillo no se separan de él; son los mismos que en los días de bajón se encargan de levantarle el ánimo

José Luis, con el megáfono, junto al abuelo de Marta del Castillo.
José Luis, con el megáfono, junto al abuelo de Marta del Castillo. EMILIO CASTRO

Desde hace 14 años, la vida de José Antonio Casanueva cambió. Él fue el último familiar que vio a Marta del Castillo con vida antes de que fuera asesinada. En el acto organizado por el aniversario recordaba que aquella tarde le había dado dinero a su nieta para comprar incienso porque ella era muy aficionada a la Semana Santa. Casanueva ha dejado claro que, a sus 86 años, va a morir buscando a su nieta y este 24 de enero lo ha vuelto a demostrar. 

Sin embargo, también ha quedado claro esta fría mañana del primer mes del año que José Antonio no estará solo en su lucha. Aunque los focos (y los micrófonos) iban para él, mientras sostenía la pancarta, uno de sus amigos, Alfonso, se encargaba de repartir carteles con el rostro de la joven asesinada hace 14 años. A su derecha, una mujer sostenía el ramo de flores. A su izquierda, otra señora tampoco se mueve de su lado a pesar de necesitar un andador para avanzar. Con un megáfono en la mano para leer los discursos estaba José Luis Reina, otro de los inseparables de José Antonio.

Aunque la unión es evidente, el propio José Luis Reina se encarga de recordar algo que a buen seguro sabe el abuelo de Marta del Castillo. "A ti, abuelo, decirte que nunca estarás solo. Siempre puedes contar con nosotros y vamos a seguir caminando en la búsqueda de tu nieta y de nuestra niña", señalaba este amigo íntimo de Casanueva. Durante el acto, si faltaba alguno, José Antonio empezaba a buscar con la mirada. 

ABUELO MARTA DEL CASTILLO EMILIO CASTRO
José Antonio y José Luis caminan hacia el juzgado.   EMILIO CASTRO

Se dice que quien tiene un amigo tiene un tesoro y esta amistad se fraguó hace ya muchos años. Sin embargo, lo ocurrido el 24 de enero de 2009 cambio la relación que había entre ellos y unió a José Antonio, el abuelo que nunca ha dejado de buscar, y sus amigos aún más. En declaraciones a lavozdelsur.es así describe lo que supuso este crimen para él, "lo que ha cambiado es que antes tenía amistad con José Antonio y ahora no tengo amistad, es mi padre, mi hermano mayor...".

"Al ser tan allegado a ellos lo he vivido como un miembro más de la familia: sufriendo y con la impotencia de no poder hacer nada. Lo único que podemos hacer es esto, que nunca se olvide", afirma sobre los motivos que le llevan a estar codo con codo con José Antonio Casanueva en cada uno de los actos que organiza.

Lógicamente, tras lo vivido, José Antonio tiene días en los que no puede mostrar la fuerza que se le ve en público. Es entonces cuando sus amigos aparecen para ayudarle. "Cuando veo que está de capa caída organizo un viaje y nos vamos los cuatro o cinco amigos. ¡Nos hemos ido hasta seis días por ahí!, cuenta sobre los momentos en los que ve al abuelo de Marta más afectado para intentar desconectar. 

José Luis es la persona a la que el resto acude si no ven a José Antonio con ánimo. "Cuando lo ven un poco tristón me llaman y me dicen 'oye, el abuelo lleva dos días que no baja' entonces lo llamo y le digo que si no viene, voy yo a recogerlo", explica sobre el día a día del grupo de amigos. "A partir de que va lo tienes que tratar como un amigo más, sin que el te vea un trato especial".

ABUELO MARTA DEL CASTILLO EMILIO CASTRO
José Antonio Casanueva y sus amigos sostienen la pancarta.   EMILIO CASTRO

Si algo tiene claro José Luis Reina es que los amigos están para estos momentos, "no para tomar una copa". Además, reconoce que no sabe "de dónde saca la fuerza" José Antonio a sus 86 años. "Él no para y cuando se viene un poco abajo nosotros lo levantamos y lo empujamos para arriba", explica a este medio. La confianza entre ellos es palpable y el propio José Luis lo reconoce. Este amigo hasta bromea con la edad y la fuerza que demuestra a sus 86 años, "di la verdad, tú tienes 86 años antes de cristo", le comenta.

La tragedia de Marta del Castillo fortaleció una relación que ya era inquebrantable de por sí. Entre todos mantienen la esperanza, "esperamos con estos actos que a alguien se le remueva la conciencia y actúe en consecuencia. Otra cosa no podemos esperar". Tras estas palabras, José Luis se marcha junto a su amigo José Antonio.

Sobre el autor:

Emilio Cabrera.

Emilio Cabrera

Periodista.

...saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído