Una residente con 86 años de Vitalia La Marquesa recibirá el alta tras superar el coronavirus

Sus hijos han querido agradecer "el gran trabajo de entrega de los profesionales que luchan contra el Covid-19". El geriátrico, con casi una veintena de fallecidos, ha sido el gran foco de la pandemia en Jerez

Una ambulancia a las puertas de Vitalia La Marquesa, en el peor momento de la pandemia. FOTO: MANU GARCÍA
Una ambulancia a las puertas de Vitalia La Marquesa, en el peor momento de la pandemia. FOTO: MANU GARCÍA
Después de que la residencia de ancianos Vitalia Home de La Marquesa haya registrado casi una veintena de fallecidos por coronavirus desde que se inició la pandemia, y de que incluso grupos de familiares se hayan organizado para denunciar a este geriátrico por la gestión seguida durante la alerta sanitaria, al menos hay algunas noticias positivas tras dos meses aciagos. Una interna de esta residencia jerezana, con 86 años y que se ha pasado los últimos treinta días ingresada en el hospital con Covid-19, está a punto de recibir el alta tras superar la enfermedad. Según ha informado su hijo, Francisco Moscoso, a lavozdelsur.es, la mujer regresará a La Marquesa tras haber permanecido un mes en la unidad de infecciosos del Hospital de Jerez. Cuando se produzca el retorno a la residencia, intervenida por el Servicio Andaluz de Salud, desde finales del pasado mes de abril, deberá permanecer en aislamiento durante quince días. "Sus hijos queremos agradecer el gran trabajo de entrega en la lucha contra el Covid-19 que los médicos, enfermeros, auxiliares, limpiadores, celadores, personal de mantenimiento, de seguridad, fuerzas del orden público, etcétera, están llevando a cabo en nuestra ciudad. Sin ellos, y la conciencia de nuestra sociedad, no podremos terminar por destruir al coronavirus", ha afirmado Moscoso.

El hijo de esta interna en La Marquesa, que una vez que cursó una queja ante la Junta de Andalucía por el trato que la residencia estaba dispensando a los familiares de internos asegura que "ya pasaron a informarnos todos los días de la situación de mi madre", reconoce que "durante el ingreso de mi madre en el hospital el trato hacia ella ha sido exquisito, atento y con mucho cariño". "La médico que le ha atendido ha llamado diariamente por teléfono para hacernos llegar el estado de nuestra madre y ha estado siempre muy atenta a todas las preguntas que le hemos formulado. Incluso pudimos hablar con ella por videoconferencia gracias a uno de los sanitarios", ha expresado.

"Han sido treinta días de temor y esperanza, con la confianza siempre firme en la profesionalidad de los sanitarios a los que queremos agradecer una vez más su vocación, sin ella no se puede entender el riesgo que corren para que los enfermos infectados por el Covid-19 se curen", ha transmitido Moscoso, quien recuerda que "nuestra madre es residente en Vitalia Jerez y que esta residencia ha sido muy castigada por esta pandemia, han muerto muchos ancianos y se han infectado muchos, también trabajadores". Con un centenar de trabajadores y 200 internos, Vitalia La Marquesa ha sido uno de los grandes focos de la pandemia en la provincia de Cádiz. Hasta que el SAS no medicalizó sus instalaciones, "no se ha estabilizado más la cosa, hasta el punto de que probablemente muy pronto podamos, con todas las medidas de protección y seguridad, visitar a nuestros familiares".

En todo caso, Moscoso no olvida "que la sanidad pública ha sufrido muchos recortes desde 2008 de los que tiene que recuperarse. No olvidamos que nuestros padres residentes en Vitalia y en otras residencias tienen que recibir un mejor trato y que estas residencias tienen que contar con más medios y personal. No olvidamos que hay muchos profesionales trabajando en estas residencias con vocación y que están sometidos a presiones y recortes laborales y salariales como consecuencia del negocio que suponen las multinacionales como Vitalia. No olvidamos que los ciudadanos tenemos derechos y que tenemos que utilizarlos para que mejoren las condiciones en la residencia y en la Sanidad Pública". "Esperamos que nadie olvide que esta pandemia es algo serio y que tenemos que ser responsables para seguir venciéndola. Se han llevado a cabo muchos logros médicos para curar a nuestros enfermos de Covid-19 y seguirán llevándose a cabo hasta que tengamos una vacuna, y todo esto gracias a nuestros médicos y científicos que sufren de precariedad laboral y de falta de medios de protección y de inversión pública", ha zanjado en el escrito remitido a este medio.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído