Un surfista gaditano, atrapado en Singapur a la espera de ser hospitalizado en Cádiz

victor_moyano.jpg
victor_moyano.jpg

Víctor Moyano lleva un mes y medio siendo tratado de una enfermedad infecciosa y su familia ha solicitado su ingreso en un hospital de la provincia, "negándose todos en un principio". El SAS asegura que el traslado está previsto para esta misma semana.

De "calvario" ha calificado Antonio Moyano, el hermano de Víctor Moyano, las últimas tres semanas que ha pasado esta familia linense intentando traerse de vuelta a su hijo. La pesadilla comenzó el pasado 16 de junio, cuando el linense Víctor y su novia María tomaron rumbo con unos amigos a Indonesia para practicar surf. Antonio explica que durante una subida a un barco, Víctor se dio un golpe y empezó a sentirse mal, agravándose el dolor en los días posteriores hasta el punto de que lo tuvieron que evacuar al hospital más cercano en la isla de Padang. 

No fue hasta 13 días después cuando dieron con lo que tenía pero el estado de Víctor se había agravado de tal manera que lo tuvieron que evacuar en aero-ambulancia hasta un Hospital de Singapur.

Aquella simple caída le había provocado dolores extremos, fiebres, hinchazón del brazo y de la espalda, entumecimiento del brazo derecho y de la espalda. Cuando llegó al hospital de Singapur, fue intervenido quirurjicamente de urgencia. El diagnóstico: fascitis necrotizante, una especie de cangrena. Conocieron entonces que esta lesión estuvo provocada por una bacteria de agua salada, transmitida probablemente por una medusa.

La juventud y fortaleza de Víctor lo han mantenido fuera de peligro de momento de una enfermedad que puede llegar a ser mortal. De hecho, en su caso, casi llegó a afectar al corazón, pero el doctor indicó a la familia que se recuperará si se le trata correctamente.

Durante todo el pasado mes de julio, Víctor ha sido intervenido cada dos o tres días para eliminar la infección, salvarle el brazo y que no llegara a órganos vitales. Y a día de hoy parece ser que la infección por la bacteria está erradicada, pero va a necesitar cuidados para cerrar las heridas, provocadas por el desbridamiento; además de rehabilitación y cirugía plástica. 

Antonio cuenta que en este momento de la enfermedad, Víctor se encuentra muy débil, debido a las múltiples operaciones, transfusiones de sangre y la cantidad de variados antibióticos, antidepresivos y demás medicamentos para combatir la fuerte bacteria. Atendido por su seguro médico, hace tres semanas la familia comenzó a gestionar desde España su vuelta para que termine su recuperación aquí. "De lo contrario tendría que permanecer en Singapur de dos a tres meses más en el mejor de los casos, según los médicos".

Y ahí comienza el "calvario": "en todo momento los gastos médicos están corriendo a cargo de un seguro de viajes especial que contrataron, el cual, no tiene límites mientras estén de viaje. Ahora bien, en el momento que dejen a Víctor en su país de residencia se acaba la póliza, con lo que tendría que pasar al sistema de salud andaluz o español".

Y es en España donde han encontrado el bloqueo. "El seguro solo necesita la confirmación por parte del hospital receptor de que tienen todos los medios para seguir con el tratamiento de Víctor y mientras que no tengan esa confirmación, no pueden organizar la evacuación". 

Comenzaron los trámites con el hospital Vall d'Hebron de Barcelona, que resultaba el más cercano con vuelo directo desde Singapur y la respuesta fue negativa. "Nos dijeron que Víctor tenía que ir a uno andaluz tal como le correspondía".

"Después llegaron las tentativas hacia el SAS, para el Hospital Carlos Haya de Málaga, el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, el Hospital de La Línea y el Hospital Puerta del Mar de Cádiz. Y en todos ellos se recibió la negativa como respuesta a admitirlo sin ningún fundamento".

Paralela a esta acción del seguro, la familia comenzó a hacer gestiones con el médico de cabecera del centro de salud de Víctor, la oficina del INNS, con cargos del Hospital de La Línea y con el resto de hospitales mencionados pero "en la mayoría de los casos, la negativa o la ignorancia de cómo tratar el tema fue la respuesta, así que ninguno es capaz a día de hoy de darnos una solución".

Y "en este punto muerto nos encontramos", decía esta mañana a primera hora Antonio, que recordaba que se han cancelado dos tentativas de evacuación por parte del Hospital de Singapur y el seguro médico contratado. Desde el Servicio Andaluz de Salud han confirmado a lavozdelsur.es que ya se ha puesto en contacto con la compañía aseguradora y con la familia de Víctor y el traslado esta previsto para esta misma semana.

"Nos han comunicado que deberían de admitirlo en el Hospital de La Línea para tratarlo parcialmente y luego trasladarlo de nuevo a Cádiz, con el consiguiente trastorno para mi hermano". Antonio insiste además en la falta de medio del hospital linense y considera que es el Puerta del Mar el mejor centro hospitalario donde puede estar su hermano.

Descreído después de tantas negativas, Antonio pide que le certifiquen que van a trasladar a su hermano porque "hasta que esto no ha salido en la prensa nos han venido diciendo que no" . "Deben de volver ya porque aquí al lado de sus familiares y amigos, su salud va a mejorar". 

 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído