"Invito a Abascal a ver cómo los 'mena' de los que habla se hartan de trabajar en Huelva con 18 años"

Tres ONG logran que 120 extutelados -entre ellos 15 que quedaron sin techo en Jerez hace una semana- trabajen la campaña de los frutos rojos y los 'berries': "No es el sueño que tenían de Europa, es un trabajo duro pero viven dignamente. ¿Por qué no trabajan los que están en los barrios sin hacer nada?"

Bustillo, en el centro, junto a algunos de los chicos que han comenzado a trabajar en Huelva.
Bustillo, en el centro, junto a algunos de los chicos que han comenzado a trabajar en Huelva.

Hace una semana, 15 jóvenes inmigrantes de 18 años quedaban en la calle en Jerez tras no encontrar sitio en el albergue municipal. Habían llegado desde Melilla, donde al cumplir la mayoría de edad dejaban de tener un techo. Los menores extranjeros no acompañados, llegados a España y sin familia, reciben respuesta de las administraciones autonómicas. Pero posteriormente quedan desamparados, como denuncian organizaciones sociales desde hace años. Esta semana, en la campaña de Madrid, un cartel de Vox aseguraba que cobraban miles de euros mensuales, un dato falso. "Si fuera verdad, ¿por qué iba a haber 120 en la campaña de frutos rojos de Huelva?", señala Michel Bustillo, de la asociación Voluntarios por otro Mundo, con sede en Jerez. 

Junto a otras dos asociaciones, Amani, de Granada, y Familias Solidarias por el Desarrollo, han elaborado una bolsa de empleo para esos chicos de 18 años que no tienen recursos y sí riesgo de no tener cómo salir adelante. "Si tuvieran la paguita, no irían allí. Es un trabajo durísimo y la realidad es que, por las razones que sean, no lo quieren hacer españoles". Esos 15 chicos de Jerez o están empleados o llegarán a Huelva la próxima semana.

"El paracetamol y los antiinflamatorios hacen falta, porque es duro. Pero quieren trabajar"

Así, están trabajando por un convenio con la patronal de la fresa de Huelva. "No es el sueño de Europa que tenían, pero les explicamos que con la pandemia es la realidad que hay en España. Estuvieron también en diciembre recogiendo naranjas en Brenes. Nos hemos propuesto que encadenen contratos con otras zonas de España para que vayan a Lleida o Galicia a trabajar cuando acaben en Huelva".

En este trabajo "se cobra acorde a ley, 42 euros la jornada más nueve euros por hora extra, si las quieren. Viven en módulos dignos, con baños, utensilios para la higiene. Se levantan a las seis y media de la mañana y vuelven hartos de trabajar a las seis de la tarde. El paracetamol y los antiinflamatorios hacen falta, porque es duro. Pero quieren trabajar".

Uno de los chicos empleados en Huelva.
Uno de los chicos empleados en Huelva.

Y, señala Bustillo, "nuestro proyecto no está restringido solo a estos chicos, sino que lo abrimos con asociaciones en Jerez y con Servicios Sociales en Chiclana y no ha tenido éxito. No han querido y los pocos que van se vuelven. Hace falta mano de obra en Huelva y así me lo transmiten los empresarios". 

"Vámonos por barrios de Jerez, a ver a estos chicos que no están en la escuela, en un FP, que no hacen nada, que están mantenidos por padres, abuelas, tías... ¿Por qué no se van a Huelva? Dirán que les explotan. Yo he estado allí, hablamos todas las semanas con los chicos, hacemos asambleas con ellos, hablamos con los empresarios, y es que el trabajo es duro, pero creo que nos hemos acomodado", señala Bustillo. 

Respecto a las denuncias de incumplimientos de derechos básicos en Huelva, con escándalos como abusos sexuales a mujeres marroquíes, Bustillo cree que "se debe seguir un modelo. Yo hago una cierta función. Hablo con los dueños de las fincas y trabajo para que les dejen librar, que no les hablen a gritos, que roten las cuadrillas. Vamos pidiendo cambios y eso no es fácil. Es un trabajo necesario".

"Ellos están en generar odio, en el racismo, la xenofobia, que con poco que tengas cultura no te puede encajar"

Por otra parte, añade que "los extutelados, hay que tenerlo claro, no están solo para coger fresas. Tienen 18 años y muchos de ellos son ejemplos que querría tener en casa, una educación que ya quisiera para mis hijos. No es el futuro que queremos para ellos, no nos conformamos, pero estamos en la coyuntura de la pandemia. Tienen un potencial muy grande, más para un país con una natalidad invertida, porque nos faltan jóvenes. ¿Por qué no aprovechamos a esta juventud?".

Además, Bustillo es claro sobre los casos de xenofobia. "Invito a Vox Jerez, a Vox Chiclana, a Santiago Abascal, a quien quiera, a que se vengan dónde están estos menas de los que hablan. Hartos de trabajar con 18 años, con mucha madurez. Pero ellos están en generar odio, en el racismo, la xenofobia, que con poco que tengas cultura no te puede encajar. Atacan a los vulnerables, es muy ruin". Y eso "les genera dolor. Y como me siento un poco el padre de todos ellos, tras 17 años trabajando con extutelados, me duele como a un padre cuando a un hijo le hacen daño. No permito que cuatro ineptos e incultos se aprovechen de generar odio por un poco de poder y de ego".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios (2)

lou Hace 10 días
Yo invitaria a Abascal a una jornada de trabajo de ocho horas, solamente a eso
Adrian Hace 10 días
Con 18 años no se es "mena" se es mayor de edad, y si es mena no tiene 18 años y eso de trabajar en el campo no muy legal, depende de horas ... Voluntario en centro de menas mas de 5 años y lo que dice Vox no solo es verdad sino que se queda corto. Muy corto.
Ahora en portada
Lo más leído