Ni ahogamiento ni rotura, el joven que murió en una piscina de Marbella estaba drogado

El informe forense ha revelado que el fallecido había consumido 'gas de la risa' que le provocó un edema pulmonar

Imagen retrospectiva de una piscina.
Imagen retrospectiva de una piscina.

La muerte del joven de 26 años y de nacionalidad sueca el pasado martes en la piscina de una casa en Marbella (Málaga) se produjo por un edema pulmonar, vinculado con el consumo de óxido nitroso -gas de la risa- y otras sustancias, según ha revelado el informe forense. 

Así lo han informado fuentes policiales, quienes han indicado que el fallecimiento no se produjo por ahogamiento ni por rotura del cuello, según el resultado de la autopsia. El Diario Sur ha concretado que acababa de celebrar una despedida de soltero. 

Asimismo, han indicado que en la muerte del joven no se han encontrado indicios de implicación de terceras personas, apuntando que los investigadores de la Policía Nacional dan por finalizado el caso.

El joven se encontraba reunido junto a otras personas en una villa de Marbella, en la urbanización Río Real, cuando sucedieron los hechos y, pese a que los allí presentes habrían tratado de reanimarle, y más tarde los servicios sanitarios, finalmente se confirmó el fallecimiento de esta persona.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído