Unos padres maltratan a su bebé en Málaga: sufre fracturas en huesos y dormía atado

La madre, de 25 años y con antecedentes, ha ingresado en prisión y el padre, de 47, está en libertad con cargos tras el aviso de una sanitaria que detectó signos evidentes de maltrato

Las manos de un bebé.
Las manos de un bebé.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Málaga a los padres de un bebé de tres meses por su presunta implicación en los delitos de maltrato infantil y lesiones graves. El Servicio de Protección del Menor de la Junta de Andalucía ha decretado el desamparo provisional del niño y la madre ha ingresado en prisión, mientras que el progenitor ha quedado en libertad con cargos.

Según han informado desde la Comisaría provincial, una facultativa del área de urgencias pediátricas de un hospital en Málaga comunicó al CIMACC 091, el pasado día 11 de julio, sobre las 12.00 horas, que estaba tratando a un bebé de tres meses de edad con signos evidentes de maltrato.

El niño había sido trasladado al centro médico por el padre, que refirió que se le había resbalado de los brazos de manera accidental, han apuntado en un comunicado.

Según las diligencias practicadas por agentes del Grupo de Menores de la Comisaría Provincial de Málaga, el bebé ingresó en el hospital con fractura del fémur de la pierna izquierda y fractura de la tibia derecha.

Los hechos investigados tuvieron lugar en el domicilio familiar, una vivienda de dos habitaciones donde conviven habitualmente hasta once personas, entre ellas la abuela materna, tres tíos con sus respectivos hijos, así como los progenitores del bebé de tres meses.

Los investigadores se entrevistaron con los padres del niño dando ambos explicaciones contradictorias e incompatibles con el origen de las lesiones.

Agentes del Grupo de Menores, junto a Policía Científica, llevaron a cabo la reconstrucción de los hechos en el domicilio familiar. Así, el padre refirió que el pequeño se le resbaló de los brazos cuando disponía a darle un biberón, tomándolo en ese momento de una sola pierna con una mano y parte de la cintura y baja espalda con la otra, produciéndose una brusca rotación de la pierna del niño. El incidente se produciría mientras la madre se duchaba, no acompañando esta a su pareja y a su hijo al hospital.

Según las diligencias practicadas, en la que se ha contado con la valoración de los facultativos, que visionaron junto con los agentes la reconstrucción de los hechos, la fractura del fémur, ocasionada por rotación, podría justificarse con la versión ofrecida por el padre del bebé, no así la de la tibia, fractura en forma de asa de cubo, típica de maltrato infantil.

En el transcurso de la investigación se efectuaron, además, varias tomas de declaraciones a familiares que vivían con el niño y sus padres, ofreciendo versiones diferentes en varios aspectos. Entre las indagaciones practicadas, los agentes conocieron que el bebé dormía atado a una silla de paseo y que la alimentación que se le proporcionaba no era acorde con su edad.

De los hechos conoce el Juzgado de Instrucción 2 de Málaga, habiéndose decretado para la madre, de 25 años y nacionalidad española, su ingreso en prisión, y la libertad con cargos del padre, de 47 años -también español-.

La progenitora del bebé ingresado en un hospital en Málaga ya fue detenida en 2016 por su presunta responsabilidad en los delitos de asesinato y maltrato infantil a otra hija, también de tres meses. El padre biológico de la niña fallecida -distinto al progenitor del niño del caso actual- también resultó arrestado por aquel entonces en relación con los hechos.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído