Un juzgado ordena "conservar" la estatua de Franco retirada de Melilla en febrero

La ciudad autónoma retiró la estatua dedicada al dictador, que fue colocada tras aprobarse en un pleno de la corporación en el año 1975

Estatua de Franco, en Melilla, antes de ser retirada.
Estatua de Franco, en Melilla, antes de ser retirada.

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Melilla ha ordenado, a través de una sentencia, "conservar la estatua dedicada a Francisco Franco Bahamonde", retirada de la vía pública el 23 de febrero de 2021, "hasta que no se resuelva el pleito principal" tras la demanda contra el pleno de la Asamblea de Melilla interpuesta por la Plataforma Patriótica Millán Astray, que reclama su reposición. Según el auto judicial, al que ha tenido acceso Europa Press, el magistrado Fernando Germán Portillo señala que "se deniega la solicitud principal de medida cautelar de reposición de la estatua deducida por la representación procesal de Plataforma Patriótica Millán Astray".

En cambio, acuerda admitir "la solicitud subsidiaria de medida cautelar igualmente deducida por la representación procesal de la Plataforma Patriótica Millán Astray y, en su consecuencia, se ordena a la Ciudad Autónoma de Melilla que custodie y conserve la estatua dedicada a Franco, retirada de la vía pública por virtud de Acuerdo de la Asamblea de 22 de febrero de 2021, y ello a expensas de lo que pueda resolverse en el pleito principal". La efigie envuelta en plástico, está guardada en una caja de madera en el Almacén General de Melilla, propiedad de la ciudad autónoma.

En el auto judicial, el Contencioso-Administrativo número 3 de Melilla señala que "consumada la retirada de la estatua, ya no es posible suspender provisionalmente la eficacia de la resolución impugnada por la vía de suspender su ejecución, que sería lo propio. Ésta ya se produjo antes de que se interpusiese el presente recurso". La sentencia no es firme y contra la misma cabe recurso de apelación ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Ceuta y Melilla.

Melilla retiró el pasado 23 de febrero la estatua dedicada al dictador Francisco Franco en la ciudad, que fue colocada tras aprobarse en un pleno de la corporación en el año 1975 después de la muerte del general y colocada en la vía pública en 1978. La medida se produjo tan solo 24 horas después de la decisión adoptada por el pleno de la Asamblea de la Ciudad Autónoma con los votos a favor del PSOE, CPM, Cs y un diputado no adscrito, el exlíder de Vox Jesús Delgado Aboy; con la abstención del PP y el voto en contra del único parlamentario de Vox.

La retirada la tarde del 23 de febrero, coincidiendo con el 40 aniversario del golpe de Estado del 23-F, se realizó por sorpresa después de que por la mañana el presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro (con expediente de expulsión de Cs), dijera que se quitaría "lo antes posible", pero sin especificar día y hora, cuando fue preguntado por ello por los medios de comunicación en rueda de prensa.

Un importante dispositivo de operarios y fuerzas de seguridad montado a la entrada del puerto dio la pista del inicio de los trabajos para sacar de la vía pública la efigie de Francisco Franco y las placas que le acompañaban, entre ellas una principal en la que se podía leer 'Melilla al Comandante de La Legión Francisco Franco Bahamonde 1921-1977'. Los trabajos de demolición de la base de hormigón sobre la que se situaba una imagen de Franco vestido con traje de campaña legionario, bastón de mando en una mano y unos prismáticos en otra, duraron más de una hora, tiempo en el que ha concitado la presencia de curiosos, si bien todo transcurrió con normalidad y sin incidentes.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído