Manuel y Encarna, de 75 años, desalojados de su vivienda en Granada

El matrimonio abandona su residencia al contraer una deuda en el pago del alquiler tras perder el cobro de una pensión no contributiva

Manuel y Encarna, en la que todavía es su vivienda, con la auxiliar de ayuda a domicilio.
Manuel y Encarna, en la que todavía es su vivienda, con la auxiliar de ayuda a domicilio.

Encarnación Soler tiene 75 años y su marido, Manuel Vera, 76 años. Ambos, juntos con una nieta de 14 años, serán desalojados este martes de la vivienda que habitan en Almanjáyar, en Granada. El año de alquiler que le deben a la propietaria del inmueble, por las estrecheces económicas que vive el matromonio, es el culpable de que tengan que abandonar la que ha sido su casa durante los últimos años. 

Manuel, que necesita estar conectado a un respirador, cobra una pensión de 600 euros, con la que no puede hacer frente al alquiler. La deuda que acumulan hace que les haya llegado un aviso judicial para que abandonen la vivienda este mismo martes. Unos 3.600 euros adeudan asu casera, por lo que tienen todo empaquetado para salir de la casa.

La auxiliar de ayuda a domicilio que atiende al matrimonio, Inés Garzón, en declaraciones a Canal Sur, cuenta que la ayuda con algo de comida e intentando ayudarlos a recuperar la pensión no contributiva que cobraban Encarna y su nieta hasta hace unos meses, lo que mermó los ingresos familiares.

Encarnación y Manuel se irán, de momento, a la casa de una hija, con otros dos nietos pequeños, donde estarán "apretados", hasta que encuentren una solución. El alquiler social que le ofrecieron al matrimonio hace un mes, finalmente, ha ido a parar a otra familia, por lo que tendrán que esperar. 

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído