Rescatan a un joven de La Línea que se había caído a un pozo en un punto caliente de narcotráfico en Estepona

El hombre de 20 años se encontraba desorientado cuando la Policía dio con él en un pozo de metro y medio: "No puedo más, no puedo más"

Rescatan a un joven de La Línea en Estepona que se había caído a un pozo en un punto caliente de narcotráfico
Rescatan a un joven de La Línea en Estepona que se había caído a un pozo en un punto caliente de narcotráfico

Agentes de la Policía Local rescataron en la madrugada de ayer a un joven de 20 años, procedente de La Línea, que cayó a un pozo cubierto de agua. Los hechos ocurrieron cuando los agentes realizaban un servicio de patrullaje por la zona existente junto a la urbanización Park Beach, en las inmediaciones de la Barrida de Cancelada, cuando observaron a un grupo de jóvenes junto a unos inmuebles abandonados en la zona en actitud sospechosa.

"Estamos buscando a un amigo que se ha perdido. Dice que se ha caído a un pozo", confiesa a los policías uno de los jóvenes, que está hablando con él por teléfono. El chico llevaba el móvil en una riñonera, lo que hizo que no se mojara al caer al agua.

Así, según fuentes policiales, comienza una búsqueda en la parcela próxima al lugar donde con más probabilidad pudiera encontrarse el pozo, guiándose en todo momento por la conversación telefónica con la víctima que, al ser de La Línea y debido a la oscuridad y extensión del terreno, no sabía explicar dónde se encontraba exactamente. Por los gritos de socorro y tras peinar exhaustivamente la zona, lograron dar con el joven en el lugar camuflado por un cañaveral.

Los agentes tuvieron que partir cañas para descubrir que bajo las mismas había un pozo de un metro y medio de profundidad cubierto de agua, donde el joven se encontraba con una mano levantada en la que sostenía un móvil para poder tener contacto con el exterior.

Según informa el Diario Sur, los policías locales caminan por el campo dando voces. "¡Oiga! ¡Me escucha! ¡Hola!", repiten. Uno de los agentes que peinaba el lado norte cree oír un ruido. Se acerca al lugar con la linterna, pero no ve absolutamente nada.

Al cabo de unos minutos empieza a escuchar los gritos del joven. Sin embargo, en el suelo sólo se ven cañas y más cañas. Desde el exterior, el pozo es completamente invisible porque está oculto bajo un denso cañaveral.

Tras avisar a su compañero, apartan juntos la vegetación y localizan un pozo de riego de metro y medio de diámetro recrecido con ladrillo. Un par de metros por debajo de la boca está el joven, que tiene el agua a la altura del mentón. "No puedo más, no puedo más", acierta a decir cuando escucha a los policías pedir apoyo a los bomberos.

La víctima, que logró salir gracias a dos agentes que lo agarraron por los brazos, se encontraba exhausto por el cansancio y sufría una hipotermia al haber estado sumergido en el agua hasta el cuello durante al menos cuarenta y cinco minutos desde que comenzó la búsqueda. Fue trasladado a Urgencias del centro de salud.

 

 

Sobre el autor:

WhatsApp Image 2021 10 18 at 21.02.22

L. Velázquez

Natural de Sanlúcar de Barrameda, estudió periodismo en la Universidad Complutense de Madrid. Aprendió el oficio entre las paredes de la redacción de Europa Press y luego pasó a seguir creciendo en el diario Público. Especializada en temas de feminismo, migración y fake news, cree en un periodismo comprometida con el derecho a una información veraz a través del respeto de testimonios, las fuentes y la empatía.

… saber más sobre el autor

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído