La Guardia Civil auxilia a multitud de coches que fueron a ver la nieve en Valencia

Además, el Instituto Armado se ha visto obligado a desplegar un dispositivo especial para atender las incidencias que han surgido por los usuarios que se han acercado a las zonas de nieve en la Comunidad Valenciana

Coches atrapados al ir a ver al nieve en Valencia. Autor: Guardia Civil
Coches atrapados al ir a ver al nieve en Valencia. Autor: Guardia Civil

Efectivos de la Guardia Civil han realizado en las últimas 24 horas "multitud" de auxilios y apoyos a conductores de vehículos que han tenido diversas incidencias en carreteras y que se habían dirigido a visitar zonas con nieve, especialmente de la provincia de Castellón.

Pese a las recomendaciones para no visitar estas zonas o conducir con vehículos privados por carreteras afectadas por el temporal, se han registrado numerosos incidentes relacionados con la llegada de visitantes que ha dificultado las labores del personal de carreteras, emergencias y guardia civil, según el balance de las 19:30 horas facilitado por la Delegación del Gobierno.

Asimismo, en la tarde de este domingo ya no permanece ningún camión retenido en carreteras de la Comunitat Valenciana a causa de embolsamientos. La Guardia Civil ha procedido a desembolsar durante la primera mitad del día los camiones que permanecían retenidos en la A-23, los últimos que quedaban, en convoyes pequeños.

Patrullas del Subsector han informado periódicamente a los camioneros de los motivos de las restricciones de circulación de vehículos pesados. La decisión se tomó porque las carreteras de las provincias limítrofes y Madrid se encontraban en nivel rojo de circulación y existía un riesgo extremo de quedar bloqueados en las carreteras, con un consiguiente peligro para los camiones por falta de avituallamiento y por la dificultad de actuar las máquinas quitanieves sobre la calzada.

Además, el Instituto Armado se ha visto obligado a desplegar un dispositivo especial para atender las incidencias que han surgido por los usuarios que se han acercado a las zonas de nieve.

La Guardia Civil ha actuado durante todo el día para corregir algunas infracciones en materia de seguridad vial, por estacionamientos indebidos u obstaculizando el tráfico. A primera hora de este domingo, la Delegación y Guardia Civil acordaron cerrar todas las vías que se estimaran oportunas para que los trabajos de recuperación, conservación de carreteras y emergencias se desarrollaran sin incidencias.

Actuaciones

Este domingo, la Guardia Civil de Castellón ha realizado devoluciones de vehículos en el km 40 de la N-232, sentido Vinaròs. Una de las patrullas se ha establecido en el cruce de la N-232 con la CV-128 (carretera de Catí).

Además, varias máquinas quitanieves estuvieron sin servicio por los vehículos acumulados en la carretera de Sacañet y Teresa. También se ha cortado la CV-166 (carretera de acceso a localidad de Benassal) por la afluencia masiva de vehículos y personas y una patrulla se ha dirigido a Ares del Maestrat después de que el Ayuntamiento solicitara colaboración por el mismo motivo. La apertura de carreteras se ha escalonado.

En Alicante, se ha cerrado la CV-800, PK. 18 (Xixona) y 35 (Ibi). En la CV-780, con nivel rojo y cortada desde Xixona, se han llegado a acumular entre 30 y 40 vehículos a los que se les ha obligado a dar la vuelta. No obstante, todo el tramo de autovía A-31 se encuentra en buenas condiciones y no hay restricciones a la circulación.

En Valencia, se han registrado más de 10 kilómetros de retenciones en la A-3 (Km. 297 a 315) y la Guardia Civil ha cortado el paso para evitar aglomeraciones y mantener las vías despejadas por seguridad.

Los miembros del área de seguridad ciudadana de la Guardia Civil de Castellón han asumido tareas de vialidad en vías principales de largo recorrido y labores de auxilio y apoyo en vías locales a ciudadanos pequeñas poblaciones, grupos vulnerables, granjas o personas enfermas. En total, más de 100 patrullas de la Guardia Civil, con 230 agentes, han estado operativas en los últimos dos días en la Comunitat.

Asimismo, se han utilizado más de 6.000 toneladas de sal en las vías principales de la Comunitat por la intensidad de las nevadas. Entre operarios, vigilantes, personal de información, de coordinación y los mandos, unas 150 personas de la demarcación de carreteras trabajan en la Comunitat Valenciana por la intensidad del temporal.

En Alicante, la demarcación realiza tratamientos preventivos para evitar la formación de placas de hielo. En Castellón, los principales problemas se dan en la N-232 en el entorno de Morella y en la A-23 en la subida a Barracas. En esta zona trabajan tanto máquinas de empuje como equipos preventivos.

 

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído