Sombras, faroles, silencios y saetas en la Madrugá

Contra pronóstico, pues los partes meteorológicos no invitaban al optimismo, Jerez celebra su eterno Viernes Santo Madrugada

El Zambo canta una saeta a La Buena Muerte, a las puertas de Santiago, en una pasada Semana Santa. MANU GARCÍA
El Zambo canta una saeta a La Buena Muerte, a las puertas de Santiago, en una pasada Semana Santa. MANU GARCÍA

Contra todo pronóstico, pues la meteorología no invitaba al optimismo, Jerez vivió su Viernes Santo Madrugada con todas sus hermandades recorriendo las calles camino de la Catedral y de regreso a sus templos. La popular salida desde San Miguel de El Silencio, o el Santo Crucifijo de la Salud, puso el arranque con el cielo despejado a una larga Madrugá que acabó en Santiago, entre saetas a la Buena Muerte, y La Plazuela, con la algarabía de la recogida de la Yedra.

Maniguetero del Dulce Nombre. FOTO: MANU GARCÍA

Ángel Vargas canta a La Buena Muerte, en la mañana de este Viernes Santo. FOTO: MANU GARCÍA

La oración cantada. FOTO: MANU GARCÍA

El Cristo de la Buena Muerte. FOTO: MANU GARCÍA

Cruz en el Nazareno. FOTO: MANU GARCÍA

El cortejo de La Sentencia en Corredera. FOTO: MANU GARCÍA

Fotos en calle Carmen. FOTO: MANU GARCÏA

Las hermanas de Jesús. FOTO: MANU GARCÍA

Reflejo en el Alcázar del Santo Crucifijo de la Salud. FOTO: MANU GARCÍA

Penitencia de Viernes Santo Madrugada. FOTO: Manu García

Jesús Nazareno rumbo a San Juan de Letrán. FOTO: MANU GARCÍA

La Encarnación entrando en Aladro. FOTO: MANU GARCÍA

Saeta a la Buena Muerte. FOTO: MANU GARCÍA

 

 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído