Renacer (laboralmente) a los 50: dos hermanas abren una tienda de ropa y costura en Jerez

Paqui (izq.) y Mari Ocaña en el mostrador de su tienda Nina. FOTO: MANU GARCÍA
Paqui (izq.) y Mari Ocaña en el mostrador de su tienda Nina. FOTO: MANU GARCÍA

Paqui y Mari Ocaña llevan trabajando desde que eran unas chiquillas; y no han parado hasta que hace unos tres años ambas se vieron en el paro a los 56 y 53 años de edad. Es por ello que se han tenido que liar la manta a la cabeza, tirar del dinero del Fogasa de la mayor y montar su propia tienda de ropa, costura y arreglos en el barrio Vallesequillo (Jerez). "Hemos abierto esto porque oportunidades de trabajo a nuestra edad, ninguna", confiesa Paqui. Están nerviosas, inquietas. En la noche del próximo 8 de marzo, coincidiendo con el Día de la Mujer, inaugurarán su negocio, bautizado como Nina —en honor a su madre Catalina Del Pino—, a partir de las 21:00 horas.

Son cuidadoras, amas de casa y trabajadoras de las que curran sin mirar el reloj. Así se han llevado durante toda una vida y dicen que ahora que han decidido emprender, van a seguir echando "más horas que una loca". Paqui, la mayor, trabajó como dependienta en la mítica tienda Anguita y ejerció como camarera de piso en el Hotel Monasterio de El Puerto durante 12 años. Dejó su puesto de kelly para ser gobernanta en el hotel Bodega Real hasta 2015, cuando decidió marcharse tras sufrir cinco años de impagos por parte del gerente del negocio hotelero. "Había meses que no cobrara, meses que sí. En total me debía 40.000 euros. Recuperé algo, pero no todo", cuenta. "Fui una de las últimas de las que se fue, porque en mi departamento se fue la mayoría... Aguanté hasta que me quedé sin ahorros", continúa.

Mari Ocaña cosiendo en su taller de la tienda Nina. FOTO: MANU GARCÍA.

"Lo pasé muy mal, me encontré decepcioná y dije: hasta aquí llegué. Mi salud no se la iba a regalar. Mi trabajo sí, la salud no", comparte la mayor de las hermanas Ocaña, quien no se sintió valorada en el Hotel Bodega Real. Ha estado los últimos cuatro años en el paro y otra vez vuelve al mercado laboral. Eso sí, ella sola se lo ha buscado con el acompañamiento de su hermana Mari. "Vuelvo porque tengo ilusión, tengo ganas, porque creo que puedo y porque no se puede vivir con 430 euros al mes, entre otras cosas", confiesa Paqui, al tiempo en que dice que quiere sentirse útil. "¿Dónde voy a encontrar un puesto con mi edad? Tengo artritis por enfermedad laboral, mucha guasa y crujiente de la edad", bromea.

Ambas se encontraron en la misma situación. Mari fue quien se ilusionó con la idea, Paqui la mano inversora. La vida de laboral de Mari no tiene nada que ver con la de Paqui, ya que la hermana pequeña prefirió seguir los pasos de su madre, Catalina Del Pino. "Empecé a coser soltera, con 19 años. Me enseñó mi madre", señala. Pero profesionalizó la técnica en el Corte, recibiendo clases en la parroquia de Madre de Dios (Jerez), "que lo pagaba yo todos los meses". Mari comenzó a coser en la cooperativa San Rafael en 1992, confeccionando ropa para gente necesitada, trabajo por el cual se llevaba un pequeño porcentaje.

Mari y Paqui durante la entrevista en el interior de su tienda Nina. FOTO: MANU GARCÍA.

Luego estuvo trabajando en el costurero de Isabel, en la calle Medina, hasta que decidió montar un taller de costura con dos socias. "Estuve allí 10 años... Y me fui porque no estaba a gusto", comparte. Desempleada, pensó en que podría abrir un nuevo negocio con su hermana Paqui, en el mismo barrio donde residen su hermana, su madre y ella, además de que su clientela fija de unas 50 familias se encuentra por la zona. "Las dos en el paro, a mí me gusta coser, y ella tenía la experiencia como dependienta", destaca Mari. Para montar la tienda, ambas han tenido la ayuda de sus amigos, quienes les han regalado el mostrador y las cortinas, además de la mano de obra. Las dos están muy ilusionadas por abrir a partir del próximo sábado. "Vamos a ponerle todo nuestro esfuerzo y cariño", sonríen las hermanas Ocaña.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído