Las toallitas inundan el bajo de una vecina de 87 años de La Granja: "Las cacas de los vecinos salían por el váter"

Las cañerías del piso de una anciana de la plaza Algar sufren un atasco causado por la acumulación de productos de higiene desechables que le ha forzado a abandonar su casa temporalmente. Su hijo, Juan Romero, pide civismo a los vecinos

Toallitas sacadas del interior de las tuberías. CEDIDA
Toallitas sacadas del interior de las tuberías. CEDIDA

La mala gestión de los residuos puede ser más perjudicial de lo que muchas personas piensan. La madre de Juan Romero, vecina de la barriada de La Granja de Jerez, ha sufrido en sus propias carnes la conducta incívica de la población. A sus 87 años, reside de forma independiente en un bajo del bloque 5 de la plaza de Algar. Un buen día, “de buenas a primeras”, vio cómo su piso de inundaba de “porquería”. Así lo cuenta su hijo, que inmediatamente llamó a una empresa de desatascos al ver el percal que se había generado.

Los operarios desatascaron las cañerías principales, sin embargo, a los dos días, el problema persistía. “Las cacas de los vecinos del bloque, como no podían salir hacia el exterior porque estaba todo atascado, salía por el váter de mi madre”, explica Juan que asegura que las tuberías estaban taponadas. Una bola de toallitas, compresas y tampones impedía el funcionamiento de la red doméstica de fontanería. “Estaban obstaculizando e incluso se habían metido para adentro del bloque”, añade.

El jerezano relata que la solución que propusieron los profesionales fue “abrir boquetes por todo el piso para buscar y sacar todo lo que hay ahí metido”. Han pasado casi dos semanas desde que comenzaron los trabajos de arreglo. El atasco se complica y su madre no ha tenido más remedio que mudarse provisionalmente a la casa del hermano de Juan. Según dice, “llevan un montón de días liados, y ahora la porquería sale por los boquetes hacia el sótano”.

Habitaciones inundadas.
Habitaciones inundadas.   CEDIDA

Para la vecina de La Granja ha supuesto un “calvario” este imprevisto ya que ha tenido que abandonar su hogar, donde cuenta con una ducha adaptada para personas mayores y otras comodidades. “El olor es insoportable, se ha tenido que ir porque es imposible estar allí”, lamenta Juan. El jerezano suspira al pensar el estado en el que se ha quedado el piso tras este incidente provocado por la falta de conciencia medioambiental. “Los muebles se han estropeado, el armario del dormitorio que estaba a ras del suelo se lo ha cargado. Y también ha destrozado otros que han quedado inutilizables”, dice.

“El olor es insoportable, se ha tenido que ir porque es imposible estar allí”

El enorme atasco solo le ha afectado a ella. Los desechos se han ido acumulando, dando lugar a este problema que conlleva tiempo y dinero para solventarlo. “No sabemos de donde viene todo eso, lo más probable es que venga de este bloque, pero puede venir incluso de otros, está todo interconectado”, comenta. Los bajantes de aguas residuales han quedado colapsados por lo que se necesitará reponer la tubería. “Una vez que lo desatasquen, vendrá el albañil y tendrán que instalar una nueva”. Juan supone que el coste de la obra correrá a cargo de la comunidad de vecinos. Lo que sí tiene claro es que requiere una inversión totalmente evitable. Según detalla el vecino, “todavía quedan unos 20 kilos de toallitas en el local de al lado que también pertenece a nuestro bloque”.

Toda una odisea que, desgraciadamente, no es puntual. Los atascos por este tipo de residuos son frecuentes en los municipios, que en muchas ocasiones llegan a aglomerar grandes toneladas. Sin ir más lejos, en Écija, los operarios se vieron obligados a levantar el suelo de la calle cuando descubrieron que una gran bola de toallitas atrancadas afectó a las redes de saneamiento y depuración de aguas. Estas aparatosas intervenciones se pueden prevenir con la colaboración de todos los vecinos. “Que piensen en los demás y en lo que hemos tenido que pasar. Que tengan en cuenta a las personas que viven abajo, ellas también pagan el ascensor y no lo usan, es cuestión de ayudarnos unos a otros”, expresa Juan que quiere lanzar un mensaje de concienciación para que nadie más tenga que sufrir las consecuencias.

OBRAS ‼️ 👏 El Gobierno Socialista de MAMEN 🌹 visitó las obras de la Depuradora El Portal, una inversión importante...

Publicado por José Antonio Díaz Hernández en Domingo, 14 de marzo de 2021

La clave está en no arrojar las toallitas higiénicas, las compresas, los preservativos, los tampones o los bastoncillos a la taza del váter. Estos productos presentan una composición compleja como polietileno, poliéster, celulosa o viscosa que los convierte en peligrosos pudiendo causar daños en el medio ambiente. No son biodegradables, por tanto, es recomendable tirarlos al contenedor gris junto a la basura orgánica, según Ecoembes. La organización ofrece un Asistente Inteligente de Reciclaje que resuelve dudas sobre dónde depositar los residuos.

El caso de Juan indica que todavía quedan muchas conciencias que remover para luchar contra el cambio climático y reducir el impacto medioambiental. De momento, el jerezano espera que su madre regresar pronto a casa y el incidente no quede en el olvido. Quiere “que se entere todo el mundo” de lo importante que es cambiar los malos hábitos.

Sobre el autor:

Patricia Merello

Titulada en Doble Grado en Periodismo y Comunicación audiovisual por la Universidad de Sevilla y máster en Periodismo Multimedia por la Universidad Complutense de Madrid. Mis primeras idas y venidas a la redacción comenzaron como becaria en el Diario de Cádiz. En Sevilla, fui redactora de la revista digital de la Fundación Audiovisual de Andalucía y en el blog de la ONGD Tetoca Actuar, mientras que en Madrid aprendí en el departamento de televisión de la Agencia EFE. Al regresar, hice piezas para Onda Cádiz, estuve en la Agencia EFE de Sevilla y elaboré algún que otro informativo en Radio Puerto. He publicado el libro de investigación 'La huella del esperanto en los medios periodísticos', tema que también he plasmado en una revista académica, en un reportaje multimedia y en un blog. 

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído