Juan Francisco Valle, el guardia civil jerezano héroe en Ceuta: "El bebé estaba frío, no gesticulaba"

"Fue un poco traumático, por desgracia perdimos a una persona", relataba el agente, buzo en la Ciudad Autónoma que estuvo desde el lunes en los primeros momentos de esta crisis

Juan Francisco Valle, en una imagen que ejemplifica lo crudo de la crisis en Ceuta.
Juan Francisco Valle, en una imagen que ejemplifica lo crudo de la crisis en Ceuta.

Juan Francisco Valle, el guardia civil jerezano que ha salvado la vida de un bebé en Ceuta, en plena crisis, ha explicado la situación vivida desde el lunes, con la llegada de miles de marroquíes a través de la playa del Tarajal. "La única intención que tenían era llegar como fuera", ha explicado en Herrera en COPE. Mientras aún hay quien dice que todo es un montaje -pensar que una noticia real es un bulo es otra consecuencia de la era de las fake news-, el agente de Jerez, destinado en Ceuta como buzo, contaba en el programa a primera hora de la mañana que les habían vuelto a llamar para que su unidad volviera a la playa a trabajar.

"Iban con lo que les cogieran", desde botellas vacías a flotadores de juguete. "Algunos con chaleco de corcho, que los llevaban mal puesto, como mochilas, que hacían que la cabeza se le metiera dentro del agua".

Allí, ya el lunes "estábamos atentos de los más vulnerables". Entre ellos, padres y madres "que llevaban a sus hijos amarrados como podían. Los echaban en la espalda con telas y ropa, como fuese. Cada vez que veíamos a un niño encima de una persona, nos íbamos". 

De hecho, llegaron a entrar "mi compañero Braulio y yo" en zonas donde "no teníamos que meternos. Fuimos inmediatamente a por la madre y el niño. El bebé estaba helado, frío y no gesticulaba". La madre llevaba a ese bebé en la espalda. "Se echó al agua y nada más verlo, fuimos a por ellos. A veces no sabíamos si eran ropa, mochilas, o bebés. Fue un poco traumático". 

Exactamente, "no puedo decir si la madre entró con mi compañero. Fueron muchos bebés y niños, pero también muchos mayores". "Por desgracia, hubo una persona que no nos dio tiempo a  verla. Era imposible. Había mucha gente. Estábamos en el meollo para llegar. Una persona que se está ahogando, no le da tiempo casi ni a darse cuenta de qué está pasando. Los cogemos como podemos. Lo primero es sacarlo completamente del agua. Mi intención con el bebé era salir lo antes posible y que no tocara el agua".

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído