Rebeca, de gerente ejemplar en Burger King a ser suspendida de empleo y sueldo tras querer conciliar por ser madre

La joven algecireña, de 32 años y madre de una bebé de un año, ha denunciado a la cadena de hamburgueserías tras denegarle por segunda vez una petición de conciliación. Lleva nueve años en uno de los restaurantes de Algeciras y ahora, tras seis como gerente, "me presionan para echarme"

Logo de Burger King, en uno de sus restaurantes, en una imagen de archivo.
Logo de Burger King, en uno de sus restaurantes, en una imagen de archivo. MANU GARCÍA

Rebeca, una algecireña de 32 años, lleva nueve años, desde que abrió, en un Burger King de su localidad natal, en el de la zona de Pastores. Allí ha sido una empleada ejemplar, con disponibilidad absoluta, siempre echando horas de más, con un expediente intachable, llegando al puesto de gerente del local hace seis años. Como sostiene, siempre ha tenido el reconocimiento de su empresa por su gran trabajo al frente del restaurante, uno de los que más vende en Andalucía, el que hace más caja en la provincia de Cádiz —según fuentes sindicales— y uno más del medio millar que la cadena de hamburgueserías tiene en España.

Lo que no imaginaba Rebeca es que cumplir con su ilusión de ser madre le pondría contra la espada y la pared en su trabajo. Su hija tiene ahora un año y, como relata, desde antes de ser mamá todo han sido trabas y problemas en su empresa, muy conocida por las múltiples denuncias sindicales que acumula ante la Inspección de Trabajo por ser una de las más precarias y explotadoras del sector.

“Estaban todos muy contentos conmigo, siempre con promesas de ascenso, con premios a la mejor gestión, pero resulta que decido ser madre, se lo digo a mi jefe, y desde ahí todo cambia, ya todo es indiferencia”, cuenta a lavozdelsur.es. Se quedó embaraza, cogió su baja materna, y cuando se incorpora pide conciliar los horarios.

“Por motivos personales, necesitaba trabajar por las mañanas y por la tarde, ocuparme de mi hija, pero al parecer, para la gerente eso no era posible en Burger King, no tenemos derecho a conciliar según ellos. Cuando me la deniegan, decidí aguantarme, pese a los descontroles horarios y muchos problemas en la crianza”. Sin embargo, tras cerca de un año en esa situación, vuelve a solicitar dicha conciliación, vuelven a denegársela y, harta de esta situación, ha denunciado a la empresa.

Mientras el fondo de capital riesgo Cinven ha anunciado hace unas semanas que adquiere una participación mayoritaria de Restaurant Brand Iberia, la compañía propietaria de la marca Burger King en España, en una operación de unos 1.000 millones, la mayor acometida en el sector de la restauración en España, a Rebeca le han comunicado que será suspendida de empleo y sueldo durante 60 días. ¿Las razones que esgrime su empresa? “Infundios, patrañas, menos mal que tengo muchos testigos que saben que nada de lo que argumentan es cierto”.

“Una vez que he denunciado, lo que quiere la empresa es despedirme, pero saben que la ley me ampara. ¿Qué han hecho? Me incorporo esta semana y mi jefe me viene con una sanción de 60 días de empleo y sueldo, dos meses sin cobrar por la cara, porque se han inventado una pila de patrañas de las que por suerte tengo un montón de testigos que pueden corroborar que son mentira. Lo que intentan es presionarme para que me vaya o firme un despido en el que salga perdiendo. Una vez más, esta empresa, con mentiras y tejemanejes fuera de la ley, intenta amedrentar a sus propios trabajadores”.

La situación de Rebeca, por desgracia, es la tónica general de muchos de los empleados en esta cadena de hamburgueserías, según vienen denunciando en reiteradas ocasiones los sindicatos. José Luis Ferral, presidente del comité de empresa de Burger King en Cádiz, asegura que estos hechos vuelven a ser “gravísimos” porque “se le impone una sanción de dos meses sin empleo y sueldo para machacar a esta trabajadora”.

Miembro de Sindicalistas de Base, organización a la que se fueron 12 de los 13 miembros del comité que hasta entonces pertenecían a CCOO, Ferral reitera las situaciones límites que muchos empleados vienen sufriendo en la empresa: “Estamos esperando test psicosociales que ha ordenado la Inspección de Trabajo que van a demostrar las condiciones que padecen los trabajadores; con una enorme sobrecarga de trabajo, con temperaturas extremas por falta de aire acondicionado; personal que se va de vacaciones y les cuesta un mundo cobrarlas; contratos parciales de cuatro horas con turnos partidos, a pesar de que la Inspección nos da la razón y ha levantado acta de sanción muy grave… y así todo”.

En el caso de Rebeca, avanza que “no lo vamos a dejar pasar”, por lo que ya anuncia que habrá nuevas concentraciones en los diferentes restaurantes de Burger King en Cádiz para denunciar este “atropello” que, una vez más, esta empresa comete sobre sus trabajadores.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído