Los padres de una niña que murió atropellada por un legionario ebrio en Almería piden modificar el Código Penal

David y Rocío, que lloran la pérdida de su hija Leire, solicitan apoyo en Change para que estos delitos tengan un tratamiento legislativo igual que el contemplado para el delito de homicidio

Leire, niña fallecida tras ser atropellada por un conductor que cuadruplicaba la tasa de alcohol.
Leire, niña fallecida tras ser atropellada por un conductor que cuadruplicaba la tasa de alcohol.

Una familia está destrozada. David y Rocío pasan por los peores días de sus vidas. Su hija Leire, de 5 años, ha sido atropellada hace dos semanas en un paso de cebra, delante de su madre. La mujer presenció como el vehículo se llevó por delante a su pequeña y, tras el impacto, murió.

El conductor del turismo, legionario, casi cuadruplicaba la tasa de alcohol permitida para conducir vehículos a motor, 0,98 grados por litro de aire espirado, cuando el máximo es 0.25, y algunos testigos dicen que, cuando se produjo el siniestro, salió con una copa en la mano. Los hechos sucedieron en la carretera de Alicún, en Roquetas, en la provincia de Almería.

La pareja ha tomado cartas en el asunto y no piensa quedarse de brazos cruzados después de lo ocurrido por lo que han creado una petición en la plataforma Change para recabar firmas. Su objetivo es alcanzar el mayor número posible para poder llevar su demanda al Congreso de los Diputados.

"Solicitamos que en el Código Penal los delitos cometidos por quienes conducen de una forma manifiestamente temeraria o bajo los efectos del alcohol y/o sustancias estupefacientes, provocando un fallecimiento o unas lesiones y secuelas, tengan un tratamiento legislativo y unas penas equiparable a las contempladas para el delito de homicidio (artículo 138 del Código Penal), o para el de lesiones (artículos 147-150)", han detallado en la descripción. 

A su vez, solicitan que estos delitos dejen de considerarse delitos imprudentes y que se aprecie la existencia de dolo eventual en la conducta de quien los comete. "Y pedimos, además, que en estos supuestos se prive a los conductores de forma definitiva del permiso de conducción, para garantizar que lo ocurrido no vuelva a suceder", han señalado. 

Los padres sufren la pérdida de su pequeña y buscan hacer justicia por su hija. "Por su culpa yo no volveré a ver a mi hija. Él, sin embargo, ya está en la calle y sin ninguna privación de libertad. Le soltaron a las 48 horas del gravísimo delito que cometió. Es inadmisible. El dolor tan desgarrador que sentimos ahora podría haberse evitado si matar con un coche no saliera tan barato. No es la primera vez que pasa… y si no hacemos algo para evitarlo, tampoco será la última", exponen.

Su demanda necesita 150.000 firmas y, hasta ahora, aglutina 118.444. Los afectados piden ayuda para llevar a cabo la modificación. "Porque aunque no lo piensas hasta que no ocurre en la tuya, ahora mismo hay cientos y cientos de familias destrozadas por culpa de quienes conducen de forma temeraria y bajo la influencia de los efectos de las drogas y/o el alcohol".

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído