Una casa de citas en una unifamiliar de Jerez, cerrada por la presión vecinal

Los vecinos agradecen la diligencia con la que ha actuado la Policía Local y esperan el pronto desalojo de la vivienda

Una urbanización en Pozoalbero en una fotografía de archivo.
Una urbanización en Pozoalbero en una fotografía de archivo.

La casa de citas camuflada en una unifamiliar de una calle de Pozoalbero en Jerez tiene los días contados, apuntan desde Andalucía Información. Gracias a la presión vecinal, sumada a las visitas de la Policía Local ante las molestias denunciadas durante la madrugada de los últimos fines de semana se ha podido saber que la madame y las chicas de compañía de esta casa hayan anunciado su marcha para dentro de un mes.

La Policía Local ha podido localizar al propietario de la vivienda, que residente al norte del país, tras plantear el asunto en Mesa de Seguridad por la asociación de vecinos Palos Blancos, a través de la federación vecinal La Plazoleta, como se comenta desde Andalucía Información. Así, el dueño de la casa en Pozoalbero ha decidido rescindir el contrato desde hoy, 1 de julio. Pese a que el alquiler estaba firmado por cinco años.

La asociación de vecinos Palos Blancos, a través de su presidente, José Grilo, ha agradecido especialmente a la Policía Local la diligencia con la que han abordado este asunto.

Finalmente las inquilinas parecen haber conseguido un mes para prepararlo todo y dejar la casa. Ahora los vecinos podrán descansar tras meses soportando las consecuencias de una actividad de lunes a domingo que funcionaba las 24 horas del día y que se venía intensificado en los últimos dos meses con el añadido de problemas de ruido durante los fines de semana, además llegaron a encontrarse restos de botellas y un fuerte olor a orines. Algunos vecinos habían optado incluso por desconectar sus telefonillos, después de que en más de una ocasión en la madrugada algún que otro cliente les hubiera llamado por error buscando la casa de citas camuflada.

Los vecinos de Palos Blancos prefieren mantenerse al margen hasta que la casa se quede deshabitada definitivamente y solo esperan tener más suerte con los próximos inquilinos que habiten la casa. En los últimos días, la propia madame ha contactado con el presidente de la asociación de vecinos para confirmarle que ella y las chicas se irán en un mes y que no quieren causar problemas, mientras que esta misma semana agentes de la Policía Local han entrado de nuevo en el interior de la vivienda para identificar a las chicas, algunas de ellas de nacionalidad extranjera y pedirles documentación para ver si tienen todos los papeles en regla.

Sobre el autor:

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído