La Junta supervisa los efectos de un terremoto en dos institutos de la Sierra de Cádiz

"Dentro de las aulas no hay ningún daño, no hay fisuras ni en techo, ni en paredes, ni en suelo, por lo que no hay riesgo de ocuparlas", sostienen los técnicos tras una visita a Olver y Alcalá del Valle

Grietas en un centro educativo de la Sierra de Cádiz.
Grietas en un centro educativo de la Sierra de Cádiz.

El delegado de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta en Cádiz, Miguel Andréu, ha visitado este lunes Olvera con un técnico de la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE) para conocer sobre el terreno las necesidades de IES Sierra de Líjar. En este centro, al igual que en el IES Fuente Grande de la localidad de Alcalá del Valle, es donde más se dejó sentir el terremoto de magnitud 4,5 que tuvo lugar el viernes a las 11:35 horas.

Según ha indicado la Junta, Andréu ha comprobado que existe una abertura de la junta de dilatación entre el edificio principal y la última ampliación del mismo, aunque según la valoración del técnico de APAE "dentro de las aulas no hay ningún daño, ni hay fisuras ni en techo, ni en paredes, ni en suelo, por lo que no hay riesgo de ocuparlas".

Aún así, el delegado ha señalado que "la actuación de recalce o consolidación de aquella estructura, que aún no presentando un riesgo evidente, necesita a medio plazo estabilizarse para que no vaya a mayores, será incluida en la programación de la agencia".

Con respecto al centro alcalareño Fuente Grande, las consecuencias del temblor de tierra han sido "más superficiales, con algún azulejo y cristal rotos y fisura en tabiquería, pero el edificio es bastante nuevo y no hay ningún riesgo", a juicio del mismo técnico. Por ello, las clases se han impartido con normalidad.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído