Más de 1.000 monitoras de educación especial y lengua de signos se lanzan a la calle en toda Andalucía

Las protestas de PTIS y personal de lengua de signos reúnen a un millar de personas para pedir a la Junta que subrogue a una plantilla que lleva años soportando salarios y condiciones precarias

Las monitoras de educación especial e intérpretes de lengua de signos, en una de las protestas.
Las monitoras de educación especial e intérpretes de lengua de signos, en una de las protestas.

CCOO Enseñanza ha destacado que "más de 1.000 personas" han secundado las protestas convocadas este miércoles por el mantenimiento de los empleos de los técnicos de integración social (PTIS) e intérpretes de lengua de signos (ILSE) en la ocho provincias andaluzas.

El sindicato ha explicado que, pese a la lluvia, "han salido a la calle una media de más de 200 personas por provincia". Esta es la segunda movilización de los PTIS e ILSE tras la huelga convocada el pasado 15 de enero, que, según el sindicato, tuvo una participación "superior al 90%", y la concentración celebrada ese mismo día ante la Consejería de Educación y Deporte en Sevilla.

El objeto de estas protestas, según CCOO, es exigir el "cumplimiento" de la Ley 9/2017 de Contratación del Sector Público, y concretamente su artículo 130.3, por la que la Consejería de Educación está obligada a la subrogación de este personal, una vez la prestación del servicio sea ofrecida de forma directa y con personal propio por la Administración.

CCOO recuerda que el conflicto surge a raíz del Informe General de la Junta de Andalucía de 2016, por el que queda claro que la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE) "no tiene competencias" para la contratación del Servicio de Apoyo y Asistencia al Alumnado con Necesidades Educativas Especiales ni el de Interpretación de Lengua de Signos, y que la Consejería de Educación tiene hasta el 2022 para convertir estos puestos en públicos.

Además, el sindicato denuncia que en este proceso la Administración "está utilizando una engañosa intencionalidad con las trabajadoras, haciéndolas creer que para mantener sus empleos, la única solución para ambos colectivos pasa por inscribirse en una bolsa de trabajo", y que la Administración "no es la culpable de que no se pueda materializar la continuidad una vez sean rescatados ambos servicios, sino que lo son los sindicatos, obviando, de forma premeditada, su deber de subrogación tal como dicta la Ley".

A este respecto, CCOO incide en que "la única solución viable es la aplicación de la Ley y la subrogación", añadiendo, que "está al lado de las trabajadoras". Sobre este tema se ha pronunciado este miércoles en Sevilla la viceconsejera de Educación y Deporte, María del Carmen Castillo, quien a preguntas de los periodistas en el marco de un desayuno informativo junto al consejero, Javier Imbroda, para hacer balance del primer año de gestión, ha señalado que "la bolsa única ya ha salido" y que "todas las personas de las empresas pueden optar a esa bolsa", que "se resolverá en unos seis meses".

Además, ha añadido que "están trabajando en otras vías" con Hacienda y Presidencia para "garantizar que todo el mundo mantenga el trabajo". "Aunque a lo mejor la subrogación no puede ser, la idea es mantener el trabajo porque ese es el compromiso", ha finalizado.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído