"Muchos aprovechan que no hay gente en la calle para no recoger las cacas de sus perros"

Hablamos con la protectora 'No me abandones', que recomienda durante la cuarentena paseos muy cortos y hacer juegos en casa con los animales. "Que nadie eche lejía en las patas, les hace daño"

Una chica paseando a un perro durante la cuarentena. FOTO: CANDELA NÚÑEZ
Una chica paseando a un perro durante la cuarentena. FOTO: CANDELA NÚÑEZ

Los perros se han convertido en protagonistas involuntarios de la cuarentena. El bienestar de los animales ha sido tenido en cuenta en el confinamiento, con restricciones. Los veterinarios siguen funcionando, pero lo hacen para situaciones de urgencia. Los domésticos que necesitan salir a la calle a pasear a hacer sus necesidades fisiológicas, o sea, los perros, lo siguen haciendo a poca distancia de la casa.

Quien se intente saltar estas normas de civismo, tiene multa. No lo especifica la ley, pero las autoridades internamente están amonestando y realizando denuncias si un dueño de perro utiliza al animal como excusa para hacer deporte o alguna actividad no permitida en el estricto estado de alarma.

Y, curiosamente, si las autoridades tienen tiempo para hacer esa vigilancia, "no he visto más cacas de perros jamás", señala Fátima González, presidenta de la protectora No me abandones. Habla por teléfono con lavozdelsur.es desde la sede de la asociación, un pequeño campito a las afueras de Jerez que acoge ahora mismo a 80 perros. Esta actividad, el cuidado de animales, está permitida. De lo contrario, morirían de inanición.

"Estamos haciendo más turnos porque tenemos voluntarios que están al pie del cañón, médicos, enfermeras, y alguno con inmunodepresesión que tampoco viene. Se está cubriendo", explica. La asociación ha paralizado acciones como la formación de nuevos voluntarias o las entregas de perros. Esto, por seguridad. Se han incrementado las peticiones de acogida, algo que González celebra, y además "de gente que se compromete cuando pase esto, no porque lo vea como una oportunidad para poder salir a la calle a pasearlo".

Un dueño de perro, por las calles de Jerez durante el estado de alarma.

Otra de las acciones de No me abandones que se ha cancelado es una gala en las Bodegas Luis Pérez que iba a servir para recaudar fondos. Por eso hacen un llamamiento. Pueden ponerse en contacto con ellos a través de redes sociales o del 656421342. "Aportar fondos o adoptar son buenas acciones". Esta última significa no sólo evitar la compra de animales, sino también "dejar espacio para que entren otros". Ahora, con los fondos que tienen, no están aceptando más casos, salvo cuestiones muy graves. "Por favor, que no nos llamen para abandonar", subraya la presidenta de la asociación.

Ella misma, como propietaria de perros, varios, hace un llamamiento al civismo del resto de dueños. Por un lado, porque la gente aprovecha que no hay miradas para no recoger los excrementos, algo que va en contra no solo de la limpieza, sino del propio animal, porque luego "la culpa es del perro, no del dueño".

Por otro lado, pide que se controlen esos paseos largos. "No son nuestra excusa para salir", abunda. Es una necesidad del animal, no del humano. Con breves paseos en la propia calle de unos minutos, es suficiente. Luego, se puede compensar para que el animal no sufra el estrés. Los hay acostumbrados a dos paseos diarios, a tres. Depende de las costumbres previas del animal. Pero luego puede conseguirse en la propia casa, incluso en aquellas que no son grandes, a que el animal sobrelleve la situación lo mejor posible.

"Yo propongo juegos, que se pueden hacer en un pasillo, o de una cocina a un dormitorio. Recomiendo que escondan algunas chucherías para el anima". Valen también, por qué no, bolitas de pienso. En ese tiempo se le anima a que busque con ganas. Luego, "enseñarles a que tiren con el hocico vasitos de plástico, metiéndoles dentro alguna chuche". Y, por supuesto, pequeños circuitos de actividades que también pueden ayudar al humano a mantenerse en forma, con pequeñas carreras de un punto a punto que se pueden encontrar fácilmente en YouTube.  "Con unos 15 minutos por la mañana y otros 15 por la tarde, vale".

Otra de las dudas surgidas durante la pandemia es si los animales pueden contagiar a humanos. Los estudios apuntan a que no. En cada uno está lavarles las patitas y el hocico al llegar a casa a de vuelta de un paseo, pero teniendo en cuenta que son paseos cortos y, en especial, controlados para que no interactúen con otros animales y, por supuesto, tampoco humanos, el riesgo es casi inexistente. "Yo no les dejo nunca que se acerquen a un papel, ni que coman nada". "La lejía", insiste Fátima, "hace daño a las almohadillas de las patas. Eso no se le puede echar". Además, por lo que ella misma ha hablado con veterinarios de confianza de la protectora, nos dicen que no, que no hay relación entre "contagios y perros". Ella deja subir a sus mascotas a sofás cuando vuelven. "Yo salgo con mis guantes, mi mascarilla, me quito la chaqueta, la echo a lavar, me lavo bien las manos y no hay problema".

Las situaciones más complicadas de este tiempo podrían estar en esas miradas de quienes ven con malos ojos los paseos de animales, algo que sufrió y pagó con su muerte una perrita, Siara, en la zona Sur recientemente, tras contar el futbolista Mika que fue envenenada hace unos días a lavozdelsur.es. "Aparte de ese caso, que nos llegó, no hemos visto nada". Eso sí, con muchas precauciones, yendo con correa, recogiendo los excrementos, ni siquiera debiera ser un problema a ojos de nadie. "Ahora necesitamos comida y lo ponemos en nuestras redes sociales, y siempre viene alguno que no lo entiende y nos dice que para dar de comer a perros estamos". Son mentalidades que no comprende Fátima y que, en ningún caso, justificarían un envenenamiento a un animal de compañía. Tener perro en estos tiempos no es un privilegio, sino, como siempre, una responsabilidad.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído