Los gimnasios vuelven a ponerse en marcha, a mitad de aforo y extremando la seguridad

La desinfección después de cada uso y la distancia de seguridad son claves para reabrir desde este lunes

Un empleado atiende a una usuaria en un gimnasio. FOTO: Altafit
Un empleado atiende a una usuaria en un gimnasio. FOTO: Altafit

Los gimnasios vuelven a ponerse en marcha en la capital gaditana tras permanecer inactivos durante más de dos meses, con la mitad del aforo y con medidas de seguridad establecidas en cada centro. Así, después de recuperar la actividad física en las calles al alcanzar la fase 0 de la desescalada, este lunes, con la llegada a la fase 3, los gaditanos que lo deseen podrán también ejercitarse en el interior de los gimnasios.

Según ha señalado a Europa Press Javier Muñoz, director y coordinador de Altafit Cádiz-Loreto, "se ha modificado todo". Así, ha explicado que para la sala hay unos parámetros que deben cumplirse, como son la distancia de los dos metros, que las máquinas no apunten hacia otros usuarios o que haya mamparas, que en el caso de su gimnasio, "las propias máquinas las traen, entonces esa misma mampara se enfoca de manera que cubra de otra máquina".

No obstante, en Altafit Cádiz-Loreto han tenido que hacer adaptaciones de la sala para evitar el contacto entre los usuarios y "por ejemplo, las cintas, que suelen estar todas seguidas, se han colocado en diente de sierra, una delante y la otra a dos metros". De esta forma, "el 90 por ciento de las máquinas se han podido usar".

"Las máquinas en las que hemos visto que no quedaba con margen la hemos anulado para poder respetar esas normas", ha aclarado Muñoz, indicando que "en esas máquinas anuladas se han puesto unos carteles para que los usuarios sepan, sin usar esa máquina, qué pueden hacer, si usar otra o hacer peso libre".

Asimismo, en el centro que dirige Javier Muñoz "se han montado clases virtuales para que haya más amplitud y así se pueda cubrir el aforo que se ha reducido". "Si antes cabían 40 personas ahora tienes un máximo de 20, por ejemplo, para una actividad, así que hemos abierto la parrilla de actividades, hemos puesto pantallas y hacemos clases virtuales, con lo cual cubrimos esa demanda de las clases", ha relatado.

De igual forma, se controla también el aforo por zonas. "En la zona de funcional, por ejemplo, hemos visto los metros que había y hemos puesto unos puntos cada dos metros y un cartel con el número de puntos que hay. Seis puntos, seis personas", ha concretado.

Respecto al número de socios y la capacidad del gimnasio, Muñoz ve "muy difícil" que alguien se quede en la puerta. "Tenemos un aforo de 310 personas, lo que quiere decir que tendría que tener 150 personas en la instalación", ha apuntado, comentando que "eso a fecha de hoy no ocurría nunca" y que hay que tener en cuenta que ahora llega el verano, "que es una época mala para los gimnasios". "Vamos a estar con un tercio de la capacidad, cuando podemos llegar hasta el 50 por ciento", ha afirmado.

Por otro lado, se controlará también el aforo de los vestuarios. "Hemos calculado que hubiera dos metros entre personas y hemos visto que podía haber ocho o diez personas", ha precisado.

Además, se han colocado por todas las salas botes para desinfectar las manos y un desinfectante especial que simplemente con pulsarlo una vez, cae sobre la máquina y desinfecta automáticamente. "Entre los dueños de las máquinas y una empresa de biólogos han sacado el producto", ha concluido.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído