Insulta a gritos de "ladrón y rojo" a Baltasar Garzón mientras cena en la terraza de un restaurante de Jerez

El incidente no fue a mayores por la templanza que mostró el que fuera juez de la Audiencia Nacional, que incluso fue él mismo a tratar de calmar los ánimos del exaltado

El exjuez Baltasar Garzón, en medio del incidente sufrido en el conocido restaurante de la plaza de la Yerba, en Jerez, este pasado viernes. LAVOZDELSUR.ES
El exjuez Baltasar Garzón, en medio del incidente sufrido en el conocido restaurante de la plaza de la Yerba, en Jerez, este pasado viernes. LAVOZDELSUR.ES

El que fuera juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, ha sufrido en la noche de este pasado viernes un incidente mientras cenaba con la fiscal general del Estado y ex ministra de Justicia, Dolores Delgado, y unos amigos en la jerezana plaza de la Yerba. Pasadas las diez y media de la noche, siempre según testigos presenciales, un individuo de mediana edad comenzó a proferir improperios e insultos al exjuez, que se encontraba en la terraza del restaurante La Cruz Blanca disfrutando de una cena durante su fin de semana en la ciudad.

Al grito repentino de "rojo, ladrón, traidor, vete de aquí, sinvergüenza...", estas fuentes confirman a lavozdelsur.es que el agresor verbal "iba acompañado de otras parejas en el momento de los hechos", unos instantes que provocaron mucha tensión entre los comensales que se encontraban cenando en el exterior del céntrico negocio hostelero.

"Él quizás esté acostumbrado a esas situaciones, pero la verdad que para nosotros ha sido muy desagradable, una situación muy incómoda y fuerte, que ese impresentable, una persona ya mayorcita que se veía que no estaba en muy buenas condiciones, haya empezado a insultarle a gritos. No estaba ni cenando allí, se acercó mientras paseaba por la calle Consistorio. Pensaba que le iba a dar la mano y hacerse una foto, pero empezó a decirle de todo, los gritos se debían escuchar desde la calle Larga", han asegurado las mismas fuentes a este periódico.

Sin embargo, Baltasar Garzón, con toda calma, se dirigió al individuo para pedirle que se calmara, sin que ni siquiera mediaran los dos guardaespaldas que le acompañaban, aunque lejos de deponer su actitud el individuo siguió con sus gritos e insultos, hasta que finalmente se marchó.

Las mismas fuentes aseguran que muchos de los clientes que estaban cenando acabaron aplaudiendo al exjuez por su templanza y actitud, "independientemente de la ideología de cada uno eso no fue normal", ante la desagradable situación. Desde La Cruz Blanca, ha sabido este medio, lamentaron que Garzón pudiera llevarse esa imagen de Jerez, a lo que al parecer respondió que conocía bien esta tierra y que no era más que un incidente desagradable, pero aislado, que en nada representa a esta ciudad.

En julio del año pasado, Juan Carlos Monedero, uno de los fundadores de Podemos, denunció en sus redes sociales que también fue increpado mientras se encontraba en un bar de Sanlúcar de Barrameda. El exsecretario de Proceso Constituyente y Programa del partido morado compartió un vídeo en el que se oían los gritos homófobos que, como en el caso del exjuez, le dedicaron unos radicales exaltados.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído