Un andaluz emigrado a Cataluña: “Me operaron de un neumotórax, tengo síntomas y no me hacen la prueba"

El jerezano José Antonio Quintero, que lleva años trabajando en Barcelona, estuvo días antes del estado de alarma en la grabación de un programa televisivo con unas 600 personas; lo ha comunicado al 112, pero nadie le hace el test de Covid-19, ni seguimiento domiciliario

Vista de L' Hospitalet, paralizado, desde el apartamento de Quintero, el joven jerezano emigrado en Cataluña.
Vista de L' Hospitalet, paralizado, desde el apartamento de Quintero, el joven jerezano emigrado en Cataluña.

La Organización Mundial de Salud (OMS) ha alertado esta semana de la necesidad de que los países afectados por la epidemia de Covid-19 mantengan las pruebas a personas con síntomas leves como mejor medida para prevenir el avance del contagio masivo. Una enfermedad, que como también ha advertido la OMS, no mata solo a personas mayores o con patologías previas. España no vive por ahora un colapso total en su sistema sanitario, pero el propio Ministerio de Sanidad reconoce que están priorizándose las pruebas en los casos más graves y que en los próximos días se retomarán con los pacientes con síntomas leves. En esa incertidumbre vive estos días José Antonio Quintero, un jerezano de 39 años que emigró hace tres años y medio a Cataluña para buscarse la vida como cocinero.

Confinado en su apartamento de L' Hospitalet (Barcelona), no se anda con paños calientes: "Tengo miedo, el colapso aquí es brutal, no es ni la mitad de lo que sale en los medios". En conversación telefónico con lavozdelsur.es, Quintero tiene todas las papeletas para ser positivo en coronavirus: "Tengo una tos increíble, febrícula y tengo el cuerpo como si hubiera hecho deporte durante muchas horas, con agujetas". Por si fuera poco, cuenta con patologías previas: "Lo que más me da miedo son mis dolencias previas; hace cuatro o cinco años me operaron de un neumotórax, y tengo neumonía". Sin embargo, y pese a ese historial y ese estado actual, nadie del sistema sanitario en Cataluña ha contactado con él, no es que no le hagan la prueba de Covid-19, es que no tiene ni seguimiento en su domicilio. "Me puedo morir solo aquí y no se entera ni Dios", lamenta.

Por si fuera poco, tres días antes del estallido de la epidemia en España, y de que se decretara el estado de alarma, acudió con unos amigos a la grabación del programa Tu cara me suena, de Atresmedia, y mantuvieron contacto con unas 600 personas entre público y equipo de este espacio televisivo. "Nadie me ha llamado del programa, seguimiento no hay ninguno, y allí estuvimos todo el mundo en contacto, todos super pegados, en un espacio muy reducido, yendo a los baños en los descansos...".

El viernes pasado comunicó esta circunstancia al personal del 112, pero no cree que le dieran más importancia. El lunes de esta semana, ya aislado voluntariamente desde hacía días, volvió a llamar. "Les volví a explicar todo, le expliqué lo del pulmón, y me dijeron que contactarían conmigo para hacerme la prueba, que estuviera pendiente del móvil, pero hasta hoy. Ni una llamada, ni tan siquiera la recomendación de que me lavara las manos me dieron". 

José Antonio vive solo y teme salir a la calle a comprar el pan o ir a un supermercado. "Tengo bastante amigos andaluces aquí, pero todos están confinados lógicamente en sus casas, y yo estoy solo", insiste, antes de recordar que ya de por sí los médicos cuando le operaron le recomendaron que tuviera siempre cuidado porque era muy sensible a los agentes víricos externos: "Ahora tengo miedo porque, dadas mis características, o lo tengo ya, y quién me dice que cuando acabe la cuarentena no lo propague, o tengo todas las papeletas para pillarlo. Quiero salir de dudas con esa prueba, espero que me llamen".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído