Las familias de Paola, Pilar, Inma o Sara no pueden esperar más: "Estamos pasando hambre"

Mujeres gaditanas en paro y sin apenas ingresos denuncian en un vídeo realizado por la asociación Las Desamparadas el retraso en el pago de ayudas sociales

Paola, con sus dos hijos, en una imagen reciente.
Paola, con sus dos hijos, en una imagen reciente.

Paola hace seis años que no tiene un trabajo “decente”. Desde entonces ha venido desempeñando tareas de todo tipo. Cuando era más joven estuvo como camarera en un bar, o de reponedora en supermercados. Lo último que hizo fue limpiar casas por diez euros la hora, unas dos horas, dos días a la semana. “Lo comido por lo servido”, dice esta madre gaditana de dos niños de nueve y once años a los que, durante el confinamiento, les está dando de comer a duras penas. Sin empleo, ni ella ni su marido, no puede llenar la nevera.

“Llevo tres semanas esperando las ayudas anunciadas por el Ayuntamiento”, señala Paola, en conversación con lavozdelsur.es, cuyos ingresos se reducen a los 300 euros que percibe de prestación. “Cobramos el día 2 y el día 4 ya no teníamos nada”, señala. A su familia le corresponden unos 200 euros —50 euros por cada miembro— según lo anunciado semanas atrás, un dinero que está esperando ansiosa para poder comprar alimentos. “Con eso tendremos, al menos, para una semana”, cuenta.

“Estamos pasando hambre y mucha necesidad”, relata Paola, una gaditana que no encuentra trabajo “estable” desde hace años. Desde que empezó el confinamiento, mucho menos, claro. “Hasta que nos hartemos y vayamos a la puerta del Ayuntamiento”, expresa, fruto de la “desesperación” de no tener para dar de comer a sus hijos. “No tenemos nada". Con lo que recibe de Cruz Roja o asociaciones sociales de Cádiz se las va apañando.

Sus hijos, cuenta Paola, estudian en casa como pueden, “porque no tenemos internet”. Ellos, además, no tienen dinero para imprimir los deberes que les mandan. Lo poco que llega a sus manos, es para alimentos. De hecho, hace meses que no puede pagar las facturas de luz y agua y cuenta que debe bastantes mensualidades del alquiler. “Lo primero es comer”, reseña.

Pilar, vecina de Cádiz, tiene hijos de siete y ocho años. “Estamos bastante mal”, señala. Hasta hace poco cobraba la renta activa de inserción (RAI), unos 430 euros, “pero se me ha terminado”. Ahora mismo no tiene ingresos y recibe ayuda de Las Desamparadas o de Cruz Roja. “Hace tres semanas que estamos esperando las ayudas”, insiste.

Hasta el mes pasado, Pilar estuvo trabajando en una carnicería, y anteriormente en la empresa pública de limpieza, “pero te hacen contratos de seis meses y luego… a la calle”. Ahora trabajaría “de lo que sea”, pero el confinamiento se lo impide, y no tiene forma de llenar la nevera para dar de comer a sus hijos. “Te dicen que hay retrasos con las ayudas, pero tenemos que comer”.

Las Desamparadas, en un vídeo realizado por la asociación, recoge los testimonios de varias mujeres de Cádiz. “Me llamo Inma, cobro 430 euros de ayuda, somos tres en casa y mi trabajadora social me dice que no tengo derecho a la ayuda porque no se ha modificado mi situación por el coronavirus”, cuenta una de ellas. “Soy Sara, las ayudas de asuntos sociales no han llegado, ¿cuándo van a llegar? ¿Cómo comen mis hijos?”, se pregunta otra.

https://www.youtube.com/watch?v=mfjYTwAGYYE

 

 

El Ayuntamiento de Cádiz, a través de la delegación de Servicios Sociales, anunció hace unos días que ha destinado casi 497.000 euros a ayudas para familias en situación de vulnerabilidad durante el estado de alarma. “Hemos aprobado varios decretos de ayudas de emergencia social por un total de 1.347 ayudas por un importe de 376.903 euros  que se destinarán al pago de alquileres, tratamientos médicos y ayudas económicas por el estado de alarma principalmente”, explicaba la concejala Helena Fernández.

“Seguimos trabajando día a día para poder atender a todas las familias usuarias de servicios sociales y para llegar a aquellas familias que sin serlo se están viendo afectadas por la merma de ingresos a causa del confinamiento y del decreto de alarma”, añadía Fernández, quien recordaba que a los 406.369 euros anunciados el fin de semana pasado se suman a las ayudas destinadas en las dos primeras semanas de confinamiento, sumando 496.369 euros.

El ingreso mínimo vital, para mayo

El Gobierno central ha confirmado este jueves su "compromiso" de poner en marcha en mayo el ingreso mínimo vital (IMV) de carácter permanente, del que se beneficiarán más de un millón de hogares, un recurso en el que trabajan el Ministerio de Inclusión de José Luis Escrivá y la Vicepresidencia de Derechos Sociales de Pablo Iglesias.

"Es un compromiso del Gobierno con las familias y aquellas personas que tienen serias dificultades para afrontar sus gastos básicos que el IMV esté en marcha en el mes de mayo", apunta el Gobierno, que agrega que "se estima que puede haber un mínimo de un millón de hogares beneficiarios, de los cuales aproximadamente un 10% serían familias monoparentales".

Desde Moncloa aseguran en un comunicado remitido a los medios de comunicación que los equipos de la Vicepresidencia de Derechos Sociales y del Ministerio de Inclusión "están trabajando para acelerar los trabajos para poner en marcha" ese ingreso mínimo vital (IMV) que ya estaba recogido en el acuerdo programático de coalición que cerraron Unidas Podemos y el PSOE.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído