La subida del salario mínimo desde dos 'rincones': entre crear riqueza y dificultar el negocio

Los pequeños empresarios 'absorberán' la primera gran medida del Gobierno. Algunos lo defienden, otros reniegan. Mientras, el paro sube un mes de enero como no lo hacía desde 2013

Javier Abreu, de El Rincón Granaíno, a la izquierda. Jaime Romero, de El Rincón del Culata, a la derecha. FOTOS: MANU GARCÍA
Javier Abreu, de El Rincón Granaíno, a la izquierda. Jaime Romero, de El Rincón del Culata, a la derecha. FOTOS: MANU GARCÍA
El Papel de La Voz

Ya puedes leer pinchando aquí el nuevo número de El Papel de La Voz. Edición Sabor del Sur Navidad.

Si quieres la revista en papel gratis en casa hazte socio anual en www.lavozdelsur.es/socios

El salario mínimo interprofesional estaba en 2018 en algo menos de 750 euros mensuales para un contrato de ocho horas al día. Con la llegada del PSOE al Gobierno, subió hasta los 900. Lo relevante es el cómputo anual, pues el SMI se calcula en 14 pagas. El montante final, para 2020 (pues tiene efectos retroactivos al 1 de enero), es de 13.300 euros. Si un trabajador cuenta con un convenio por encima de esa cifra, la subida del SMI no le afecta. Es sólo el que se encuentra en el rango inferior el que se beneficiará de la medida.

Por otra parte, y a pesar de ciertos bulos en redes sociales, los tramos del IRPF no se calculan sobre la totalidad del aumento. Para los 13.300 euros anuales, el IRPF es del 24%. Sin embargo, los primeros 12.450 euros tributan al 19%. Son esos 850 euros entre los 12.450 y los 13.300 los que tributan al 24%. Eso, sin restarle las muchas condiciones que van en favor del contribuyente, como el mínimo personal de 5.550 euros, que se restan a la hora de calcular el salario. Por eso, el contribuyente del salario mínimo no tendrá ni siquiera que afrontar el 24% en ningún tramo.

Una de las grandes críticas de esta subida del SMI es que, en teoría, supondrá que los empleadores contraten menos. Se lo achacan al Gobierno los partidos de derecha e, incluso, el socialista Guillermo Fernández Vara, presidente de Extremadura. La Confederación de Empresarios aceptó esta subida a regañadientes días atrás. Los sindicatos, por su parte, lo celebran. Consideran que aumentar el SMI supone un mayor poder adquisitivo entre los que, hasta ahora, menos tienen. Y supone también que tengan más dinero para gastar.

Las cifras del paro conocidas el 4 de febrero no son buenas. Es el peor año en España desde 2013. Sube en 90.000 personas. Este enero se cerró con un 3,2 millones de parados, cifras que alejan la idea de que exista una recuperación económica real después de la crisis. En el total de Andalucía, sube un 3,62%, colocándose el total en 806 mil personas. Uno de cada tres nuevos parados se generó en Andalucía. En la provincia de Cádiz, ‘sólo’ ha subido un 2,76%, algo por debajo de la media autonómica. O lo que es lo mismo, 4.083 parados más. De ellos, casi un millar en Jerez de la Frontera, con 860 parados más. De todas las provincias, es Huelva la única que se salva, con una ligera bajada del desempleo.

La lectura de las administraciones es que se trata de un paro estacional tras la campaña navideña, que genera puestos de trabajo en comercio y hostelería. Sin embargo, esta subida ha sido en esta ocasión más pronunciada. Desde dos rincones de Jerez se puede ver cómo afectará a las personas que absorberán el SMI.

Javier Abreu es propietario de El Rincón Granaíno, ubicado en la céntrica calle Porvera de Jerez. Abrió su negocio hace poco más de un lustro. Cuenta que no se puede quejar. Ha trabajado toda la vida de camarero, en malas condiciones, una profesión que dejó a un lado para sacar adelante su propio negocio. Explica que él paga por encima del SMI. “No puedo tener gente trabajando más de ocho horas, porque no sería legal y porque no trabajarían bien. Muchas veces, cuando alguien dice que si un camarero contesta mal, o lo que sea, no puedes quedarte en eso, sino también pensar en qué condiciones trabaja. Se puede ser muy profesional, pero al final, si cobra 900 euros por 12 horas, no se puede ser feliz. Hay que pagar lo que una persona merece, porque vivir conlleva muchos gastos”.

Se pone en el lugar del que estuvo siempre, el de currante por cuenta ajena. “Tengo a todo el mundo dado de alta por las horas que hace, prefiero mil veces tener esa tranquilidad. Una persona tiene que pagar su móvil, internet, el coche, el piso… Yo tengo tres hijos, piensa en cómo va a vivir una persona con todo lo que tiene que pagar sólo por 800 euros. La subida del salario mínimo me parece muy bien”.

Javier Abreu, de El Rincón Granaíno. FOTO: MANU GARCÍA

Por su parte, Jaime Romero es propietario del bar El Rincón del Culata, en plaza Aladro. Para él, “todo son gastos y no sé cómo se afrontará esta subida. Tendré que hablar con mis asesores, pero sí te digo que al final todo va de pagar, y a nosotros los empresarios no nos ayudan”. Explica que en los cinco o seis años que lleva con el bar, “no he subido nunca el precio de nada, ni la cerveza ni los desayunos…”. En esta ocasión, tendrá que estudiarlo. La subida del SMI se produce de los 900 a los 950 euros, pero indica que trabaja con márgenes estrechos. “Si hay cualquier problema con una licencia, aunque tengas todo en regla, si te pasas medio metro con la terraza, multa. Si hay cualquier cosita en el baño, multa. Todo eso en lugar de pedir que se arregle primero. Para mí, subir la cerveza 10 céntimos sería muchísimo, pero para pagar una cerveza 10 céntimos más, a la gente le cuesta. No lo puedo hacer. Espero que no cueste puestos de trabajo”.

Sea como fuere, como indica la secretaria general de Comisiones Obreras en Cádiz, “la posible relación entre subida del salario mínimo interprofesional y el desempleo se verá más adelante, pero nosotros apostamos completamente por subirlo a 950 euros porque crea riqueza. Esta última subida es pequeña en comparación la anterior, no hay nada que nos diga que destruye empleo, sino al contrario”. El tiempo dará la razón a unos o a otros.

Sobre el autor:

13041406_10209539677272942_2430658523840188634_o

Pablo Fdez. Quintanilla

Licenciado en Periodismo y Máster en Comunicación Institucional y Política por la Universidad de Sevilla. Comencé mi trayectoria periodística en cabeceras de Grupo Joly y he trabajado como responsable de contenidos y redes sociales en un departamento de marketing antes de volver a la prensa digital en lavozdelsur.es.

...saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído